La campaña no autorizada de Hillary Clinton

  • 30 julio 2013
Hillary Clinton
Clinton perdió la nominación demócrata ante Barack Obama.

El que la exsecretaria de Estado, exsenadora y exprimera dama de Estados Unidos Hillary Clinton es la mejor candidata del Partido Demócrata para las elecciones del 2016 es algo en lo que concuerdan sus amigos y sus enemigos. Y esa posibilidad los moviliza a todos por igual.

Clinton intentó en 2008 lograr la nominación demócrata, pero la perdió frente al actual presidente, Barack Obama, y desde entonces, cada cierto tiempo surgen los rumores sobre su "inminente" nueva postulación.

Esas esperanzas, que en otros son temores, no se concretaron en 2012, cuando ejercía como secretaria de Estado y Obama tenía el tradicional "derecho" a la reelección, pero con su salida del gabinete vuelve a plantearse la posibilidad.

Aunque la potencial candidata no ha aclarado si tiene planes, ya hay grupos trabajando para hacer lo que sea necesario para que la esposa del expresidente Bill Clinton regrese a la Casa Blanca.

Pero también hay otros con igual entusiasmo trabajando para evitarlo, pese a que los comicios están todavía lejos.

Esperando por Hillary

En enero se constituyó el comité de acción política "Listos para Hillary" (Ready for Hillary), integrado por simpatizantes, excolaboradores suyos y hasta seguidores de Obama, algunos de los cuales trabajaron en 2008 en contra de la exprimera dama, según explican en su página web.

"Nuestro propósito es simple: estamos listos para trabajar por Hillary para la candidatura presidencial cuando ella esté lista para postularse", dijo la directora del comité, Allida Black, quien en 2008 trabajó en la postulación de Clinton.

El comité cuenta con más de medio millón de seguidores en su página Facebook, lo que aseguran que equivale a un "alcance en línea" de 80 millones de personas.

En la página web del grupo se muestran respaldos de destacados líderes demócratas, como la senadora Claire McCaskill, el congresista Luis Gutiérrez o el exgeneral Wesley Clark, excomandante de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

El director ejecutivo de "Listos para Hillary", Adam Parkhomenko, asegura que han recibido millonarias ofertas de donaciones pero que las han rechazado porque prefieren concentrarse en el trabajo de base que tanto éxito le dio a Obama en sus dos campañas.

"Al construir ahora una fuerte organización de voluntarios que conecte gente joven, mujeres y minorías en comunidades importantes, nos aseguramos de que si Hillary toma un decisión sobre su futuro, tendrá el ejército de base popular que necesita para lograr la victoria y llegar a la Casa Blanca", dijo Parkhomenko.

Detengan a Hillary

De acuerdo con las encuestas, Clinton es la demócrata más popular, con un índice de apoyo superior al del presidente Obama, aunque su imagen se vio afectada por la controversia en torno del manejo del ataque al consulado en Bengasi, Libia, donde murió el embajador estadounidense Christopher Stevens, en septiembre de 2012.

Esa alta popularidad asusta a muchos detractores de la exsecretaria de Estado quienes cuentan con dos organizaciones para evitar que "otro Clinton" llegue a la Casa Blanca.

"El comité de acción política 'Paren a Hillary' (Stop Hillary) fue creado por una sola razón: asegurar que Hillary Clinton nunca se convierta en presidente de EE.UU.", explica su misión el grupo en su página web.

"Nos enfocamos en Hillary porque creo que es la mejor candidata que tienen (los demócratas)", dijo a la publicación en línea The Daily Caller, el jefe del comité, Ted Harvey, senador republicano en la asamblea estatal de Colorado.

Harvey dice no tener dudas de que Clinton buscará la nominación y considera que es una política poderosa que puede "hacer real daño al estilo de vida estadounidense".

En junio, una organización casi homónima, StopHillary2016.org, fue creada por Matt Rhoades, quien fuera director de la campaña presidencial del republicano Mitt Romney, para ayudar en la labor de detener a la exsenadora.

Todavía no se tienen datos sobre cuánto dinero han logrado recaudar esos comités (favorables o contrarios) pero a finales de mes se sabrá, cuando cumplan con la obligatoria presentación de sus balances a la Comisión Electoral Federal.

"Candidata formidable"

La animadversión hacia la potencial candidata no es nueva y viene desde sus tiempos de primera dama de Arkansas (1983-1992) y de su paso por la Casa Blanca (1993-2001), junto a su esposo Bill, cuando sectores conservadores los acusaban de ser "peligrosos socialistas".

Bill, Hillary y Chlesea Clinton
Hay quienes no quieren que los Clinton vuelvan a vivir en la Casa Blanca.

El estratega republicano Adolfo Franco reconoce que Clinton "sería una candidata formidable", aunque piensa que podría verse afectada por la natural pérdida de popularidad que sufrirá el presidente Barack Obama hacia el final de su mandato, del cual formó parte durante el primer mandato.

"En el 2016 vamos a haber cumplido ocho años de este gobierno. Si uno está apostando en Las Vegas, por decirlo así, históricamente la gente se iría por el cambio. Eso va a favorecer muchísimo a los republicanos", le dijo Franco a BBC Mundo.

Sin embargo, Franco advierte que la competencia por la Casa Blanca no dependerá sólo del candidato demócrata, ni de la manera como se desempeñe Obama.

"Yo espero que los republicanos postulemos una figura joven, que a lo mejor pueda representar los más diversos puntos de vista en nuestro país".

Franco destacó como un posible problema adicional para Clinton el hecho de que se retiró de la vida política, y en Washington -afirmó- son pocas las veces en las que un político ha regresado triunfalmente a la escena; uno de los pocos fue Richard Nixon.

Pero no puede decirse que Hillary Clinton esté retirada, porque aunque no tenga un cargo mantiene algunas actividades y presentaciones públicas útiles para mantenerla activa en la memoria de los electores en caso de que quiera regresar a cortejarlos.