El descubrimiento del "ornitozilla"

  • 5 noviembre 2013
Representación de la nueva especie e imagen del diente hallado
El "ornitozilla" habría medido más de un metro de largo.

Quizá no tenga un tamaño descomunal, pero un grupo de científicos que halló parte de un fósil en una remota zona del noreste de Australia no se cortó para bautizarlo "ornitozilla".

Los restos, que fueron encontrados en el estado de Queensland, corresponden a un ornitorrinco carnívoro de un metro de largo, el doble de lo que normalmente miden los ejemplares de esta especie.

En un artículo publicado en el Journal of Vertebrate Palaeontology, los científicos aseguran que la criatura vivió entre 5 millones y 15 millones atrás.

El descubrimiento sugiere que la historia evolutiva del ornitorrinco es más compleja de lo que se pensaba, explica Rebecca Morelle, periodista de ciencia de la BBC.

El hallazgo fue realizado por Rebecca Pian, quien aspira a un doctorado en la Universidad de Columbia, y Mike Archer y Suzanne Hand, ambos de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sídney.

"De repente apareció el 'ornitozilla', una monstruosidad gigante con la que te hubiera dado miedo nadar. (El fósil) indica que hay ramas en el árbol genealógico de los ornitorrincos de las cuales no habíamos sospechado antes", dijo el profesor Archer.

Un solo diente

Todo lo que sobrevive del "ornitozilla" es un diente fosilizado encontrado en el yacimiento Riversleigh, un área considerada como Patrimonio de la Humanidad por su riqueza paleontológica.

Basándose en cálculos a partir del diente, los investigadores estimaron que la nueva especie (Obdurodon tharalkooschild) habría sido al menos dos veces más grande que el ornitorrinco moderno.

A diferencia de sus descendientes, este ornitorrinco prehistórico tenía dientes funcionales y muy desarrollados que se cree fueron utilizados para matar y consumir una gran gama de animales.

"Al igual que otros ornitorrincos, probablemente era un mamífero principalmente acuático que vivía alrededor de las fuentes de agua dulce de los bosques que cubrieron el área de Riversleigh hace millones de años atrás", señaló la Dra. Suzanne Hand.

Probablemente se alimentaban de cangrejos de río y otros crustáceos de agua dulce, así como pequeños vertebrados como ranas o tortugas pequeñas.

Archer aseguró que con un solo diente fue difícil determinar exactamente la apariencia del Obdurodon tharalkooschild.

Sin embargo, otros fósiles sugieren que podría haber compartido la misma apariencia extraña de los ornitorrincos de hoy en día, con sus picos de pato, grandes pies palmeados y espolones venenosos, pero en una escala mucho mayor.

"Creo que probablemente se habría parecido a un ornitorrinco con esteroides", opinó Archer.

"Fue un choque"

Molar del fósil del ornitorrinco
La nueva especie fue descrita a partir de un molar encontrado en Australia.

Los fósiles de ornitorrinco, explica Morelle, son escasos, y sólo unos pocos fragmentos han sido hallados en el hemisferio sur, como el "Monotrematum sudamericanum", que pobló Sudamérica hasta hace 61 millones de años.

Como consecuencia, hay lagunas en el conocimiento del pasado de la criatura.

Los fósiles de ornitorrincos hallados hasta hace poco sugerían que su evolución era lineal y ahora se plantea una ramificación en el árbol genealógico de esta especie.

"El descubrimiento de esta nueva especie fue un poco un choque para nosotros. Fue una llamada de atención que la historia del ornitorrinco, cuanto más sabemos de él, es cada vez más complicada de lo que pensábamos", dijo Archer.

Los investigadores esperan encontrar más fósiles de ornitorrinco en la misma zona para seguir desentrañando a estos animales enigmáticos.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contenido relacionado