La ofensiva diplomática de Kerry sobre Siria en Europa

  • 8 septiembre 2013
El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry en París.
Kerry dijo que la guerra civil siria requiere una solución política.

Mientras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se prepara para enfrentar ante el Congreso de su país una semana crucial para la posible intervención militar en Siria, su representante en el exterior, John Kerry, intenta conseguir el respaldo de la comunidad internacional para dicha acción.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, declaró que él y los ministros de Relaciones Exteriores de la Liga Árabe con los que se encontró este domingo en París, Francia, están de acuerdo en que el supuesto uso de armas químicas por parte del gobierno de Bashar al Asad en Siria cruzó una "línea roja global".

John Kerry está en Europa recabando apoyos para una acción internacional contra el régimen sirio.

"El uso deplorable de armas químicas por parte de Asad cruza una línea roja global, internacional", enfatizó.

Asad ha negado una vez más cualquier vínculo con el ataque del pasado 21 de agosto en la capital siria, Damasco.

En una entrevista para la cadena televisiva estadounidense PBS, que será emitida este lunes, Asad "sugirió que, entre sus partidarios, habría algún tipo de represalia si se llevara a cabo un ataque", según informó la emisora.

Los países árabes están divididos respecto al ataque militar contra objetivos del régimen sirio.

El periodista de la BBC, Hugh Schofield, informó desde París que algunos países, como Arabia Saudita o Qatar están a favor de la intervención, mientras que otros como los vecinos de Siria, Líbano y Jordania, son mucho más cautelosos, preocupados como están por una posible expansión del conflicto hacia el interior de sus fronteras.

"Sin solución militar"

Kerry hizo las declaraciones desde la capital francesa después de una reunión con algunos cancilleres de la Liga Árabe y antes de volar hacia Londres, Reino Unido, donde se espera que se encuentre con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

En relación con los aliados de Asad en Líbano e Irán, el secretario de Estado estadounidense dijo: "Está claro que si no emprendemos ninguna acción, el mensaje para el movimiento Hezbolá, Irán y Asad será que a nadie le importa que haya roto una norma que tiene 100 años".

La guerra civil siria, precisó, requiere una solución política.

"Lo hemos repetido y lo digo cada vez que hablo sobre el tema: no hay una solución militar", agregó.

"Lo que estamos buscando es que se aplique la norma sobre el uso de armas químicas".

Dijo que los cancilleres de los países que forman la Liga Árabe presentes en la reunión estuvieron de acuerdo, sin excepción, en que el uso de armas químicas había cruzado una "línea roja global e internacional".

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, dijo en una visita a Bagdad, Irak, que un ataque de Estados Unidos contra Siria sería contrario a la Carta de Naciones Unidas.

Contenido relacionado