Cómo ganar miles de dólares sin salir del dormitorio

  • 18 noviembre 2013
Vlogueros
(Izq. a der.) Lily Pebbles, JJ Olajide y Anna Gardner .

En teoría, cualquier persona puede crear un vlog -un blog con video- siempre y cuando tenga una cámara, acceso a internet y algo qué decir.

Pero entre los miles de vlogs que ya circulan en la red, muchos han logrado crear una profesión que los está convirtiendo en millonarios.

El secreto: basta con mencionar un producto a sus millones de seguidores para ganar miles de dólares.

Muchos comenzaron como estudiantes, otros estaban desempleados y algunos trabajaban en una oficina con un sueldo mal remunerado.

Poco a poco lograron cambiar sus circunstancias gracias a los negocios que crearon en su propio dormitorio.

Aunque ninguno de los vlogueros que visitó la estación de radio de la BBC, Radio 1, quiso revelar cuánto exactamente ganaban, todos admitieron que sus nuevas carreras como vlogueros les han cambiado la vida.

JJ Oladjide, conocido en la red como KSI, dejó el colegio hace dos años para hacer un vlog que ahora tiene cuatro millones de seguidores en YouTube.

Olajide, escribe en su biografía que empezó a hacer videos en 2006. Es un aficionado a los videojuegos y la fama de su sitio la ganó haciendo comentarios improvisados mientras juega.

Tiene un espacio en YouTube de preguntas y respuestas que publica los domingos y se ha expandido a ofrecer vestuario, como gorras y playeras, confeccionadas a su estilo.

El éxito, sin embargo, no llegó de la noche a la mañana.

Anna Gardner, de 24 años, es la creadora de Vivianna Does Make (Vivianna Hace Maquillaje) y admite que sus ganancias no han sido "dinero fácil".

"Me levanto a las seis" dice. "A las siete ya estoy frente a mi laptop trabajando y probablemente logro terminar a las seis de la tarde".

"Imparable"

Zoe, de 23 años, tiene 2,.5 millones de suscriptores en su canal de YouTube.

Otra creadora de un blog de belleza, Lilly Pebble, de 25 años, pasa el día tuiteando, grabando vlogs, escribiendo contenido para su blog, investigando productos de belleza, chateando con sus seguidores y negociando contratos.

"No puedo parar los fines de semana. Twitter e Instagram están presentes 24/7" asegura.

Los vlogueros saben lo valiosos que son para las marcas de productos.

"Si menciono un juego de pinceles, para medio día éstos ya están agotados totalmente en las tiendas en internet" señala Anna.

La clave para el éxito de los vlogueros es la confianza que logran establecer con su audiencia. Esa relación los hace invaluables para los anunciantes.

"Si un bloguero apoya un producto, tendrá mucho más peso que si éste fuera anunciado en la página de una revista" explica Jessica Walker, especialista en mercadotecnia digital.

"Algunos de los principales blogueros con quienes trabajamos son muy exitosos y pueden ganar miles de libras esterlinas cada mes. Pero esto es algo que no decidieron conscientemente" agrega.

"Es algo en lo que se han hecho muy buenos y han logrado incrementar el número de seguidores al tener contenido realmente bueno".

Jessica trabaja en eight&four, cuyos clientes incluyen importantes marcas de productos sanitarios y de belleza.

Indica que aunque la mayoría de los blogueros son sinceros sobre los productos que "patrocinan", esa relación no siempre es clara.

"Algunos son muy astutos con el lenguaje que usan" afirma Jessica. "No quieren que sus blogs parezcan catálogos".

"Notas que usan frases como: 'Me enseñaron este producto' y no: 'Una agente de relaciones públicas me envió este producto'".

Sinceridad

Cada mes, 1,5 millones de visitantes únicos hacen clic en el blog de Zoe Sugg, de 23 años, lo cual equivale a cerca de 6 millones de visitas a la página.

Con su blog, Zoella, es uno de los jóvenes vlogueros más exitosos del Reino Unido. Su canal en YouTube cuenta con 2,5 millones de suscriptores.

Comenzó cuando estaba desempleada hace tres años.

"Hay compañías que 'se mueren' porque les ayudemos" explica. "Pero si decido nunca utilizar alguna de esas compañías o si simplemente no me gustan sus productos, ni siquiera me detengo a pensar sobre ello".

JJ Oladjide, conocido como KSI, tiene 4 millones de suscriptores en YouTube.

"Trato de mantenerme sincera con lo que me gusta y con lo que creo porque la gente confía en mi opinión y no quiero poner esa relación en riesgo" dice.

Tal como asegura Lilly Pebbles, es importante que los vlogueros no busquen hacer dinero.

"No creo que debamos avergonzarnos por la cantidad de dinero que estamos ganando. Lo que es importante es que la gente esté consciente de que el dinero no debe afectar lo que escribimos en nuestros sitios web".

Otra importante fuente de ingresos es poner anuncios al comienzo de los videos de YouTube.

Este tipo de capacidad para recibir ganancias se incrementó 60% en el último año, gracias principalmente a los teléfonos móviles, comenta Sara Mormino, una de las directoras de YouTube.

"Si tienes una pasión fuerte por un área particular, ya sea belleza, moda, tecnología o videojuegos, anímate a hacerlo" dice.

Y agrega que "estos jóvenes realmente han captado una nueva forma de crear contenido y una nueva forma de comprometerse con una audiencia".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.