Cómo se formó la Pompeya de los animales prehistóricos

  • 5 febrero 2014
Animales de Jehol
Los fósiles de un dinosaurio (izquerda) y dos aves primitivas (centro y derecha) muestran el instante en que estos animales murieron.

Hace 120 millones de años, un dinosaurio emplumado y muchos otros animales primitivos quedaron atrapados en una muerte instantánea y violenta.

Los fósiles de estas criaturas originarias del Cretácico inferior llegaron excepcionalmente conservados hasta nuestros días, y los expertos creen que fueron erupciones volcánicas similares a la explosión que golpeó la ciudad romana de Pompeya.

Como los residentes de aquella ciudad, los animales fueron sepultados por las cenizas y congelados en el tiempo en su último estertor.

Erupción volcánica
La explosión de gas caliente, polvo y cenizas de las erupciones habría matado a los animales al instante.

"Los científicos tenían curiosidad desde hace tiempo por saber cómo murieron estos animales y cómo fueron excepcionalmente preservados", dijo Baoyu Jiang, de la universidad china de Nanjing, autor del trabajo que ahora publica la revista especializada Nature Communications.

El yacimiento de fósiles de la provincia de Lianoning, en el noreste de China, que data de hace 120-130 millones de años, ha desconcertado durante años a los investigadores.

Aquí fue desenterrado un grupo ecléctico de animales –conocido como "biota de Jehol"– que incluye el primer dinosaurio emplumado conocido, mamíferos primitivos, aves, insectos y peces.

El lugar es tan rico en fósiles muy bien preservados que ha transformado el conocimiento de los paleontólogos sobre esta era antigua, dando pistas sobre la evolución y la diversidad de la vida en aquel momento.

En pleno movimiento

Enterradas juntas, estas criaturas están notablemente conservadas y parecen haber sido víctimas de un enorme evento mortífero.

Ahora, los científicos sostienen que erupciones volcánicas fueron las responsables.

Los bosques de coníferas y lagos en los que una vez vivieron estos animales estaban rodeados de volcanes, y los investigadores creen que grandes explosiones lanzaron una ola de gas increíblemente caliente, cenizas y roca –conocida como flujo piroclástico– a través del paisaje.

Pompeya
Los habitantes de Pompeya murieron sepultados por el flujo piroclástico.

El equipo dice que esto pudo haber sido similar a la erupción del Vesubio en el año 79 a.C., que arrasó Pompeya.

Como la gente que vivía en la ciudad, los animales primitivos podrían haber muerto en un instante y haber sido sepultados por una densa capa de cenizas.

Su posición sugiere que las criaturas murieron en pleno movimiento, con sus extremidades flexionadas y las espinas dorsales extendidas.

Los científicos creen que los animales estaban juntos porque sus cadáveres fueron arrastrados por la fuerza de la explosión y depositados en una misma área.

"Todos los fósiles estudiados están directamente empotrados en flujos piroclásticos. Y los animales preservados se caracterizan por sus posturas de enterramiento y muestran evidencias de carbonización, similar a aquellas asociadas a las víctimas de Pompeya", explicó Jiang.

Los expertos dicen que los sedimentos en el lecho de fósiles revelan que probablemente ocurrieron varias erupciones durante el Cretáceo inferior, y la mayoría fueron pequeñas pero muy violentas.

"Estas nuevas observaciones confirman y aclaran los que se sospechaba", comentó al respecto Mike Benton, paleontólogo de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, al ser consultado por la BBC.

"Pero los autores fueron un paso más allá al sugerir que a todos los animales de Jehol los mataron, transportaron y preservaron de forma excepcional los flujos piroclásticos".

"Esto desafía considerablemente las ideas previas que asumían que la mayoría de los animales vivían en y cerca de los lagos en los que fueron encontrados, y que podían haber sido trasladados por ríos regulares u otros medios", añadió Benton.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.