¿Qué hacer con el lugar donde ocurrió una matanza?

  • 20 julio 2013
Tragedia Century 16
Un total de 12 personas murieron en el tiroteo del cine Century 16, en Colorado.

Si una persona asiste desprevenidamente a una película en el cine Century 16 de Aurora, Colorado, no encontrará mayores indicios de que allá, en una de sus salas, ocurrió uno de los peores tiroteos de la historia reciente de Estados Unidos.

La matanza sucedió hace exactamente un año y el alcalde esa ciudad, Steve Hogan, dice que esa ausencia de elementos conmemorativos es intencional.

Todavía no hay nada, asegura, porque muchas familias simplemente no están preparadas para ello. El dolor, tal vez, todavía está muy fresco.

Mientras, el cine donde murieron las 12 personas vuelve lentamente a la normalidad. Hace algunos meses reabrió sus puertas en una jornada controversial: aunque, según le dice el alcalde a BBC Mundo, una encuesta de su oficina reveló que la mayoría de la comunidad estaba a favor de la apertura, algunos parientes de las víctimas se mostraron radicalmente en contra y dijeron que era ofensivo.

Esa división no es un tema que afecte sólo a Aurora: desde Columbine hasta Virginia Tech, pasando por Newtown, quienes han resultado afectados por tiroteos en Estados Unidos se han hecho la misma pregunta: ¿Qué se debe hacer con estos sitios trágicos?

Lea tambien: el fusil AR-15, el preferido de las matanzas colectivas

Procesos diferentes

Cine Century 16
El cine Tragedia Century 16 volvió a abrir sus puertas, pero para muchos el trágico recuerdo sigue latente.

La respuesta es que no hay una sola respuesta, depende.

Becky Sansbury, una consultora en temas de duelo y resiliencia, dice en conversación con BBC Mundo que no se pueden aplicar consideraciones absolutas al manejo de estas tragedias.

Si bien las comunidades afectadas por un tiroteo han estudiado generalmente un abanico similar de opciones –destruir el lugar, renovarlo, dejarlo intacto, construir un memorial– tanto el proceso de duelo como el resultado final dependen de las circunstancias propias del evento.

Así por lo menos piensa Mark Owczarski, quien trabaja en la universidad Virginia Tech y conoce de cerca la matanza de 2007 que dejó 32 muertos en ese centro educativo ubicado en Blacksburg, Virginia.

En diálogo con BBC Mundo, Owczarski explica que cada comunidad va a su propio ritmo: su universidad, por ejemplo, inauguró un memorial permanente en agosto de 2007, apenas cuatro meses después del tiroteo.

Además, poco antes, anunció que el edificio donde ocurrió la mayoría de los hechos permanecería abierto, que sería renovado y que no habría más salones de clases en él.

Algo distinto ocurrió en la escuela de Columbine, en Colorado, donde dos jóvenes mataron a 13 personas en 1999. La biblioteca original del colegio, donde se desarrolló la matanza, fue destruida y en su lugar se construyó un patio interior de dos pisos. También se erigió una nueva biblioteca conmemorativa.

El turno de Aurora y Newtown

Tragedia Century 16
Tragedias como la del cine Century 16 tienen un gran impacto psicológico en la comunidad.

Así como ocurrió en Virginia Tech y en Columbine, en los últimos meses les ha correspondido a los habitantes de Aurora y de Newtown, Connecticut, tomar decisiones sobre las matanzas que acontecieron en sus territorios.

En ambos casos, el tiempo que ha pasado desde esa jornada trágica es poco: un año en el caso del cine y siete meses en el de la escuela Sandy Hook.

Becky Sansbury explica que es difícil pensar con claridad en las primeras etapas del duelo e incluso determinar cómo una comunidad se sentirá en el futuro.

Pero asegura que lentamente habrá algún tipo de reconciliación y de aceptación, y ese proceso impactará la forma como los habitantes se relacionen con los lugares fatídicos.

En ese sentido, el alcalde de Aurora, Steve Hogan, cree que su ciudad tendrá pronto un memorial formal para recordar a las víctimas.

"Pero si usted me pregunta hoy cómo será, no podría decirle", le confiesa a BBC Mundo.

Un antes y un después

Mientras, Hogan explica que la asistencia al cine no es igual que antes y los habitantes todavía tienen cautela. Pero cree que la situación mejorará eventualmente.

En Newtown también tratan de solucionar la pregunta incómoda de qué hacer con el lugar donde ocurrió una tragedia. La escuela Sandy Hook fue cerrada y sus estudiantes han asistido a clases en un lugar cercano.

En mayo, un comité de funcionarios recomendó construir una nueva sede para los niños en el lugar donde sucedió la matanza, un proyecto que, como señaló un artículo del diario The Wall Street Journal, dividió a los habitantes.

sandi_hook
La escuela Sandy Hook fue clausurada tras la tragedia.

Esto, hasta cierto punto, era de esperarse. De nuevo, en este tipo de temas no hay una respuesta absoluta.

De vuelta en Aurora, el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, conoce bien este dilema. Cuando se reabrió el cine, explicó que algunas personas estaban a favor de la medida y otras en contra.

"Ciertamente –concluyó– ambas respuestas son correctas".

Siga en Twitter al corresponsal de BBC Mundo en Washington @bbc_sparrow

Contenido relacionado