BBC navigation

Un nuevo rompehielos que viaja de lado

Última actualización: Jueves, 19 de septiembre de 2013
Rompehielos convencional

El nuevo NB 508 puede abrir canales 30% más anchos que el rompehielos convencional.

Los rompehielos rastrean los mares congelados y abren un camino en el hielo para que otros barcos puedan navegar en el severo invierno del Ártico.

Ahora se cuenta con un nuevo tipo de buque capaz de navegar de costado para lograr que el tráfico y el comercio puedan tener mejor acceso.

¿Será capaz esta tecnología marina de cambiar la vida en este ambiente extremoso del Norte?

Los rompehielos tradicionales utilizan su peso, tamaño y potencia para destruir capas de hielo de hasta 3 metros de espesor cuando el mar se congela.

En su trayecto este tipo de buque abre un surco para que otras embarcaciones puedan pasar.

En años recientes el tráfico marítimo del Ártico se ha incremendato de forma drástica y al mismo tiempo los cargueros que transportan crudo y otros productos se han vuelto cada vez más grandes.

A menudo se requieren dos rompehielos, además de barcos de apoyo, para poder abrir una ruta suficientemente ancha para que estas embarcaciones puedan pasar.

Pero un nuevo tipo de rompehielos, que actualmente se está construyendo en Helsinki, Finlandia, tiene el potencial de cambiar la forma como los barcos operan en el congelado Norte.

El llamado Rompehielos Oblicuo NB 508, fabricado por la empresa armadora Arctech, se convertirá en el primero en su tipo capaz de viajar de costado a través del hielo, abriendo un canal de hasta 30% más ancho que los rompehielos tradicionales.

El barco de US$100 millones ha sido diseñado con un casco asimétrico que se inclina de forma abrupta y lleva un pesado refuerzo en su costado izquiero para que éste soporte la ruptura del hielo.

Aunque la embarcación puede ir más rápido en mar abierto o al romper hielo con la parte frontal, cuando navega de costado avanza a una velocidad de sólo dos nudos (3,7 km/h), y sólo es capaz de quebrar hielo delgado de hasta 0,6 metros de profundidad.

Pero los expertos afirman que la capacidad del barco de abrir un surco de hasta 50m de ancho supera esas desventajas.

Clima impredecible

NB 508

El costado derecho del barco tiene tres propulsores y un caso reforzado.

El profesor Klaus Dodds de la Universidad Royal Holloway de Londres indica que "cualquier sugerencia de rutas amplias es de enorme interés para el ministerio de Transporte ruso", para quien se está construyendo el NB 508.

El tráfico se está incrementando en la estrátegica ruta marítima del Norte rusa. En 2012, 43 embarcaciones navegaron por esa ruta. En 2010, sólo viajaron por allí tres o cuatro.

Los analistas creen que la actividad comercial aumentará aún más, debido a que el derretimiento del hielo polar hace que el mar sea más navegable durante casi todo el año.

Rusia cobra cuotas de tránsito a las embarcaciones que viajan por sus aguas en el Ártico y requiere que cada barco esté acompañado por uno de sus rompehielos.

Pero los rompehielos de su flota son viejos y muchos son demasiado pequeños para los enormes buques y cargueros.

Es probable que la nueva tecnología de rompehielos sea comercializada para las compañías energéticas como una herramienta que mejorará la navegación y la perforación, ya que la mayoría de los barcos que utilizan esa ruta transportan gas natural licuado (GLN) o crudo hacia los mercados del Este de Asia.

Pero según el profesor Dodds "la gran incertidumbre con la ruta marítima del Norte -igual que en otros lugares del Ártico- son las condiciones del clima y las condiciones del hielo marino, las cuales pueden cambiar rápidamente".

"El factor que preocupa más en la ruta marítima del Norte -y que por supuesto afecta las primas de seguros- es la capacidad de búsqueda y rescate. ¿Cómo enfrentar una emergencia?", agrega.

En el Ártico, la escasa población que vive en las pequeñas comunidades separadas por enormes distancias puede obstaculizar el envío de ayuda para un barco en dificultades.

Además, no se sabe cómo se podría enfrentar un desastre ecológico.

El NB 508 está siendo construido como un buque de emergencia y rescate que también es capaz de limpiar derrames de petróleo.

Rompehielos guiando a crucero

Las grandes embarcaciones requieren apoyo de varias naves para viajar por el hielo.

La base del diseño del rompehielos son tres propulsores azimutales giratorios que pueden rotar 360º colocados de forma asimétrica a lo largo de la quilla del barco, con los unidades propulsoras en la popa y una en la proa para dar al rompehielos un alto grado de maniobrabilidad.

Navegación intensa

"La recolección de petróleo básicamente se hace por el costado derecho del buque", explica Mika Willberg, gerente de proyecto de Arctech.

"Hay una escotilla abierta y tú guías hacia adentro el agua -el agua con aceite- a un sistema separador integrado".

El costado derecho de la embarcación de 76 metros, con un peso muerto de 1.150 toneladas, se moverá como un brazo que barre el agua aceitosa, explica Willberg.

Una vez dentro del barco, se separa el agua y el aceite con cepillos colocados en el interior y el barco puede continuar trabajando en la limpieza del aceite, incluso en condiciones severas.

"Esta función del barco que viaja de costado para recolectar petróleo es una nueva función", añade.

Craig Eason, editor técnico de la revista especializada en la industria naviera, Lloyds List, quien pasó 10 días a bordo de un carguero con certificación para hielo, indica que "navegar por hielo es una experiencia particularmente intensa".

"La tripulación debe observar intensamente el hielo, tratar de encontrar un camino a través de éste y analizar cuál es la mejor forma de navegarlo.

"Hay que ver hacia dónde se inclina el barco, ver si hay alguna falla en el hielo por la cual pueda proceder la embarcación, mirar los mapas de hielo, analizar el radar de hielo y todo llevando a cabo un análilsis intenso".

"Navegar por hielo es una experiencia particularmente intensa. La tripulación debe observar intensamente el hielo, tratar de encontrar un camino a través de éste y analizar cuál es la mejor forma de navegarlo"

Craig Easton

El NB 508 también tendrá dos centros de control: para operar en modo convencional y modo oblicuo. Y podrá llevar a cabo operaciones para apagar incendios, remolque y rescate.

El gerente del proyecto Arctech indica que el concepto del rompehielo oblicuo surgió hace 15 años cuando la empresa naviera, anteriormente llamada Aker Arctic, realizó una competición interna para una nueva idea.

El concepto ganador fue un buque con "modo oblicuo", el cual se patentó en 1997.

"La empresa vio posibilidades en ello" explica el señor Willberg. "Realizó pruebas con rompehielos convencionales y eventualmente desarrolló un buque completo con esa forma".

A través de los años construyeron distintas versiones pero según el funcionario el diseño nunca se vendió, quizás debido a que "algunos de los clientes se mostraban un poco suspicaces" sobre si el modelo podia realmente funcionar.

Pero aún cuando el NB 508 será entregado a los rusos en 2014, hay obstáculos para reproducir el diseño para uso más amplio.

En su base del puerto de San Petesburgo, el NB 508 operará en las aguas congeladas del Golfo de Finlandia, en el Báltico.

"Con eso en mente ciertamente tendrá cierto límite en su capacidad de combustible, así que podría ser problemático llevarlo a distancias más lejanas", dice Eason.

"Pero existe la necesidad de una mejor infraestructura del Ártico, eso es seguro", concluye.

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.