Cuba inaugura el puerto más moderno de la región

  • 27 enero 2014
Dilma Rousseff y Raúl Castro
Brasil le concedió a Cuba un crédito de US$800 millones.

Los presidentes de Cuba y Brasil, Raúl Castro y Dilma Rousseff, junto a otros mandatarios de la región, inauguraron la terminal de contenedores del Puerto del Mariel, la obra ingeniera de mayor complejidad y el proyecto económico más ambicioso emprendido en los últimos 50 años en la isla.

Se trata de la creación de un puerto capaz de recibir a los barcos Super-Post-Panamá, los de mayor calado, que está dotado con una terminal de contenedores capaz de atender las necesidades de Cuba y prestar servicio a otros países del área.

Además, en torno al puerto se inicia una gigantesca Zona Especial de Desarrollo Económico, para recibir inversiones extranjeras, que se regirán por legislaciones especiales y diferentes fórmulas de contratación laboral.

La inauguración se realizó en el marco de la II Reunión Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), que se desarrolla en La Habana con la presencia de todas las naciones del continente, excepto EE.UU. y Canadá.

Más de US$1.000 millones

Terminal de Contenedores
La terminal del puerto del Mariel podrá mover más de 800.000 contenedores al año.

Las obras dotaron a Cuba del primer puerto con capacidad de recibir barcos de 200.000 toneladas, y sus cuatro grúas pueden mover alrededor de 822.000 contenedores de 20 pies cada año, el doble de capacidad actual del puerto de La Habana.

En el Mariel se ha dragado un canal con una profundidad de 17,9 metros, suficiente para que puedan entrar los barcos de mayor calado, una obra que era imposible realizar en la capital debido a que la entrada de la bahia es atravesada por un túnel.

Los administradores aseguran que Mariel es la terminal más moderna de América Latina y la mandataria brasileña explicó que el proyecto se realizó con créditos de su país por valor de unos US$802 millones y que se ampliarán a otros US$290 millones más para los próximos 24 meses.

El 99% de los trabajadores que se emplearán en el puerto son cubanos, muchos de los cuales se formaron en Argentina y China. Y para agilizar los trámites, las operaciones se realizan de forma digital, según explicó a la prensa el Director General de la Terminal, Charles Baker.

Los controles son muy estrictos, las instalaciones cuentan con una planta de control de radioactividad y la entrada y salida de contenedores es registrada con video para determinar en qué vehículo se transportan y hasta qué chófer conduce el camión.

La administración queda en manos de una empresa de Singapur, que dirige terminales en 15 países, mueve 30 millones de contenedores al año y emplea a 29.000 trabajadores. Es uno de los mejores operadores del mundo, dijo Raúl Castro.

Un Hong Kong cubano

Marcelo Patat
El jefe de operaciones aseguró que es la terminal de contenedores más moderna de América Latina.

La Zona Especial de Desarrollo del Mariel está ubicada a 50 km al este de la capital, abarcará una superficie inicial de 45 km cuadrados pero se planea que siga creciendo hasta los 400 km2. Allí las inversiones extranjeras recibirán facilidades similares a la de una zona franca.

En realidad lo que las autoridades cubanas parecen buscar en Mariel es un espacio libre del sinnúmero de ataduras legales que existen en el resto del país tras 50 años de una legislación socialista que limita la actividad empresarial y el crecimiento económico.

Ya existen muchas empresas brasileñas interesadas en invertir, sobre todo en el sector agroindustrial y el farmacéutico, le dijo a BBC Mundo Hipólito Rocha, director de la agencia que promueve el comercio entre Brasil y Cuba.

Brasil está aumentando su presencia en Cuba, solo en Mariel han participado mas de 400 empresas de ese pais, el comercio alcanza la cifra anual de US$500 millones y crecen las inversiones en sectores como la agricultura, con el asesoramiento y venta de equipamiento brasileño.

Por su parte, La Habana vende al gigante latinoamericano medicinas y servicios de salud. Ya hay varios miles de médicos cubanos en Brasil y se anunció oficialmente que su número crecerá este año hasta los 11.000. Por cada uno de los cuales Cuba recibe US$4.200 mensuales.