Realidad virtual para que los vuelos sean más placenteros

  • 12 febrero 2014

Las turbulencias, el espacio reducido para las piernas y los niños llorones, son algunas de las fuentes de estrés que toca soportar los viajeros de avión. Pero esto es algo que podría quedar en el pasado gracias a una tecnología que están estudiando científicos de la Universidad de Nottingham.

La nueva tecnología se propone distraer a los pasajeros de las molestias transportándolos a un lugar idílico.

"Tenemos que aguantar ruidos, olores, llanto desconsolado. Lo que esta investigación hace es ver si la tecnología puede incrementar la comodidad de los pasajeros", dice Mirabelle D' Cruz, de la Universidad de Nottingham.

Realidad virtual
El avión del futuro podría no tener ventanas

El experimento se efectúa con una cápsula sujetada por un brazo robótico que simula las turbulencias que se pueden experimentar durante un vuelo.

Pero lo que el pasajero percibe es un vuelo virtual en una alfombra sobre una isla tropical, lo que puede ayudar a distraer su mente de los bruscos movimientos del avión y a disipar el miedo a tener un accidente.

"En el futuro, tendremos un teléfono móvil que, cuando estemos sentados en el avión, podremos enchufar a un aparato con todas las cosas que nos interesan y uno podrá ponerse una máscara y visitar diferentes mundos", explicó Joaquin Tesch, uno de los científicos a cargo del proyecto.

El avión del futuro podría no tener ventanas: las paredes podrían funcionar como pantallas, del mismo modo que el espaldar de los asientos.

Según los científicos, varias compañías estarían interesadas en financiar la nueva tecnología.

El constructor de aviones Airbus también está involucrado en el proyecto, que podría hacerse realidad en los vuelos a partir de 2050.