El inventor del Bikram Yoga, acusado de violación y acoso sexual

  • 8 agosto 2013
Jerry Hall y Bikram Choudhury
Numerosas estrellas de Hollywood han sido alumnas de Choudhury, como la exmodelo Jerry Hall.

En los últimos años la popularidad del Bikram Yoga, una modalidad de yoga que se realiza en una sala con una temperatura elevada, no ha parado de crecer y miles de personas lo practican en todo el mundo.

Ahora, el creador del llamado "yoga caliente", Bikram Choudhury, se encuentra en el centro de un escándalo, después de haber sido acusado de acoso sexual y violación por parte de varias de sus exalumnas.

En las demandas presentadas en California en los últimos meses en su contra, también se asegura que Choudhury profiere habitualmente insultos misóginos, homófobos y racistas contra sus alumnos y promueve un ambiente de amenazas y violencia en sus centros.

Los representantes legales del gurú del yoga todavía deben responder formalmente a las cuatro demandas civiles interpuestas contra su cliente, aunque uno de sus letrados le aseguró a BBC Mundo que los señalamientos son "falsos" y que con ellos tan sólo "quieren dañar su reputación".

Está por ver qué consecuencias tendrán las acusaciones vertidas contra Choudhury, quien en las cuatro décadas que lleva residiendo en Estados Unidos ha creado un imperio enseñando y patentando el estilo de yoga al que da nombre.

Imperio del yoga

Bikram Choudhury empezó a practicar yoga con tan sólo 3 años y a los 13 ganó el campeonato nacional de esta disciplina en su India natal.

Según cuenta su biografía, a los 20 años se lesionó mientras levantaba pesas y los médicos le dijeron que no podría volver a realizar ejercicio.

Jerry Hall y Bikram Choudhury
El Bikram Yoga está compuesto por 26 posturas y se realiza a 40ºC.

Fue entonces cuando creó la serie de 26 posturas que componen el Bikram Yoga y que, según dice, le ayudaron a rehabilitarse por completo en un periodo de seis meses.

En 1973 se mudó a California, donde poco a poco empezó a construir una base de alumnos fieles, a la que se irían uniendo famosas estrellas de Hollywood, deportistas y políticos que hicieron que la popularidad del Bikram Yoga no parara de crecer.

En la actualidad hay más de 2.000 escuelas en todo el mundo que enseñan Bikram Yoga, que se realiza en sesiones de 90 minutos en una sala a 40ºC.

Además, cada año decenas de personas pagan los US$11.000 que cuestan los cursos que Bikram Choudhury imparte para formar profesores de su modalidad de yoga.

Desde que se convirtió en una figura pública, Choudhury -quien posee una flota de autos de lujo y se enorgullece de tener la mayor piscina de Beverly Hills- no ha estado exento de polémica.

Sus abogados han presentado numerosas demandas contra profesores y escuelas a los que acusan de infringir los derechos de autor que, según defienden, Choudhury posee sobre el Bikram Yoga.

La justicia estadounidense todavía no se ha pronunciado de manera definitiva sobre si una serie de posturas de yoga puede ser patentada. Mientras tanto, los que quieren impartir Bikram Yoga deben firmar un contrato de franquicia.

Graves acusaciones

En años recientes varios excolaboradores Bikram Choudhury -quien es conocido por soltar comentarios cargados de connotaciones sexuales durante sus clases- han asegurado que en sus centros de enseñanza impera un ambiente sectario.

En los últimos meses los acontecimientos se han precipitado, con la presentación en California de cuatro demandas en su contra en las que se le acusa de delitos muy graves.

Clase de yoga
Bikram Choudhury se atribuye haber popularizado el yoga en Occidente.

En marzo, una joven que entrenaba con Choudhury para convertirse en profesora de yoga le demandó por acoso sexual. Según Sarah Baughn, en 2005 Choudhury intentó varias veces mantener relaciones sexuales con ella y, al negarse, este hizo todo lo posible para arruinar su carrera profesional.

En mayo, dos demandantes cuya identidad permanece en el anonimato, aseguraron haber sido violadas por Choudhury tras haber sido sometidas a un acoso constante y hace unos días una exempleada de un centro de Los Ángeles presentó una demanda por amenazas.

Según le dijo a BBC Mary Shea, abogada de las tres primeras demandantes, el objetivo principal de las denuncias de sus clientas es que "eso no le vuelva a suceder a ninguna mujer más y que Bikram Choudhury asuma su responsabilidad por lo que ha hecho".

"Es algo muy difícil y aterrador para las mujeres denunciar que han sido víctimas de abuso sexual o de una violación. Mis dos clientas estaban sufriendo en silencio y cuando vieron que otras mujeres estaban contando lo que les había sucedido tuvieron el coraje para salir a la luz", explicó Shea, quien señaló que próximamente van a presentar dos nueva demandas civiles contra Choudhury.

Por su parte, Victor Sherman, abogado de Bikram Choudhury, aseguró en conversación con BBC Mundo que las demandantes tan sólo quieren ensuciar el nombre de su cliente.

"Cuando este asunto se dirima frente a un tribunal el señor Choudhury será absuelto. Lo apropiado para un abogado es resolver este asunto frente a una corte y no dando información falsa a la prensa", dijo Sherman.

Habrá que esperar a que la justicia hable para ver qué consecuencias tienen estos casos para el hombre que se atribuye haber popularizado la práctica del yoga en Occidente.