BBC navigation

¿Es grosero besarse en público?

Última actualización: Lunes, 23 de septiembre de 2013
Una pareja se besa.

Besarse en público puede ser un acto liberador.

Los amantes deberían ser considerados ante los demás cuando se besan en el transporte público, según las autoridades de Viena. Las muestras ostentosas de cariño, ¿son realmente de tan mala educación?

Comer, hablar demasiado alto y poner los pies en los asientos está ampliamente reconocido como inaceptable en los autobuses y trenes.

Ser demasiado amoroso puede ser igual de desconsiderado, según la empresa Wiener Linien, que opera el transporte público en la capital de Austria, Viena.

Una película pública y de carácter informativo, producida por la compañía, muestra ejemplos de pasajeros comportándose de manera poco considerada. Aparece alguien hurgándose la nariz, un perro desatendido babeando y una pareja "besándose de forma desenfrenada", en palabras de la portavoz de Wiener Linien, Anna Maria Reich.

Reich le dijo a la BBC que, al contrario de lo que dicen algunos informes, besarse nunca estuvo prohibido en la firma ni sujeto a multas. Pero añadió que la campaña buscaba pedirle a los clientes "un comportamiento considerado".

Esto agradará a unos, pero puede consternar a otros.

Las estaciones de tren han sido representadas normalmente en las películas como lugares románticos. Así se reflejó en "Breve Encuentro", de 1945, donde una mujer se enamora de un extraño que conoce en un andén de tren.

En la vida real, sin embargo, hay ocasiones en que no es tan poético para quienes lo están presenciando.

"Un beso en la mejilla es correcto en público, pero un beso en los labios, especialmente con lengua, no es un comportamiento correcto porque es un acto muy íntimo", opina William Hanson, un consultor de etiqueta y protocolo.

"Besarse en público casi que devalúa esta muestra de cariño, pues se supone que es algo íntimo"

William Hanson, consultor de etiqueta y protocolo.

"Besarse en público casi que devalúa esta muestra de cariño, pues se supone que es algo íntimo", le dije Hanson a la BBC.

No obstante, ser capaz de mostrar públicamente su afecto puede ser un acto de liberación para algunas personas.

En mayo de 2013, alrededor de 100 personas se besaron en una estación de metro en la capital de Turquía, Ankara, para protestar contra la amonestación que impusieron las autoridades del suburbano a una pareja que se besó en la boca.

Besarse suele verse como un acto muy occidental. Pero parece que la generación de jóvenes es cada vez más liberal con el auge de las demostraciones públicas de afecto en otros países, incluyendo algunas partes de la India, donde tal comportamiento solía ser impensable.

Sin embargo, por muy fortalecedor que algunos lo encuentren, hay algunas libertades que necesitan ser ejercitadas con consideración, insiste Hanson, "besarse es una de ellas".

Las parejas impacientes tal vez simplemente necesiten conseguir una habitación.

¿Usted qué opina?¿Le parecen inapropiadaslas muestras de cariño intenso en público?¿O hay otras cosas que le molestan aún más?

Comentarios

Ya no se aceptan más comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    0

    Comentario número 25.

    Simplemente no les den bola cuando se crucen con gente así, punto y basta.

  • valorar
    0

    Comentario número 24.

    Los germanos son por educación muy reprimidos, necesitan mayor distancia física (3 metros, record mundial) con otras personas por la calle, y aunque en un parque se vea lo mismo que en cualquier parte del mundo, a la hora de "estar en sociedad" los invade una MOJIGATERIA como la que motiva ésta nota, muy típica

  • valorar
    0

    Comentario número 23.

    Existe una canción que puede resumir muy bien este dilema, es del gran Brassens:

    Los enamorados de los bancos públicos

    Las gentes que miran con malas ideas
    piensan que los bancos verdes
    que se ven sobre las aceras
    están hechos para los impotentes o los barrigones,
    pero es absurdo,
    pues a decir verdad,
    están ahí, está bien claro,
    para acoger durante algún tiempo a los amores que comienzan.

    Los enamorados que se besuquean en los bancos públicos
    bancos públicos, bancos públicos
    pasando cantidad de las miradas de reojo
    de los paseantes honestos,
    los enamorados que se besuquean en los bancos públicos,
    bancos públicos, bancos públicos,
    diciéndose “Te quiero” patéticos
    tienen unas caras muy simpáticas.

    Ellos se cogen de la mano,
    hablan del mañana,
    del papel azul celeste
    que recubriran los muros de su dormitorio.
    Ellos se ven ya dulcemente
    ella cosiendo, él fumando,
    en un bienestar seguro
    y eligen el nombre de su primer bebé.

    Los enamorados que se besuquean en los bancos públicos
    bancos públicos, bancos públicos
    pasando cantidad de las miradas de reojo
    de los paseantes honestos
    los enamorados que se besuquean en los bancos públicos
    bancos públicos, bancos públicos
    diciéndose “Te quiero” patéticos
    tienen unas caras muy simpáticas.

    Cuando cualquier santa familia (1)
    se cruza en su camino
    con dos de esos maleducados,
    les lanzan duramente palabras envenenadas;
    pero eso no impide que toda la familia
    el padre, la madre, la hija,
    el hijo, el Espiritu Santo
    quiera, de vez en cuando, poder hacer lo mismo que ellos.

    Los enamorados que se besuquean en los bancos públicos
    bancos públicos, bancos públicos
    pasando cantidad de las miradas de reojo
    de los paseantes honestos
    los enamorados que se besuquean en los bancos públicos
    bancos públicos, bancos públicos
    diciéndose “Te quiero” patéticos
    tienen unas caras muy simpáticas.

    Cuando los meses hayan pasado,
    cuando se hayan apaciguado,
    sus bonitos sueños ardientes,
    cuando el cielo se cubra de grandes nubes pesadas,
    ellos se daran cuenta, conmovidos,
    que ha sido al azar de las calles,
    sobre uno de esos famosos bancos
    donde han vivido la mejor época de su amor.

    Los enamorados que se besuquean en los bancos públicos
    bancos públicos, bancos públicos
    pasando cantidad de las miradas de reojos
    de los paseantes honestos
    los enamorados que se besuquean en los bancos públicos
    bancos públicos, bancos públicos
    diciéndose “Te quiero” patéticos
    tienen unas caras muy simpáticas.

  • valorar
    0

    Comentario número 22.

    Besarse es un acto de vinculación social entre dos individiduos. En ocasiones existen parejas que lo hace por mostrarse en público pero mayormente demuestran el cariño que la chica y el chico se tienen. Usualmente en pueblos o ciudades pequeñas es mal visto.

  • valorar
    0

    Comentario número 21.

    Si alguien no sabe por que le molesta un beso, seguramente es por que tiene un problema en la psique sin resolver... y si defendieramos las costumbres solo por que lo son, aun estariamos en la prehistoria

 

Comentarios 5 de 25

 

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.