La supernova 2014J en su máximo esplendor

  • 1 febrero 2014
Supernova 2014J
Imagen tomada por el telescopio espacial Swift de la Nasa el 22 de enero pasado.

Murió hace 12 millones de años, pero la luz del violento final de una estrella recién ahora se acerca a la Tierra y se espera que este domingo alcance su máximo esplendor.

El espectáculo que ofrece en el cielo la supernova 2014J, descubierta el pasado 21 de enero, tiene a astrónomos profesionales y aficionados de todo el mundo alborotados, puesto que es una rara oportunidad de observar la explosión de una estrella en una galaxia cercana.

El luminoso evento fue avistado en la Galaxia del Cigarro o Messier 82 (M82), una galaxia que se considera "vecina", a unos 12 millones de años luz, y que es una de las preferidas por los amantes de la observación estelar porque tiene un activo centro formación masiva de estrellas, tal como reporta la revista especializada Sky&Telescope.

Steve Fossey, astrónomo y profesor de University College London (UCL), en Reino Unido, la descubrió cuando estaba observando a M82 junto a un grupo de estudiantes y con un modesto telescopio de 35 cm.

Ellos dieron la voz de alarma, y ahora telescopios espaciales y terrestres apuntan hacia la supernova, cuyo brillo durará unas semanas y en estos días se encuentra muy cerca de su punto máximo, previsto para este domingo.

Lea también: Una supernova cercana iluminará el cielo

Cómo verla

Supernova 2014J
La brillante supernova fue avistada por un grupo de estudiantes en Londres.

Para observadores que se encuentren en latitudes centrales y del hemisferio norte, la Galaxia del Cigarro se puede ver bastante arriba hacia el noreste cuando cae la noche.

La magnitud de la supernova es tal que, según dicen los expertos, es visible con sencillos instrumentos ópticos, incluso con binoculares, aunque deben ser de cierta calidad.

Sin embargo recomiendan apurarse –y apoyarse en un detallado mapa estelar para localizar la galaxia– antes de que la Luna creciente comience a hacer sentir su presencia.

Los astrónomos creen que se trata de una supernova tipo Ia, lo que significa que se produce tras la explosión de una enana blanca.

Eso, y su cercanía, la convierten en un objeto muy valorado porque su luz es útil para medir el tamaño y el ritmo de expansión del Universo.

Por eso, los expertos esperan que SN 2014J ofrezca nuevos detalles sobre lo que ocurre exactamente en estas explosiones luminosas.

Cómo la descubrieron

Supernova 2014J
Su cercanía y el hecho de que sea la explosión de una enana blanca hacen que sea muy valorada por los astrónomos.

Los estudiantes de UCL en Londres participaban de una clase de observación con telescopio con el astrónomo Steve Fossey cuando notaron lo que parecía ser "una estrella nueva".

"Un minuto estábamos comiendo pizza y cinco minutos más tarde estábamos ayudando a descubrir una supernova. Yo no lo podia creer", dijo Tom Wright, uno de los estudiantes.

"Apuntamos el telescopio a Messier 82, es una galaxia bastante brillante, muy fotogénica. Pero tan pronto como apareció en la pantalla, no me pareció normal", le contó Fossey a la BBC.

"Apuntamos otro telescopio, obtuvimos otro encuadre, y entonces fue cuando supe que era una supernova".

El astrónomo enseguida consultó a otros colegas y finalmente la Unión Astronómica Internacional confirmó su cualidad de supernova y la catalogó como SN 2014J.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia