Lo que las madres deben aprender de los canguros

  • 15 noviembre 2013
Bebé en incubadora
A no ser que haya problemas respiratorios, los expertos recomiendan menos cuidados intensivos y más cuidados "canguro".

Las madres de bebés prematuros que los mantienen bajo un tratamiento de "canguro"-es decir, cerca de ellas, piel con piel- podrían disminuir considerablemente su riesgo de muerte y discapacidad.

Así lo cree la profesora Joy Lawn, quien ha propuesto que son los "cuidados canguro" y no los costosos cuidados intensivos, la clave para estos pequeños.

Al año, unos 15 millones de bebés nacen de 37 semanas o menos de gestación. Cerca de un millón de ellos muere.

De los que sobreviven, poco menos del 3% queda con discapacidad moderada o severa y 4,4% con impedimentos leves.

"La percepción es que se necesitan cuidados intensivos para los bebés prematuros", explica Lawn, quien es profesora de la London School of Hygiene and Tropical Medicine (LSHTM).

"Pero el 85% de los bebés prematuros nacen con seis semanas como máximo de adelanto. Ellos necesitan ayuda para alimentarse, control de temperatura y están más susceptibles a las infecciones", explica la académica.

"Sólo antes de la semana 32 es que sus pulmones están inmaduros y necesitan ayuda con un respirador. A menos que haya problemas para respirar, los cuidados canguro resultan de hecho mejores, ya que promueven el amamantamiento y reducen las infecciones".

ONU coincide

En el marco del Día Mundial del Nacimiento Prematuro, que se celebrará el domingo 17 de noviembre, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, comentó: "Tres cuartos del millón de bebés que mueren cada año por complicaciones asociadas a haber nacido prematuros podrían haberse salvado con intervenciones efectivas, incluso sin contar con instalaciones de cuidados intensivos".

Duncan Wilbur, de la fundación Bliss de Reino Unido, para ayudar a familias con niños prematuros, asegura que el cuidado canguro tiene trascendencia a nivel global.

Madre con cuidados canguro
Los cuidados canguro ayudan a regularizar la respiración y frecuencia cardíaca del bebé.

"Mientras el cuidado canguro salva vidas en países de África, también puede tener una importancia vital para los bebés que llegan antes de lo esperado en todo el mundo".

"Acá en Reino Unido la tecnología es extremadamente avanzada, pero algo tan simple como darle a un bebé un cuidado canguro, piel con piel, puede ayudar a que su respiración y frecuencia cardíaca sea más regular, puede aliviar la incomodidad de un bebé durante ciertos procedimientos médicos y, lo más importante, puede beneficiar a la lactancia materna y la unión entre el bebé y los padres".

Riesgos del embarazo

Estudios que serán publicados este fin de semana en la revista Pediatric Research muestran que los bebés varones son 14% más propensos a nacer prematuramente. Estos tienen, a su vez, mayor probabilidad de morir o presentar discapacidades que las niñas.

Las discapacidades más comunes incluyen trastornos de aprendizaje y parálisis cerebral.

"Una explicación parcial para el mayor número de nacimientos prematuros de niños es que las mujeres embarazadas de varones son más propensas a tener problemas de placentas, preeclampsia y presión alta, todos trastornos asociados a nacimientos prematuros", explica Lawn.

"Los bebés varones tienen una mayor probabilidad de infecciones, ictericia, complicaciones en el parto y condiciones congénitas, pero el mayor riesgo para los bebés varones se debe a los nacimientos prematuros".

"Para dos bebés nacidos prematuros en el mismo nivel, el niño tendrá mayor riesgo de muerte y discapacidad en comparación con la niña".

"Incluso en el útero, las niñas maduran más rápidamente que los niños, lo que les da ventaja, ya que tienen los pulmones y otros órganos más desarrollados".