Siete trucos para mantener su casa caliente en invierno con poca tecnología

  • 9 diciembre 2013
  • comentarios
Ventana congelada en invierno

Comienza el verano en el hemisferio sur, pero el norte se prepara para el invierno "más helado en 60 años".

Cuando el frío no da tregua y los precios de la energía siguen al alza, optimizar la calefacción del hogar es clave.

Estas son algunas maneras baratas y caseras de hacerlo.

1. Papel de aluminio.

Una forma de evitar la pérdida innecesaria de calor de los radiadores, en particular de los que están anexos a muros exteriores, es utilizar el calor de reflexión del papel de aluminio detrás del sistema.

Esto evita que el calor desaparezca a través de la pared al reflectarlo de vuelta a la habitación, dice Sophie Neuburg, de la organización Amigos de la Tierra.

Existe papel de aluminio especialmente diseñado para este propósito. "Incluso se puede utilizar papel de aluminio de cocina de buena calidad", dice Carl Brennand, subgerente de la página web Moneymagpie, aunque por lo general no es tan eficaz.

2. Cortinas gruesas

Son una de las principales formas de proteger su casa de la pérdida de calor a través de las ventanas.

Usar cortinas con un forro térmico es una opción relativamente barata, dice Brennand.

"Mientras más grueso, mejor", añade Archna Luthra, analista de consumo en moneysavingexpert.com.

Si no quiere gastar en nuevas cortinas, puede cubrir las existentes con materiales como polar (fleece) barato, dice Brennand. "Incluso se pueden utilizar cortinas de ducha de PVC", sugiere .

No sólo en las ventanas se pueden usar cortinas. La colocación de ellas delante de la puerta de entrada hacia el exterior agrega otra capa de protección.

Y ni siquiera tiene que ser una cortina. "Mi abuela solía tener una alfombra vieja que ella solía poner a lo largo de la parte posterior de la puerta principal", dice la diseñadora de interiores Claire Potter.

3. Luz del sol

Habitación con luz solar
La luz natural es gratis y ayuda bastante.

Es importante tratar de utilizar la mayor cantidad de calor natural, a través de la luz solar.

Esta medida es más que barata: es gratis.

Las persianas y cortinas deben mantenerse abiertas durante el día indica la organización Age UK.

Pero una vez que el sol se pone, cierre las cortinas. Así logrará maximizar el potencial de su casa para retener ese calor.

4. Tapar pequeñas corrientes de aire

"Un montón de corrientes de aire vienen a través del buzón de cartas", dice Potter. Entonces, vale la pena poner una barrera adicional de "cepillo" en este orificio. Además de evitar ráfagas que congelan la casa, hace más difícil la entrada de correspondencia no deseada, como catálogos y el tríptico de pizza para llevar.

Lo mismo ocurre con las cerraduras, que pueden ser protegidas con "una tapa circular sencilla que se desliza por encima", agrega Potter, especialmente útiles para las cerraduras antiguas, más anchas.

"Es sorprendente cómo incluso una pequeña ráfaga de aire puede hacer que una habitación esté mucho más helada. Cortarla inmediatamente hace una diferencia ", dice Potter.

5 . Muebles encima, pero nunca frente a los radiadores

Trate de evitar la colocación de muebles grandes en frente de los radiadores. Por lo menos en el corto plazo, su sofá favorito, puesto frente al radiador, absorbe su calor, explica Neuburg.

Lo que sí es aconsejable poner es un estante encima del radiador, especialmente si usted tiene techos altos.

Estos ayudan a canalizar el calor, comenta Neuburg .

Pero es importante no colocar las cosas en el propio radiador, dice. "Puede poner una repisa encima, que detenga la elevación del aire caliente".

Este truco se vuelve particularmente conveniente si el radiador está debajo de una ventana con cortinas, donde el aire caliente quedará atrapado entre ambas.

6. Ajustar termostatos y cerrar habitaciones desocupadas

Termostato
Es un mito que sea mejor mantener la calefacción prendida todo el día.

"Es un mito que mantener la calefacción encendida todo el día es mejor", dice Luthra.

Es mucho más eficiente ajustar los termostatos.

Si hace mucho frío, el temporizador debe ajustarse para prender antes la calefacción, en lugar de girar el termostato para calentar la casa rápidamente, según Age UK.

Y si de concentrar el calor se trata, cierre las piezas que no utiliza, dice Neuburg.

Mantener las puertas cerradas evitará que el aire frío se mueva hacia el resto de la casa y contendrá el calor que haya generado en un área más pequeña.

7. Cubrir hoyos del suelo

Según la Fundación Nacional de la Energía de Reino Unido (NEF), el piso representa un 10% de la pérdida de calor si no está aislado. Por algo llegaron a existir las alfombras, dice Potter.

Los suelos de madera tienen que lidiar con la pérdida de calor. Alfombras y mantas pueden ayudar a mitigar este problema y añaden la ventaja de mantener los pies calientes.

"A veces es sólo el efecto psicológico", dice Potter.

Pero si hay grietas o huecos en el suelo, no es mala idea aplicar un poco de relleno en ellos, asesora la NEF. "Tablas y rodapiés puede contraerse, expandirse o moverse ligeramente con el uso diario, por lo que hay que utilizar un relleno que pueda tolerar el movimiento", sugiere la NEF. Estos son por lo general a base de silicona.