BBC navigation

La mujer del milagro de Juan Pablo II

Última actualización: Lunes, 30 de septiembre de 2013
Floribeth Mora

Floribeth Mora asegura que el papa Juan Pablo II la salvó de un aneurisma cerebral imposible de curar.

El médico revisaba, una y otra vez, los exámenes clínicos de la paciente a quien había desahuciado. Se levantó de su asiento para verificar en el laboratorio del hospital que el expediente fuera el correcto, volvió a su consultorio y revisó de nuevo.

Nada. El aneurisma cerebral que padecía Floribeth Mora Díaz y por el que le había diagnosticado un mes de vida, desapareció.

Y la mujer de Costa Rica que semanas antes yacía en su cama, que apenas podía moverse y que no podía sostener una cuchara para comer, le miraba sonriente. Fue un milagro, aseguraba, porque pidió ayuda al Papa Juan Pablo II.

"El médico decía: es inexplicable, porque ni siquiera había una mancha en mi cabeza, en las arterias, de que en algún momento hubo un aneurisma", le cuenta Floribeth a BBC Mundo.

En ese momento el doctor, Carlos Vargas, no le creyó pero no pudo explicar la ausencia del aneurisma, como tampoco fue posible después de varios exámenes en clínicas de Costa Rica e Italia.

La hipótesis del milagro se volvió certeza para la Iglesia Católica, que gracias a esta prueba acordó canonizar a Karol Wojtyla.

Según anunció este lunes el papa Francisco, la ceremonia de santificación de Juan Pablo II tendrá lugar el 27 de abril del año próximo. En el mismo acto será canonizado Juan XXIII.

clic Lea también: Canonizarán a Juan Pablo II y Juan XXIII el 27 de abril

"Levántate"

La historia del milagro inició en abril de 2011, cuando a Mora Díaz se le diagnosticó un aneurisma en el lado izquierdo del cerebro, que clínicamente era imposible de erradicar.

"El médico decía: es inexplicable, porque ni siquiera había una mancha en mi cabeza, en las arterias, de que en algún momento hubo un aneurisma"

Floribeth Mora

Los médicos le pronosticaron apenas un mes de vida. Para la mujer, un ama de casa que estudiaba la carrera de derecho, la noticia fue devastadora.

"Fue algo horrible, horroroso el momento de ver sufrir a mis hijos, a mi familia y yo sufriendo porque no los iba a ver. Mi parte humana tenía miedo a la muerte porque fe en Dios siempre he tenido", recuerda.

La salud de Floribeth se degradó con rapidez. Permanentemente sufría dolor de cabeza, y llegó un momento en que le costaba hablar o sostener algo con la mano izquierda.

La mujer siempre consideró al Papa Juan Pablo II como un ser humano especial, incluso lo veía como un hombre santo. A él le pidió que intercediera con Dios para recuperar la salud, cuenta.

El 1 de mayo de ese año observó por televisión la ceremonia en que el Papa fue declarado beato de la Iglesia Católica. Esa noche escuchó una voz que le decía "levántate, no tengas miedo". Allí inició su recuperación.

"No me levanté de un brinco, pero empecé a sentir paz, mi agonía ya no estaba", dice. "El proceso de sanación de mi cuerpo se fue dando paulatinamente".

Nueva vida

Meses después, en noviembre, acudió a una cita de rutina al hospital donde era atendida. Para ese momento Floribeth sentía que estaba curada por completo, pero necesitaba la certificación médica.

Papa Francisco

El papa Francisco autorizó ya le puso fecha a la ceremonia de canonización: 27 de abril.

Cuando el doctor Vargas confirmó que estaba sana, decidió contar lo que había sucedido. Escribió su testimonio en la página oficial de Wojtyla en internet, y semanas después la contactó la oficina del Vaticano que lleva la causa de la santificación del Papa.

"Me decían ¿quién te dijo que tenías un aneurisma?", cuenta. "Para mí fue algo muy sorpresivo, no lo esperaba. Lo escribí para que el mundo se diera cuenta que Dios hace milagros".

El proceso para certificar la curación milagrosa duró varios meses en los cuales fue sometida a otros exámenes médicos, incluso en Italia.

El caso se dio a conocer recientemente en Costa Rica, donde el arzobispo de San José, Hugo Barrantes presentó a Floribeth Mora ante los medios.

La vida de la mujer y su familia cambió después de eso. Aunque pretende volver a la escuela, dedica una parte de su tiempo lo emplea en difundir la sanación. Todos los días hay personas en su casa, los vecinos la miran con respeto y a veces devoción.

El teléfono de su esposo, Edwin Arce, no para de recibir llamadas para solicitar una entrevista con Floribeth quien nunca rechaza una conversación con los medios. Es parte de su nueva responsabilidad, afirma.

"Yo les digo no vean a la mujer, al verme caminar, al verme hablar, vean el milagro porque es algo que le puede suceder a cualquiera".

Cuando en abril del año próximo se lleve a cabo la ceremonia en que se lo declare santo, Floribeth Mora será la encargada de llevar ante el altar las reliquias del Papa polaco.

Comentarios

Ya no se aceptan más comentarios

Saltar a la paginación de los comentarios
 
  • valorar
    0

    Comentario número 14.

    No existe evidencia científica que demuestre la existencia de milagros. Su ocurrencia solo se basan en un dogma de fe alimentado por la decadencia y la deriva de las iglesias hoy en día. Normalmente estos "milagros" ocurren en lugares donde el nivel educativo es bajo y donde aun la iglesia católica posee influencia en el imaginario colectivo de la sociedad (américa latina, india, áfrica, etc).
    Sin embargo y afortunadamente, la ciencia sigue avanzando, y cada vez estos espacios de desconocimiento (como puede ser el auto saneamientos o las evoluciones médicas inesperadas, etc) irán siendo rellenados y explicados por el conocimiento científico, dejando cada vez menos cabida a la hipótesis de dios.
    Por lo demás nadie se pregunta porque ya no se producen milagros como la resurrección de muertos?, documentado en el nuevo testamento luego de la resurrección de jesus, o por ejemplo la transformación de agua en vino. Tampoco ya se producen con la frecuencia que se producían antes.

    En fin, cuando la lógica, la cultura y la educación generan espacios de discusión y reflexión, la ceguera del dogmatismo se ahoga lentamente en el mar de dudas que genera la educada comprensión de la realidad.

  • valorar
    0

    Comentario número 13.

    Donde estaban los hermanos separados durante 1600años que permanecio la iglesia unida como una sola ? Al final de los tiempos;(apenas hace 400 años) apareceran muchas sectas que van hablar en mi nombre y hacer milagros en mi nombre ?Son mas de cuarenta mil con muchos pastores.Nosotros un solo pastor una sola iglesia con todos sus defectos.

  • valorar
    0

    Comentario número 12.

    Si el aneurisma estaba en el lado izquierdo del cerebro, cómo se explica que la parálisis también fuera en lado izquierdo? La mitad izquierda del cerebro inerva el lado derecho del cuerpo, mientras que la mitad derecha inerva el hemicuerpo izquierdo.....era acaso un aneurisma qué afectaba la parte más baja del tallo cerebral? (raro, raro!) ...... era realmente una parálisis de base orgánica?
    Por lo demás si creo en Dios, y también creo que alguna que otra vez suceden milagros.

  • valorar
    0

    Comentario número 11.

    La gente confunde la Mediación de Cristo (Hebreos 8,6) con la Intercesión de los Santos ante mediador único Jesucristo Hombre.

    Para entender la mediación de Cristo Hombre, ante Dios Padre se requiere estudiar la función de los Sumos Sacerdotes en la antigua alianza (Levítico 16, 15-17)

    Mientras que para entender la Interseción de los Santos ante el único Mediador del nuevo pacto tenemos que consultar el texto siguiente:

    Apocalipsis 5, 8-10: Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

    En el texto citado se pueden observar a 24 ancianos (número simbólico) recogiendo nuestras oraciones y presentándosela a Jesús.

    No creo que esos ancianos que ahí interceden por nosotros sean menos pecadores que Juan Pablo II.

  • valorar
    0

    Comentario número 10.

    Un santo no trataría jamas a un Ministro de Nicaragua (Cardenal) como lo hizo Woitila. Alli no se vió caridad ni amor, ni Dios, ni su representante .

    Donde hay caridad y amor está Dios.

 

Comentarios 5 de 14

 

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.