Ataque en Kenia: "Lanzaron una granada hacia nosotros"

  • 23 septiembre 2013
Un niño llora por la muerte de su padre durante el ataque
Se estima que unas sesenta y tres personas permanecen aun dentro del centro comercial o no han sido localizadas.

Tres días, al menos 62 muertos, 175 heridos y una espera agonizante para cientos de familiares.

Ese es el saldo del ataque a un centro comercial en Nairobi por parte de insurgentes islámicos somalíes que al parecer ya fueron sometidos por efectivos militares de las fuerzas armadas de Kenia.

Un escueto comunicado del Ministerio del Interior indica que las fuerzas armadas estaban "peinando" el centro comercial piso por piso en busca de civiles, pero que al parecer todos los rehenes habían sido liberados.

BBC Mundo les ofrece algunos de los testimonios de sobrevivientes, familiares y testigos.

"Y vimos a los atacantes"

"Estamos devastados"

"Tengo el corazón en la boca"

"Las esquirlas penetraron mi mano y pie"

"Y vimos a los atacantes"

"Escuchamos una gran explosión dentro del edificio", dice Mohamed Dahir. "No sabíamos con exactitud qué estaba pasando. Mi esposa, mis hijos y yo estábamos juntos en el cuarto piso, en una clínica donde teníamos una cita con el dentista. Y de repente escuchamos esta masiva explosión".

"Nos acercamos a la ventana a ver qué estaba pasando y vimos a algunos de los atacantes. Ellos estaban en el tercer piso. Eran bastante altos y de piel muy oscura y tenian la cabeza cubierta con un pañuelo árabe, similar al que usaba (Yasser) Arafat".

"Disparaban, algunos veces al aire, y otras veces a la muchedumbre que huía del centro comercial".

Volver arriba

"Estamos devastados"

Agentes del ejército mantiene rodeado el edificio.

Kamil Kaur es una presentadora de radio en Kenia. Estaba con sus dos hijos y una amiga dentro del centro comercial cuando los atacantes irrumpieron en el edificio.

"Lanzaron una granada hacia nosotros y al mismo tiempo uno de ellos nos disparó. Por poco la bala le pega a mi hijo, pero rebotó en una pared y terminó hiriendo a un niño que estaba junto a él. Estábamos todos en el suelo. Mi hija repetía y repetía "pretendan que están muertos, pretendan que está muertos y así no nos van a disparar".

Pero sí dispararon: "Mis dos hijos fueron heridos en el cuello, pero mi amiga que estaba con nosotros resultó con heridas múltiples. Cuando salimos, mis hijos fueron llevados inmediatamente al hospital y ambos sobrevivieron, pero estamos devastados porque mi amiga que tenía seis meses de embarazo murió. Estamos muy devastados".

Volver arriba

"Tengo el corazón en la boca"

Un ciudadano británico, cuya hija y esposa están aún dentro del centro comercial contó a la BBC el drama que vive.

"Mi única esperanza es que estén dentro, escondidas en algún lugar, aguardando una oportunidad para salir. Los días pasan y pasan. La espera nos está matando".

"He visto incidentes como estos en la televisión, pero cuando te pasa a ti, es muy duro; la angustia y el no saber qué está pasando ahí dentro... Eso nos está enloqueciendo".

"Tengo el corazón en la boca, pero qué se puede hacer. Yo estoy con la mirada fija en el edificio del centro comercial, y pensando qué están haciendo ahí dentro por tanto tiempo".

Volver arriba

"Las esquirlas penetraron mi mano y pie"

"Tratamos de huir, pero nos dijeron que los atacantes estaban en la zona hacia donde nos dirigíamos", señala Omar Khan, quien se encontraba el sábado en el centro comercial..

"Así que yo y un grupo de personas tomamos refugio en una esquina en la parte izquierda del centro comercial. Tratamos de escapar, pero los atacantes nos lanzaron una granada y las esquirlas penetraron mi mano y mi pie".

"Muchas personas dentro del grupo resultaron también heridas".

Volver arriba

Contenido relacionado