Selección mexicana de fútbol, un gran negocio en riesgo

  • 7 septiembre 2013
  • comentarios
Selección mexicana de fútbol
Seleccionado mexicano, modelo 2013.

Con la derrota ante Honduras este viernes 1-2, la selección mexicana de fútbol no solo puso en peligro su clasificación al Mundial 2014. El gran negocio de casi US$900 millones que genera el "Tri" está también en juego.

La consecuencia inmediata de esta derrota como local fue el despido del técnico, José Manuel "Chepo" de la Torre.

La enorme presión que ha caído sobre el equipo mexicano ante los malos resultados en la clasificatoria de Concacaf (Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe) tiene explicación más allá del ámbito futbolístico. Y es que no sólo los aficionados sino inversionistas y dueños de medios de comunicación se encuentran preocupados.

La confianza y el buen juego que la selección mexicana había mostrado el año pasado han quedado en el olvido ante los pésimos resultados en este 2013. El récord mexicano en la clasificatoria zonal habla por si sólo: 7 juegos jugados, 5 empates, una derrota y una victoria. Ni un sólo partido ganado como local.

Presión

A esto se suma el mal desempeño este verano en la Copa de Confederaciones -jugada en Brasil- y la de Oro, que se realizó en EE.UU.

Ante esto, los últimos meses fueron de mucha tensión para el banquillo mexicano.

El entrenador José Manuel de la Torre había sido objeto de duras y constantes críticas de periodistas, analistas y ex jugadores. Hasta este viernes, en los medios deportivos en México no se hablaba de otra cosa que el partido clave en contra de Honduras en el estadio Azteca.

Actualmente el equipo mexicano se ubica cuarto en las eliminatorias, cuando faltan sólo tres partidos para finalizarla. Clasifican de manera directa los tres primeros y el cuarto se va a repechaje con Nueva Zelanda. La falta de resultados positivos en casa y el raquítico funcionamiento indican que, por ahora, México deberá disputar el repechaje.

Pero lo que se viene es difícil: el próximo martes, en Columbus, Ohio, México deberá enfrentar a la selección de Estados Unidos, a la que México no le ganado de local por clasificatorias en varias décadas.

Números

Foto Getty Images
El entrenador "Chepo" Torres (izq.), fue despedido después de la derrota ante Honduras.

Los resultados en competencias pasadas como la conquista de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres o la obtención de campeonatos mundiales en selecciones menores provocaron que el optimismo de compañías como Coca Cola, Banamex o Televisa se desbordara, llevándolos a comprometer inversiones millonarias en el "Tri"; todo con vista en las enormes ganancias que genera el equipo cuando asiste a una justa mundialista.

De no clasificar al mundial las pérdidas serían millonarias. Se estima que los espacios publicitarios en las pantallas mexicanas durante Brasil 2014 perderían casi el 60% de su valor potencial.

Además el masivo número de aficionados que siguen fielmente a su equipo se vería reducido dramáticamente, algunos mencionan de hasta un 40% menos aficionados mexicanos que en Sudáfrica 2010

Para dar cuenta de la magnitud del negocio, durante la última copa del mundo Televisa reportó ganancias por 2.195 millones de pesos (US$174 millones) entre julio y septiembre del 2010.

Otro ejemplo es el de la marca Adidas, que paga US$80 millones por tener el derecho de vestir a todas las selecciones nacionales mexicanas. De acuerdo con la empresa, la playera tricolor es una de las más vendidas en todo el mundo. Sólo en 2010 se vendieron un millón 200 mil camisetas del equipo mexicano, incluso fue la más vendida durante Sudáfrica 2010.

Publicidad de por medio

Foto Getty Images
Seguidores de la selección mexicana, en tiempos mejores.

Empresas como Grupo Modelo y Telefónica Movistar han puesto al aire comerciales que buscan recuperar el optimismo de los aficionados en la selección mexicana, un esfuerzo que parece no hacer mucho tras la derrota este viernes ante Honduras en el propio Estadio Azteca.

Con esto, mucho está en juego a nivel de publicidad y patrocinadores.

Esto se debe a que las cadenas de televisión mexicanas ya se encontraban en primera fila para ofrecerle a FIFA una jugosa cantidad para hacerse de los derechos de transmisión.

De acuerdo con Justino Compeán, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, las selecciones nacionales mexicanas generan en conjunto US$250 millones cada ciclo mundialista por concepto de patrocinadores.

"Tenemos US$100 millones y con éste logramos un acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico (SHCP), con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), para que, sin pagar impuestos, se lo regresamos etiquetados a los 18 clubes (de Primera División) para que promuevan las fuerzas".

Por todo eso, mucho se juega en los próximos días.