BBC navigation

El país con menos alternancia de poder en América Latina

Última actualización: Jueves, 15 de agosto de 2013
Horacio Cartes del Partido Colorado (foto: AP)

El Partido Colorado perdió el poder una sola vez desde 1947 y ahora regresa con Horacio Cartes. (foto: AP)

Este jueves asumió la presidencia de Paraguay Horacio Cartes, el empresario millonario que en abril pasado se impuso en las elecciones generales marcando el regreso del conservador Partido Colorado, que había perdido el poder en 2008 a manos de Fernando Lugo tras seis décadas consecutivas de hegemonía.

clic Lea también: ¿Quién es Horacio Cartes?

Con la presidencia de Cartes, el Partido Colorado logra lo que ningún otro pudo en América Latina: dominar por 61 años un país y volver a tomar el poder tras un solo período de alternancia.

Ni siquiera en Cuba existe un dominio tan prolongado como el del Partido Colorado en Paraguay.

Sólo el Partido Revolucionario Institucional de México (PRI) logró una hazaña similar con su regreso al poder en 2012. Sin embargo, el PRI –que había gobernado por 71 años antes de perder el poder en 2000- estuvo fuera del gobierno por dos períodos presidenciales antes del triunfo del actual mandatario Enrique Peña Nieto.

En cambio en Paraguay, el único que logró derrocar a los colorados desde 1947 -Lugo- ni siquiera pudo completar su gestión: en junio de 2012 fue destituido por el Congreso con el aval del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), que hasta entonces había sido su socio en el gobierno.

clic Lea también: ¿Fue legal la destitución de Lugo?

Expresidente de Paraguay, Fernando Lugo (foto: AFP)

Lugo, el único presidente en derrocar al Partido Colorado en seis décadas, fue destituido en 2012. Ahora asume como senador. (foto: AFP)

El exvicepresidente de Lugo, el liberal Federico Franco, completó su mandato y este jueves entregó el poder a Cartes.

El empresario colorado, que triunfó en las elecciones con el 45,8% de los sufragios, no sólo superó por ocho puntos al candidato del PLRA, Efraín Alegre –el segundo más votado- sino que también dejó muy atrás a Aníbal Carrillo, el representante del Frente Guasú -la alianza de izquierda de Lugo- que sólo obtuvo el 3,3% de los votos.

Poder arraigado

¿A qué se debe la hegemonía del Partido Colorado en Paraguay? ¿Y por qué fracasó el proyecto de alternancia que en 2008 había generado un alto nivel de adhesión entre la población?

Mercedes Canese, integrante del Frente Guasú y exviceministra de Minas y Energía del gobierno de Lugo, le dijo a BBC Mundo que, a pesar de haber ganado la presidencia con el 40% de los votos, la alianza de centroizquierda no pudo imponer su gestión en un país dominado por el Partido Colorado.

El gabinete de Horacio Cartes:

  • AGRICULTURA Y GANADERÍA: Jorge Gattini
    Exfuncionario del ministerio. Ingeniero agrónomo, docente y consultor independiente.
  • DEFENSA NACIONAL: Bernardino Soto Estigarribia Ex comandante de las Fuerzas Militares. Se incorporó al Partido Colorado en 2008.
  • EDUCACIÓN Y CULTURA: Marta Lafuente Viceministra de Educación durante la administración de Nicanor Duarte (2003-2008).
  • HACIENDA: Germán Rojas Fue presidente del estatal Banco Nacional de Fomentoy del Banco Central del Paraguay.
  • INDUSTRIA Y COMERCIO: Gustavo Leite Fue ministro de Planificación durante la presidencia Raúl Cubas Grau (1998-1999).
  • INTERIOR: Francisco De Vargas Ex fiscal y actual titular de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD). Es una de las designaciones más polémicas por su vinculación con el opositor Partido Liberal.
  • JUSTICIA Y TRABAJO: Sheila Abed Abogada vinculada a organismos ambientales.
  • MUJER: Ana María Baiardi Fue embajadora en Italia, Eslovenia, Grecia e Israel.
  • OBRAS PÚBLICAS: Ramón Jiménez Gaona Reconocido atleta nacional. Es un empresario formado en Estados Unidos.
  • RELACIONES EXTERIORES: Eladio Loizaga Exjefe de gabinete de Andrés Rodríguez (1989-1993), exdiputado y exembajador ante la ONU.
  • SALUD PÚBLICA: Antonio Barrios Médico de cabecera de Cartes. Fue viceministro de Salud en 2008.

"Teníamos al Congreso en contra. Los colorados también mantuvieron el control de la mayoría de las gobernaciones y municipios, además del aparato estatal, que tiene funcionarios colorados en todos los niveles", explicó.

Según Luis Rojas, fundador de la Sociedad de Economía Política del Paraguay (Seppy), el Poder Judicial también tiene un fuerte sesgo colorado, ya que la mayoría de sus miembros fueron nombrados durante gobiernos de este partido.

"Paraguay fue ingobernable para una alianza de izquierda, ya que el poder real siguió en manos de la derecha", le aseguró a BBC Mundo.

Para Francisco Capli, director de First, la principal encuestadora del país, la influencia del Partido Colorado en Paraguay es indudable.

"Casi el 50% de los paraguayos está afiliado a este partido porque existe la tradición de que es necesario pertenecer para entrar a la universidad, acceder a cargos públicos y otros beneficios", explicó.

"En un país en el que un tercio de la población es pobre, muchos sienten que solo pueden acceder al poder trabajando para el Estado", agregó Capli.

En este sentido, el analista consideró poco sorpresivo que el Partido Colorado lograra retornar al poder después de un alejamiento tan breve.

Sin embargo, Capli concluyó que el fracaso del proyecto alternativo también fue en gran medida responsabilidad del Frente Guasú y el PLRA, que no lograron mantener su alianza.

"Si la oposición se une puede vencer el Partido Colorado", le dijo a BBC Mundo, respaldándose en las cifras de la última elección.

Mercedes Canese coincidió en que el regreso de los colorados se gestó a partir del quiebre dentro de la coalición de gobierno.

"Si el Partido Liberal hubiera mantenido su alianza con nosotros, los colorados no hubieran tenido los votos para hacerle un juicio político a Lugo", sentenció.

En tanto, el propio Cartes admitió que cuando su partido logra superar las divisiones internas –que según muchos llevaron a su derrota en 2008- se convierte en una fuerza invencible:

"Cuando el Partido Colorado está unido -como ahora- tiene una mística que crea una maquinaria que es muy difícil de vencer", explicó antes de su triunfo en abril pasado.

Incluso este jueves tras asumir el poder, Cartes indicó que su compromiso no es con el partido sino con Paraguay.

"No estoy en política para cuidar una carrera ni enriquecer un patrimonio económico", señaló.

"Si dentro de cinco años, al concluir el mandato, no hemos reducido sustancialmente la pobreza, serán estériles todas las obras. Por eso reitero que nuestra obsesión es ganar cada batalla en la guerra que hoy declaramos a la pobreza", afirmó Cartes.

¿Futuro asegurado?

Sin embargo, no todos creen que este regreso del Partido Colorado garantizará su permanencia en el poder.

Investidura con ausencias:

Algunos de los presidentes que viajarán a Paraguay para la investidura.

Mientras que los presidentes de Argentina, Brasil, Chile, Perú, Uruguay y Taiwán viajaron a Paraguay para la toma de posesión de Cartes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no fue invitado.

En 2012 Maduro fue considerado “persona non grata” por el Congreso paraguayo por su supuesta injerencia en favor de Lugo durante su proceso de destitución.

El gobierno de Ecuador anunció que no envió representantes a la investidura, en solidaridad con Venezuela. En tanto, el presidente de Bolivia, Evo Morales, tampoco asistió ni envió representantes.

De hecho, algunos observadores ya anticipan posibles grietas dentro del oficialismo luego de que Cartes anunciara el lunes su nuevo equipo de gobierno, que no incluye figuras fuertes del Partido Colorado (ver recuadro).

"Hay muchos colorados que están poco felices", comentó Capli.

El propio Cartes tuvo choques con su partido, al que se afilió sólo en 2009.

Antes de ser ungido candidato, la presidenta del partido, Lilian Samaniego, había cuestionado al empresario por presuntamente tener vínculos con el narcotráfico.

A pesar de estos cortocircuitos, Rojas cree que Cartes no se independizará del partido que lo adoptó.

"Cartes no va a poder gobernar sin el Partido Colorado", aseguró.

Capli coincidió: "El nuevo presidente va a tener que trabajar para mantener al Congreso de su lado y para lograr que el Partido Colorado siga siendo pro-Cartes", afirmó.

Sin embargo, el analista consideró que el nuevo presidente colorado tendrá que hacer una buena gestión si su partido pretende seguir gobernando en el futuro.

"Las cosas cambiaron en Paraguay y ya nadie puede enquistarse en el poder. Los jóvenes tienen otras expectativas y este triunfo no significa que el Partido Colorado volverá a estar otras seis décadas en el gobierno", pronosticó.

Contexto

Temas relacionados

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.