BBC navigation

Los efectos internacionales del experimento de Uruguay con la marihuana

Última actualización: Martes, 10 de diciembre de 2013
Consumidora de marihuana en Montevideo

Fumar marihuana ya es legal en Uruguay.

Las cinco plantas de cannabis que con esmero y dedicación cuida Cristian en su taller de herrería a las afueras de Montevideo son a partir de ahora parte de un experimento de alcance internacional, el mayor cambio a la política antidroga en América Latina.

Uruguay se convirtió este martes en el primer país del mundo donde el mercado del cannabis queda en manos del estado, luego de que el Senado aprobó la ley que regulariza el cultivo, distribución, venta y consumo del cannabis.

Importante para Cristian, quien pasará de esconder su marihuana de la policía a someterse a la supervisión de las autoridades del nuevo Instituto de Regulación y Control del Cannabis, organismo que vigilará que sus plantas estén registradas y que su cosecha no supere los 480 gramos anuales.

Pero más importante aún para el resto del continente, donde el presidente José "Pepe" Mujica logró poner en marcha el "experimento sociopolítico" para legalizar la marihuana y ensayar nuevas maneras de combatir el narcotráfico.

Aprendizaje colectivo

"Yo espero que (los otros países) nos den una mano y que aprendamos entre todos", había dicho Mujica de 78 años, al argumentar los beneficios de su plan y el impacto que puede tener en el resto de la comunidad internacional, donde la droga sigue siendo un enemigo que se combate sin cuartel.

"Que nos permita adoptar un experimento sociopolítico frente a un problema tan grave como es el narcotráfico", aseguraba el presidente uruguayo, cuya motivación ha sido arrebatarle ingresos a los carteles de la droga.

Cuando Mujica rubrique la norma sancionada por el Congreso se abrirá un periodo de 120 días en el que las autoridades tendrán que publicar los primeros reglamentos con los detalles del proceso de regulación.

Tal vez en un año, los amantes de la marihuana podrán hacer como Cristian, el herrero, y cosechar sus primeras plantas de manera legal.

Desde los años 70 fumar marihuana ha sido legal en Uruguay, incluso en espacios públicos, pero su cultivo o compra no.

Las claves de la Ley

Graffiti en favor de la legalización de la marihuana en Colonia, Uruguay
  • Compra máxima de 40 gramos al mes
  • Sólo en farmacias autorizadas
  • Máximo de 6 plantas en casa
  • Sólo para residentes, no turistas
  • Prohibida a menores de 18 años
  • Habrá clubes del cannabis de 45 miembros

Y a pesar de contar con menos de 3,5 millones de habitantes, el negocio mueve unos US$30 millones al año.

Consecuencias internacionales

"No les decimos que esta política es la que ellos tienen que adoptar, pero queremos darle la garantía a otros países de que la marihuana que se va a producir legalmente acá no va a terminar en su mercado negro. Es nuestro compromiso", dijo a BBC Mundo Julio Calzada, secretario general de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay.

"Nosotros hemos sido víctimas de las políticas de drogas vigentes. Uruguay no tendría un problema con la marihuana si esta no viniera de fuera. Somos soberanos para tomar las decisiones que consideramos si no afectamos a terceros países", afirma Calzada.

Sin embargo, en foros internacionales, en medios de comunicación extranjeros y hasta en Naciones Unidas, el presidente Mujica ha argumentado que la estrategia de la guerra frontal contra el narcotráfico apadrinada por Estados Unidos en América Latina desde hace los años 70 ha fallado.

Sólo en México, más de 60.000 personas han muerto por la violencia relacionada con el narcotráfico en los últimos seis años, durante los cuales el gobierno mexicano ha emprendido una guerra frontal contra los carteles del narcotráfico.

En Colombia, la discusión sobre la droga es un asunto sensible en las conversaciones de paz entre guerrilla y gobierno, justo el centro de la tercera ronda de negociaciones que realizan ambas partes en La Habana.

En general, en las calles de la mayoría de las ciudades del resto del continente se ven y se sienten los efectos de esa lucha militarizada contra el narco.

"Utopía"

Jose Mujica, presidente de Uruguay

Mujica, el primer presidente en ejercicio en promover la regularización del cannabis.

La de Mujica no es una voz solitaria. Cada día surgen más figuras latinoamericanas a favor de la legalización de la marihuana, aunque la suya sea de las contadas que lo ha hecho desde el poder.

Otros han esperado salir de sus cargos públicos, como el mexicano Vicente Fox, el brasileño Fernando Henrique Cardoso y el chileno Ricardo Lagos, quienes tras dejar la presidencia de sus países, y haber promovido la línea dura tradicional frente al problema, ahora abogan por la liberalización de la marihuana y otras drogas de "menor impacto".

Pero "todos son ex", como recuerda en conversación con BBC Mundo Julio Calzada.

"El único en ejercicio que lo ha planteado sabiendo los riesgos políticos que eso implica ha sido el presidente Mujica".

En la región, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, también abogó por un debate sobre la legalización de las drogas.

El guatemalteco calificó como "visionario" a su par uruguayo por esta ley, pero no logró el apoyo suficiente para llevar un proyecto similar a su país.

En otros países latinoamericanos la respuesta ha sido tímida, de expectación. Como en Argentina, donde el gobierno dijo que esperará a ver los resultados de la legalización en Uruguay.

Pero en otros fue directamente negativa. El secretario de Relaciones Exteriores de México, Jose Antonio Meade, dejó claro que "el enfoque no puede ser unilateral" y pidió que la política de drogas sea consensuada en la región.

Desde la vecina Paraguay, el presidente Horacio Cartes ha resumido la iniciativa uruguaya como "una utopía".

El primer país del mundo

Cigarro de marihuana en Uruguay

La norma de Uruguay va más allá de la política de drogas de Holanda, donde cultivar marihuana es ilegal (aunque se tolera tener algunas plantas en casa).

En cierto modo se asemeja a las leyes de Colorado y Washington, dos estados de EE.UU. donde desde 2012 es legal la venta y consumo de cannabis para uso recreativo o medicinal. Sin embargo, la marihuana todavía es ilegal a nivel federal y en gran parte del territorio estadounidense.

"La situación del tráfico de drogas no va a cambiar con la legalización de una droga", sostiene Cartes, cuyo país es el mayor productor de marihuana de la región.

Imagen internacional

La diputada Verónica Alonso, del opositor Partido Nacional de Uruguay, considera que la regularización de la marihuana "va a afectar negativamente" a Montevideo a nivel nacional e internacional.

"Un país no puede tomar en un tema tan importante políticas unilaterales. Debería haber por lo menos un mecanismo de coordinación con países vecinos", asegura a BBC Mundo.

"Con esta medida estaríamos violando acuerdos internacionales y tratados. La ONU nos ha advertido sobre ello", dice en referencia a un comunicado emitido en agosto pasado por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), la oficina de Naciones Unidas que supervisa el cumplimiento de los acuerdos antidrogas.

El presidente de la JIFE, Raymond Yanes, aseguró en ese momento que la iniciativa uruguaya contraviene lo dispuesto en la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, la cual ha sido adoptada por 186 países, incluido Uruguay.

"Con esta medida estaríamos violando acuerdos internacionales y tratados. La ONU nos ha advertido sobre ello"

Verónica Alonso, Partido Nacional

Incertidumbre

Los promotores de la regularización no sólo tendrán que tranquilizar a sus vecinos en el extranjero. También en casa existe escepticismo.

Según las últimas encuestas, la mayor parte de la población uruguaya sigue estando en contra del proceso, especialmente en el interior del país.

Pese a todo el revuelo global, para Cristian, el herrero, el impacto de la nueva ley es más personal.

"Ya no voy a tener que salir a buscar a las bocas o a darle dinero a quienes trafican con ella", dijo a BBC Mundo, sintetizando lo que es la motivación principal tras la iniciativa del presidente Mujica: secar las fuentes de ingreso de los que trafican con drogas ilegales.

No es posible saber si otros países seguirán los pasos de Uruguay, pero en una región devastada por la violencia del narcotráfico, este "experimento sociopolítico" podría ofrecer una alternativa para combatir y quizás controlar los efectos de las drogas.

Ignacio de los Reyes, enviado especial de BBC Mundo a Uruguay, aclaró vía Twitter las dudas de algunos de nuestros lectores sobre la legalización de la marihuana. Pueden encontrar aquí la clic cronología de la conversación.

Comentarios

Ya no se aceptan más comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    0

    Comentario número 20.

    jajaja que weon mas estúpido y sometido

  • valorar
    0

    Comentario número 19.

    Estelio Mario Pedreáñez
    Lastima que su tolerancia sea pobre al igual al igual que otras caracteristicas.
    Yo le invito a que sea mas objetivo y lea articulos medicos y no crea todo lo que sale en internet, no tema en leer fuentes confiables, hablara siempre con la verdad basada en evidencia.
    le dejo el link, http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed
    para que se nutra de conociemiento meramente cientifico y salga del closet.

  • valorar
    0

    Comentario número 18.

    Señor Estelio Mario Pedrañez:
    No comento para comenzar un nuevo debate (ya debe estar cansado de eso), sino a comentarle sobre mi propio punto de vista (el punto de vista de la experiencia propia), ya que, podrán haber muchos tipos de opiniones acerca de los efectos nocivos de la marihuana, pero pienso que una perspectiva de un consumidor casual como yo no vendria mal...
    Antes me gustaria aclarar que consumo marihuana alrededor de 2 o 3 veces al mes hace ya 2 años en ocasiones de estrés o simplemente para alegrar momentos, lo cual para la mayoría de la población opino personalmente sería algo beneficioso (considero que las personas se encuentran mas trabajando y bajo estrés que viviendo la vida, disfrutando momentos, riéndose, teniendo experiencias espirituales, liberándose, etc. todas experiencias las cuales la marihuana proporciona). Lo que si pienso es que se debe deshacer el tabú de pensar que la marihuana es una droga como la cocaína, crack, heroína, u otras drogas que crean adicción física. Es algo mas comparable con el alcohol y el cigarro, y las ganas de fumar marihuana no son mayores a las que se pueden sentir un fin de semana de noche cuando te dan ganas de tomar un vino o cerveza con amigos. La marihuana desde el punto de vista de sus efectos momentáneos es comparable con el alcohol, la gran diferencia es que el alcohol es depresivo. La cognición y el razonamiento sí son afectados pero solo mientras dura su efecto, no ha habido cambios en mi vida social ni en el estudio a causa de ésta, aunque, estoy de acuerdo en que a largo y plazo y en mayores medidas puede afectar la memoria principalmente, y lo digo porque conozco personas que fuman mucho mas que yo (alrededor de 3 o 4 veces por semana, y el cambio en su capacidad de razonamiento y memoria es notable, pero no en un grado muy grande), es como dice el dicho, todo mal se encuentra en la medida, si uno toma 10 litros de agua no vivirá para ver el mañana. Por esto mismo estoy de acuerdo con el punto de que la venta sea controlada para cada persona en Uruguay, mientras las personas lo utilicen como algo periódico para romper la rutina y disfrutar la vida un poquito más así como el alcohol y el cigarro no le veo daño alguno (y ya de paso eliminar o por lo menos reducir el narcotráfico, la pobreza y la violencia que este trae, incrementar el flujo monetario ayudando esto a crecer al país, así como controlar el consumo personal y actuar en casos de adicción). Tiene sus pro y sus contras, y hay que aprender a reconocerlos y controlarlos así como todo en la vida y mientras la persona tenga la madurez suficiente para controlar su consumo no le veo mal alguno. Sí, tiene sus efectos negativos, así como todo en exceso, pero disfrutar la vida de vez en cuando no le viene mal a nadie :D Así que no veo que este "experimento social" sea mala idea, pero esto lo digo a modo de expresar mi punto de vista y no para generar un debate sino para generar un intercambio de ideas :) .

  • valorar
    0

    Comentario número 17.

    Considero que la hipocresia en el combate contra las drogas ilicitas esta llegando a su fin.- Felicito a las autoridades uruguayas al comenzar a despenalizar el uso y consumo de las drogas en su territorio.-
    Siempre he dicho que son mas los que se benefician de la prohibicion que los que hacen negocio con base en la ilegalidad.-
    Ahora vienen los "sabelotodo" a teorizar y a alegar tratados inoperantes y desactualizados que no hacen mas que provocar retrancas sociales.-
    Uruguay ha entendido, entre otras cosas, que la lucha contra las drogas es costosa y no se resuelve el problema, ni con leyes ni con prisiones.-
    La "lucha" contra las drogas la quiere imponer Estados Unidos a paises de america latina con una hipocresia que todos conocen pero ellos se creen que los demas no se dan cuenta.-
    Esta despenalizado el uso del tabaco y del alcohol.- Existen destilerias en todos lados.-
    Me temo que parte de la gran discusion es como van a repartir el pastel, es decir, quien va a procesar y distribuir las drogas.- Por un lado las grandes farmaceuticas quisieran que las drogas sean vendidas en farmacias.- Por otro lado, las destilerias quisieran que se vendiera en bares y discotecas,. Por cualquiera de los dos lados se dinamiza la economia de cualquier pais.-
    Quien se anima a seguir el ejemplo valiente y sincero de Uruguay??

  • valorar
    0

    Comentario número 16.

    SeñorJavier:
    Le dí solo dos y en Internet existen sopotocientas páginas de instituciones médicas prestigiosas y organismos serios donde puede buscar información científica sobre el tema, lamento que usted no sepa utilizar las herramientas y facilidades que nos brinda la Internet. Pruebe acudiendo a una biblioteca pública o, si le es posible, a una biblioteca especializada de alguna escuela de medicina o de farmacología en alguna universidad. Dije y repito que el consumo de marihuana tiene efectos nocivos en la salud de las personas, si usted considera lo contrario, perfecto, es su criterio, su opinión o su convicción, como quiera. Por algo las Naciones Unidas en el primer Tratado Internacional Contra las Drogas que promovió y entró en vigencia en 1961 incluyó a la marihuana ("Cannabis", su nombre científico). No tengo interés en continuar un intercambio estéril de opiniones con usted. Nadie lo moverá de su opinión y yo tengo la mía. Cuando usted me escribió "...lea aprenda y luego comente con más propiedad..." después de su anterior "...lea, aprenda y comente..." entendí que la ignorancia es también infinita y no tengo tiempo para enseñarlo a buscar una página web en la Internet. Allá usted si insiste en pretender darme lecciones pedagógicas sin tener la menor calificación para ello. Parece que en este medio muchos entran, no a expresar sus opiniones, sino a cuestionar las opiniones ajenas. Los aprendices de Torquemada no solo son molestos, también aburren. Adiós pues.

 

Comentarios 5 de 20

 

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.