El trágico final del príncipe Friso

  • 12 agosto 2013
Friso y Mabel
El príncipe Friso renunció a su derecho al trono para casarse con Mabel Wisse Smit.

Con la muerte este lunes del príncipe Juan Friso, hermano del rey Guillermo Alejandro de Holanda, culmina una historia marcada en los últimos años por la tragedia.

Apenas tenía 44 años.

Los últimos 18 meses estuvo sumido en un coma debido a un aparatoso accidente ocurrido en una estación de esquí austriaca, que le causó daños cerebrales irreversibles.

Al conocer la noticia, el monarca y su esposa Máxima interrumpieron sus vacaciones en la residencia que poseen en Grecia y partieron a La Haya.

El trágico accidente ocurrió el 17 de febrero de 2012, en Lench, Austria, donde se hallaba esquiando con unos amigos. Si bien el príncipe frecuentaba y conocía bien el lugar, cometió un error de cálculo al salir a esquiar en una zona lateral, fuera de las pistas.

Una avalancha lo impactó y lo mantuvo sepultado bajo la nieve durante 15 minutos antes de ser rescatado.

Un dispositivo de emergencia que llevaba consigo permitió a los equipos de rescate encontrarlo, pero los funcionarios médicos en Innsbruck (Austria) dijeron que les tomó algún tiempo revivirlo y que sufrió daño cerebral "masivo". Dijeron que había sufrido un ataque al corazón que duró unos 50 minutos.

Posteriormente fue trasladado a Londres para recibir tratamiento en el Hospital Wellington, que cuenta con una unidad neurológica especializada.

Fue dado de alta y trasladado de vuelta a Holanda el mes pasado, pero se mantuvo en un "estado de conciencia mínima".

Las autoridades dijeron que el príncipe pasaría el verano junto a su familia en el palacio real de La Haya, recibiendo el tratamiento médico proporcionado por un equipo de especialistas.

Lea también: Cómo una argentina llegó a ser reina de Holanda

Daño cerebral 'masivo'

Friso y su hija
El príncipe era un experto esquiador.

"El príncipe Friso ha muerto a causa de complicaciones relacionadas con la lesión cerebral hipóxica, la cual sufrió como consecuencia de su accidente de esquí en Lech, Austria, el 17 de febrero de 2012", dijo un comunicado de la Casa Real de Holanda.

Murió el lunes por la mañana en La Haya, agregó el palacio.

Se ha dicho que su esposa, la princesa Mabel, pasó parte de su cumpleaños 45 –el domingo– junto a su lecho de enfermo.

En abril, poco antes de convertirse en rey tras la abdicación de la reina Beatrix, su hermano mayor, Guillermo-Alejandro, se refirió a la "terrible situación" que la familia había vivido durante más de un año, desde que ocurrió el accidente.

Mabel y Beatrix estuvieron haciendo todo lo posible para estar junto a él todos los días y "darle una oportunidad", dijo entonces.

De hecho, Friso murió sin saber que su madre pasó el pasado 1 de mayo el relevo en la jefatura del Estado a su hermano mayor y su esposa como nuevos reyes de los Países Bajos.

Lea también: Monarquía "a la holandesa"

Una historia de amor prohibida

Friso nació el 25 de septiembre de 1968 en Utrecht (Holanda) y cursó estudios de Derecho, Historia y Empresariales tanto en su país como en Estados Unidos.

Fue el segundo de los tres hijos de Beatrix, pero no estaba en la línea de sucesión tras su matrimonio en 2004 con Mabel Wisse Smit, debido a una relación previa de ella con un notorio narcotraficante holandés.

Niña con flores
La muerte del príncipe tomó por sorpresa a su familia y al país entero.

Por esta relación el príncipe tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos.

La pareja había anunciado su relación en 2002 y se comprometió en 2003.

Wisse Smit trabajó para el Instituto Sociedad Abierta de George Soros y durante mucho tiempo fue vista siempre por la reina como una nuera ideal.

Sin embargo, durante la revisión de sus antecedentes para unirse a la casa real, la pareja decidió no revelar el alcance de una amistad que había tenido mientras era estudiante universitaria.

Ese amigo era el narcotraficante Klaas Bruinsma, quien posteriormente se convirtió en un temido señor del crimen en el país y quien murió en un ajuste de cuentas entre bandas.

Wisse Smit negó cualquier relación sentimental con Bruinsma.

A medida que los detalles sobre su relación emergieron en la prensa holandesa, el entonces primer ministro, Jan Peter Balkenende, dijo que era claro que la pareja había ocultado información.

Decidió no proponer la legislación necesaria para que el Parlamento aprobara el ingreso de Wisse Smit a la casa real.

Friso y Mabel decidieron casarse sin la aprobación parlamentaria.

La pareja tuvo dos hijas, Luana y Zaria.

Sorpresiva muerte

La muerte del príncipe fue inesperada y tomó por sorpresa a su familia. Corresponsales holandeses dicen que una muestra de esto es, entre otras cosas, que los reyes se encontraran fuera de Holanda con su familia.

Y Mabel dedicó parte de su domingo a agradecer las felicitaciones que recibió a través de la redes sociales por su cumpleaños.

La noticia también se produjo pocas horas después de que su primo, el príncipe Jaime de Borbón-Parma, anunciara su compromiso con la abogada de negocios de origen húngaro, Viktoria Cservenyak.

El primer ministro holandés Mark Rutte, quien también tuvo que regresar antes de tiempo de sus vacaciones anuales, dijo que era un "día negro y triste" para la familia real. "Pese a todo, esta noticia se presenta como una sorpresa", dijo.

La Casa Real holandesa no ha dado detalles de dónde descansarán los restos de Friso ni del lugar del funeral.

Contenido relacionado