BBC navigation

¿Tortura en las cárceles de California?

Última actualización: Sábado, 25 de enero de 2014

Así son las cuestionadas cárceles de California

Hombre en cárcel de California

Las autoridades penitenciarias del estado de California en EE.UU. han debido enfrentar acusaciones de maltrato hacia los reos y de haber usado fuerza excesiva contra enfermos mentales. La BBC visitó uno de estos centros.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

EE.UU. tiene más delincuentes encerrados que cualquier otro país del mundo.

Decenas de miles de esos prisioneros están encerrados en pequeñas celdas durante unas 22 de las 24 horas al día. Las diez horas a la semana que les corresponden de ejercicio las pasan en pequeños patios individuales.

En una abrumadora mayoría de casos, el tiempo que pasan confinados así se cuenta en meses o años, más que en días o semanas.

Quienes han estado en las celdas de aislamiento de California, conocidas como "unidades de vivienda de seguridad" o "las SHU" (por sus siglas en inglés), las consideran como el equivalente a la reclusión solitaria.

Sin embargo, las autoridades penitenciarias no estiman que este tipo de encarcelamiento sea "confinamiento solitario". Y, quienes trabajan en el sistema carcelario dicen que el confinamiento en celdas aisladas no es tan terrible como se ve en las películas.

El nombre de la realidad

SHU - prisionero en celda

Para unos es una necesidad, para otros, tortura.

"Tendemos a alejarnos de la definición tradicional de reclusión solitaria", le dice a la BBC Martin Hoshino, jefe interino del Departamento Correccional de California.

"La definición que data probablemente de hace 100 a 150 años y tiende a ser asociada con imágenes de gente aislada en cajas oscuras o incluso encadenada a una pared, sola, sin contacto humano".

No muchos concuerdan con esa versión.

"Mi preocupación principal es la reclusión solitaria, entre otras cosas porque es tan generalizada: nadie sabe bien pero he visto estimaciones de que hay de 4.000 a 12.000 personas en esta situación sólo en California cada día", señala el relator especial sobre tortura de la ONU, Juan Méndez, quien se propone visitar las SHUs de California.

Los funcionarios de la ONU usan la palabra "tortura" cuando se mantiene a alguien en régimen de aislamiento por más de 15 días.

30 días solos

SHU - protesta

Protestas adentro y afuera de las prisiones han logrado atraer la atención.

El caso ha llegado a los tribunales: la esperanza es que la ley intervenga y fuerce al servicio penitenciario del estado a cambiar.

Un panel de jueces ya declaró ilegales a las atestadas prisiones de California y ordenó que se redujera la población en 25% en cuestión de dos años.

El abogado Michael Bien ha representado a prisioneros en una demanda colectiva por las condiciones en las que viven desde 1990.

"En el sistema carcelario de todo el mundo, se aterran de que alguien pase 30 días en confinamiento solitario. En California eso es un chiste... ¡pueden darte 30 días antes de que te den una audiencia!", señala.

"Esto es reclusión solitaria, la de verdad", declara, en conversación con la BBC, y agrega, refiriéndose al apelativo "SHU": "le pueden poner el nombre que quieran pero tiene el mismo efecto horrible en los seres humanos sometidos a ella".

Los prisioneros que han pasado tiempo en las SHUs consideran que efectivamente es confinamiento solitario y, además, una forma de tortura.

Videos perturbadores

Enfermo mental en prisión californiana

Los videos filmados por las propias autoridades del trato a los enfermos mentales
causaron preocupación.

Tanto Francisco Carranza como Vicente García, prisioneros de la cárcel estatal de California, en Sacramento, comparan el tratamiento que reciben al de perros encerrados en jaulas.

"Yo tenía pitbulls y sus casetas eran casi del mismo tamaño que las celdas", le cuenta a la BBC Carranza, quien ha pasado 12 años en los SHUs.

"No los dejaba acercarse a otra gente, para que fueran fieros. Es parecido a como nos tienen aquí".

Michael Bien

El abogado de Michael Bien condena lo que ocurre en las prisiones de California.

Carranza es bipolar y esquizofrénico, y cree que su problema mental está empeorando con el tiempo.

En un país que no cuenta con servicios públicos de salud metal apropiados, muchos enfermos mentales terminan en la cárcel.

El abogado Bien también está denunciando el tratamiento que se le da a los presos que sufren de enfermedades mentales en California.

"Este es un sitio peligroso para prisioneros con enfermedades mentales", señala, al conversar con la BBC. En un caso reciente, presentó varios videos -filmados por los funcionarios del Departamento Correccional y de Rehabilitación de California- como evidencia de maltrato.

Los videos muestran imágenes perturbadoras de presos a los que los rocían con grandes cantidades de gas pimienta antes de sacarlos de sus celdas desnudos para luego inmovilizarlos.

Hoshino asegura que esos videos muestran algo que es la excepción y que tales "extracciones" se hacen luego de muchas horas de tratar de persuadirlos sin violencia. Pero admite que el método está siendo examinado.

"Una necesidad"

Celdas

Las cárceles fueron creadas con la violencia de la lucha de pandillas en mente.

Las cárceles de superseguridad californianas fueron diseñadas en los años 80 para el aislamiento y la encarcelación masiva durante una era de violencia incontrolada de las pandillas en las prisiones.

David Warren, un sacerdote voluntario en el sistema de prisiones estatales de California, cree que el confinamiento solitario tiene su lugar.

"Lamentablemente, son una vil necesidad en el entorno de la sociedad carcelaria", dice, citando el problema de las pandillas.

"Hay un grupo significativo de individuos que no tienen límites sociales respecto a la violencia... que pueden hacer lo que quieran... a menos de que haya un lugar en el cual segregarlos del resto de la población de las prisiones".

Dos tercios de ex convictos en California vuelven a delinquir y los niveles de suicidio son más altos entre aquellos que han pasado tiempo en las SHUs.

"Yo no diría que es errado", argumenta Hoshino. "Diría que es el momento apropiado para que reexaminemos quién está en las SHUs y por cuánto tiempo".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.