BBC navigation

El náufrago salvadoreño vuelve a su país

Última actualización: Martes, 11 de febrero de 2014
Casa de la familia Alvarenga en Garita Palmera

Alvarenga no habló mucho tras bajar del avión en el Aeropuerto Internacional de San Salvador.

José Salvador Alvarenga, el náufrago salvadoreño, lucía visiblemente agotado al bajar del avión en el Aeropuerto Internacional de San Salvador, luego de un largo viaje que lo trajo de vuelta a su país natal tras una casi interminable travesía a la deriva.

Lo único que pudo articular antes de dejar la terminal a bordo de una ambulancia fue un "no hallo qué decir".

Se espera que pase las próximas horas en el hospital San Rafael de la capital salvadoreña antes de viajar a Garita Palmera, el pueblo donde vive su familia.

El hombre que apareció en las Islas Marshall tras haber pasado -según su historia- 13 meses en alta mar, sigue siendo el centro de una noticia que se ha convertido en un asunto de interés planetario y, para muchos salvadoreños, lo más notable desde los acuerdos de paz de 1992.

Alvarenga salió la víspera de las Islas Marshall rumbo a Hawai. De allí voló a Los Ángeles. Al llegar a ambos destinos fue sometido a evaluaciones de salud para determinar si era posible continuar su viaje. La parada en California tardó un poco más, por lo que muchos dudaron de que el hombre completaría la ruta el mismo martes.

Finalmente llegó, poco antes de las 08:00 pm, hora local.

La mayor noticia desde 1992

"Esta es una noticia de las más grandes, no solo del año, sino en varias décadas en este país", explica desde San Salvador, la enviada especial de BBC Mundo, Lorena Arroyo, quien destacó la cantidad de medios nacionales y extranjeros que están cubriendo la noticia de la llegada de quien es sin duda el salvadoreño más ilustre del momento.

"Los colegas me aseguran que desde 1992, cuando se firmaron los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra civil no había habido una noticia tan grande sobre El Salvador. Pero sobre todo están contentos porque se trata de una positiva".

Familiares

En Garita Palmera esperan a José Alvarenga.

Arroyo advierte que hay un cierto escepticismo entre algunos que no terminan de creer la historia de Alvarenga, pero afirma que de sus conversaciones con colegas salvadoreños se puede concluir que "se sienten orgullosos de que esa 'historia de valentía', como la llaman, se conozca en todo el mundo".

"El interés no es sólo mediático. Ha sido el tema de conversación de muchos salvadoreños desde que se conoció la noticia el 30 de enero. La gente tiene ganas de oír el testimonio de su propia boca. De saber cómo sobrevivió esos 13 meses que supuestamente estuvo en el mar".

Sin embargo, la periodista Rosana Ruiz del canal 12 de Telenoticias, explicó a nuestra enviada que los pescadores de la zona de la que salió Alvarenga aprenden a sobrevivir las condiciones extremas que a veces implica la pesca.

"La mayoría de los hombres de Garita Palmera trabajan en la pesca. Para él no era inusual salir a buscar el sustento en el mar. Algunos pescadores de la zona dicen que ellos aprenden a subsistir comiendo peces crudos como él describe que hizo", explica Ruiz.

Regreso a casa

Mientras tanto, Garita Palmera está engalanada para la ocasión con globos, música, comidas y un inmenso cartel de bienvenida a la entrada de la humilde casa.

No es para menos, no sólo se trata de una historia de sobrevivencia de repercusiones internacionales, sino de un reencuentro familiar.

Alvarenga dejó este pueblo hace más de 14 años para buscar una mejor vida en México y, según contaron a BBC Mundo sus padres, en todo ese tiempo sólo habían logrado hablar con él una vez por teléfono.

"Da compasión verlo y a mí me da sentimiento ver a mi hijo así. Lo he llorado a mi hijo, ver la situación en la que está, pero también le pido a Dios ver a mi hijo como era antes", le dijo a BBC Mundo José Ricardo Orellana, el padre de Alvarenga, al día siguiente que se conoció la noticia de su aparición.

pescadores en una playa de garita palmera, El Salvador

Los pescadores de Garita Palmera están orgullosos de la historia de "valentía" de Alvarenga.

Alvarenga apareció en el atolón de Ebon, de las Islas Marshall, donde fue asistido por un científico noruego que desarrolla un investigación en la zona.

Aunque el noruego no hablaba español, ni el salvadoreño hablaba inglés, el científico dio la voz de alarma a las autoridades en la capital, Majuro. Allí entraron en contacto con diplomáticos de México en la región, ya que en principio se pensó que el náufrago era mexicano.

Según el relato de Alvarenga, el pescador había salido de un pueblo de Chiapas, en el sur de México, a pescar tiburones en un pequeño barco de fibra de vidrio, cuyo motor se averió, por lo que quedó a la deriva.

A bordo iba también un compañero de origen mexicano, que no sobrevivió la travesía que Alvarenga asegura haber resistido alimentándose de pescado crudo y bebiendo sangre de tortuga.

Siga a la enviada especial de BBC Mundo a Garita Palmera, El Salvador clic @bbc_arroyo

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.