BBC navigation

¿Funcionan los clubes para adelgazar?

Última actualización: Domingo, 25 de agosto de 2013
composición de fotos de gente con sobre peso

Millones de personas pagan para afiliarse a clubes de adelgazamiento y asisten cada semana a sus sesiones con el objetivo de perder tallas, bien para volver a usar sus pantalones favoritos o para sentirse bien consigo mismos.

Sus testimonios hablan de recuperar confianza en sí mismos o de la felicidad de ser delgados, pero también del perverso efecto de perder y ganar peso en un permanente y frustrante sube y baja.

Los clubes de control de peso cada vez más populares en todo el mundo, pero ¿son realmente efectivos?

Idea de un ama de casa

En 1962 Jean Nidetch, un ama de casa de Nueva York, fue la primera en identificar un mercado en los grupos de pérdida de peso.

Ella misma había perdido peso gracias a los consejos de la oficina de Salud de la Alcaldía de Nueva York y empezó a compartir la experiencia con otras amas de casa una vez a la semana en su casa.

Así empezó a vender sus charlas, entrenó a otros líderes de grupo... así nació Weight Watchers, una de las empresas más famosas del mundo en planes de dieta y control de peso.

Hombre obeso come en un parque

Se estima que para 2050 la mitad de la población británica adulta será obesa.

Weight Watchers usa un sistema llamado ProPuntos, que asigna a las comidas un valor y a los miembros un número fijo de puntos que pueden consumir por día.

Ahora existen muchos otros programas en el mercado, como Slimming World –que divide la comida en tres categorías: libres, saludables y "pecados"- o clubes como el Rosemary Conley, que se enfoca en ejercicios tanto como en la dieta.

Los clubes de dieta pueden ofrecer a quienes desean perder peso una guía para comer más sanamente, un grupo para motivar y dar apoyo moral, así como consejos sobre ejercicios y cómo establecer rutinas saludables.

Drama británico

En 2012 más de 27 millones de personas en Reino Unido reconocían estar siguiendo una dieta.

El país europeo tiene un creciente problema de obesidad. Se estima que para 2050 el 60% de los hombres, el 50% de las mujeres y el 25% de los niños británicos serán obesos.

¿Son los clubes de adelgazamiento la solución para reducir las cinturas de los británicos?

Desde 2007 el Sistema Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) empezó a referir pacientes a centros de este tipo para ayudarlos a perder peso y, según sugiere un estudio publicado en 2011 por el Boletín Médico Británico, la estrategia está funcionando.

Investigadores de la Universidad de Birmingham compararon los programas del Weight Watchers británico, Rosemary Conley y Slimming World.

La adictiva euforia del logro

HOmbre obeso mide su cintura

El consultor psiquiátrico Adrienne Key, director médico especializado en desorden alimenticios del Grupo Priory de Reino Unido, dice que la gente llega a un "alto eufórico" cuando logra perder peso la primera vez.

"Cuando la gente entra en una dieta lo primero que sienten es un gran entusiasmo por la sensación de logro que les da ver el peso bajar en las escalas".

"Así que logras un fabuloso éxito y piensas que es maravilloso, que lo has hecho realmente bien y mientras más te embebes en esa sensación más te obsesionas con ello y más te motivas".

"Tienes el logro, sientes la euforia y piensas que es posible hacerlo de Nuevo. No es que sea algo adictivo, aunque se siente similar".

La mitad de un grupo de 740 pacientes fue referido a planes comerciales de adelgazamiento y la mitad a programas del NHS.

Tras 12 semanas se encontró que la mayor pérdida de peso (4,4 Kg.) la tuvieron pacientes enviados a Weight Watchers y que la menor (1,4 Kg.) en los que siguieron programas del sistema público de salud.

Otro estudio publicado en la revista especializada The Lancet en 2011 y que fue realizado por el Laboratorio de Nutrición del Consejo de Investigaciones Médicas de la Universidad de Munich, Alemania, y la de Sidney, Australia, encontró que los pacientes que siguieron planes de Weight Watchers perdieron el doble de peso de quienes fueron atendidos por sus doctores.

Aunque este trabajo fue financiado por Weight Watchers, los investigadores aseguran que se trató de un estudio totalmente imparcial. El estudio duró 12 meses, por lo que no tomó en consideración el problema de mantener el peso en el largo plazo.

Problema de peso

Mantener el peso parece ser el gran problema. Un estudio de la misma Weight Watchers, publicado en el Boletín Británico de Nutrición, analiza el éxito de sus programas en un lapso de cinco años.

El Dr. Carl Heneghan, director del Centro de Medicina basada en Evidencia de la Universidad de Oxford ha analizado esas cifras y afirma que "lo que muestran es que después de dos años cerca del 20% mantiene su peso objetivo. A los cinco años desciende al 16%".

"Así que básicamente escoges a la mejor gente, a los miembros antiguos y ves como incluso ellos se esfuerzan. Mientras que la mayoría de la gente no alcanza el peso objetivo en el largo plazo".

"Después de 40 años en eso, ¿cuándo la gente va a despertar y reconocer que esta no es la solución?", se pregunta Heneghan.

Richard Samber, exdirector financiero de Weight Watchers entre 1968 y 1993, reconoce que si una persona no logra mantener el peso, entonces seguirá regresando a los planes de la compañía.

"Es una éxito porque el otro 84% tiene que regresar y hacer los planes de nuevo. Allí es donde está el negocio", dice.

Pero esa idea es algo que niega la jefa científica de Weight Watchers, Karen Miller-Kovach.

niño obeso

Algunos creen que la "obsesión" con el peso debería centrarse más en la salud.

"No creo que eso sea lo que llevó a crear la compañía hace cincuenta años. Puedo asegurar que es no es el modelo de negocios de hoy".

"No podemos mantener un negocio basado en los fracasos (de la clientela). Hay una razón por la que hemos permanecido por cincuenta años, porque la gente acude a nosotros una y otra vez para ayudarles con sus condiciones crónicas en el mantenimiento del peso".

Al referirse al estudio que señala que en cinco años sólo el 16% de la gente pesa menos que cuando empezó el programa, Miiler Kovach reconoce que "no es todo lo que quisieran".

"¿Pero cuál es la alternativa?" se pregunta y se responde: "la alternativa es no hacer nada".

Debate saludable

La efectividad de los clubes de adelgazamiento genera reacciones a ambos lados del debate.

La psicoterapeuta Susie Orbach acusa a los clubes de mantener a sus miembros de poner a sus integrantes en "camisas de fuerza" de por vida con expectativas irreales, mientras que la escritora Leila Morris dice que ayudan a mejorar la salud y dan a la gente "herramientas duraderas para perder peso".

La psicóloga Traci Mann, de la Universidad de Minnesota, ha realizado una exhaustiva investigación sobre los comportamientos de alimentación y dice que es tiempo de atacar la obsesión con la pérdida de peso.

"Si logramos que la gente se enfoque en la salud en ligar del peso como suele hacerse, estaríamos muchos mejor en todos los aspectos".

clic Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contexto

Lo que se tuvo en cuenta en 2013...

  • Cuánta azúcar se esconde en la comida
  • Comer usando todos los sentidos

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.