Lo que se sabe del operativo en que cayó Z40

  • 18 julio 2013
Foto Getty Images.
Zeta 40 no fue presentado ante los medios, como se acostumbraba durante el gobierno anterior. Foto Getty Images.

El rompecabezas de lo que tuvo como puntada final el arresto -a las 3:45 de la mañana del pasado lunes- de Miguel Ángel Treviño Morales, alias Z40, máximo líder del Cartel de los Zetas, aún está incompleto. Pero no sólo eso: algunas de las piezas no encajan.

Sin embargo está la pieza central: Morales Treviño, famoso por su crueldad y sadismo y quien estuvo al frente de los Zetas por sólo nueve meses, reposa ahora en un calabozo del Distrito Federal.

Cuando -casi 19 horas después de la captura- el subsecretario de Medios de la Secretaría de Gobernación, Eduardo Sánchez, anunció el resultado del operativo, reveló algunos detalles del mismo.

Éste fue su relato, palabra por palabra:

"Ha habido un trabajo de inteligencia y de investigación previo a su detención. La Secretaría de Marina Armada de México lo había localizado y se tenía conocimiento de sus movimientos.

"Esta persona se desplazaba en caminos de terracería y en caminos de tercer orden entre Coahuila y Tamaulipas.

"Aproximadamente a las 03:00 de la mañana, se instalaron puestos navales y de seguridad fijos y móviles para ejercer vigilancia terrestre y aérea, porque se sabía que en cualquier momento esta persona podía llevar a cabo uno de los traslados a los que he hecho referencia.

"Alrededor de las 03:45 de esta madrugada se observó el tránsito de una camioneta pick-up por uno de estos caminos, a 27 kilómetros al suroeste de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

"Un helicóptero de la Armada de México interceptó a esta pick-up, hizo una maniobra que llevó a que esta camioneta detuviera su marcha y fueron aprehendidos y fueron aseguradas tres personas que descendieron de esta camioneta por personal de tierra que llegó en apoyo de la Marina, que había hecho la detención a través del helicóptero.

"No se llevó a cabo ni un solo disparo. A estas personas se les aseguraron dos millones de dólares que traían consigo en esta camioneta, así como ocho armas largas y alrededor de 500 cartuchos útiles de diversos calibres".

Más detalles

En los tres días que han transcurrido, más detalles han surgido en diversos medios y sitios especializados tanto de México como de Estados Unidos.

Varios medios coinciden en que Morales Treviño tuvo hace poco un hijo. El bebé vive cerca de Nuevo Laredo -donde el propio Z40 nació- y él lo visitaba a menudo.

Foto Getty Images.
Miguel Ángel Treviño sólo estuvo nueves meses al frente del cartel. Foto Getty Images.

También coinciden en que el helicóptero utilizado por la armada es un Black Hawk y el vehículo en el que viajaba Z40 una camioneta Ford F-250 Super-duty, modelo 2013, de color gris plata.

Algunos son más específicos. Por ejemplo, el diario Reforma reveló que todo el operativo duró sólo siete minutos.

Según revelaron al diario mexicano personas que participaron en la operación relámpago, en "un camino de terracería entre Nuevo Laredo y Anáhuac la camioneta del Z40 fue lampareada por la aeranove".

"Son acciones de precisión. Se les da órdenes a los tripulantes de un vehículo de manera fuerte y clara. Algunos de los elementos se enfocan a la operación que se lleva a cabo en ese momento, otros se enfocan en cubrir el perímetro. Son acciones limpias porque no se permite que la persona que está siendo detenida actúe; no se le da tiempo para pensar”, dijo al diario un mando de la Marina.

Por su parte, la agencia AP, citando a un funcionario del gobierno federal mexicano, indicó que Morales Treviño trató de escapar entre los matorrales de la zona desértica donde fue capturado.

El periodista de Televisa Carlos Loret de Mora escribió en el diario El Universal que, efectivamente, Z40 trató de escapar, mientras que sus dos acompañantes se arrojaron de inmediato al suelo.

Luego, agrega, el capo fue llevado a la base de la Marina en Nuevo Laredo, donde declaró: "soy Z40", algo que fue corroborado por dos tatuajes que llevaba: una cobra en la parte interna de su antebrazo derecho y la frase "Hecho en México" en la espalda.

Fue allí que -según Loret de Mora- Z40 advirtió que sus hombres irían a rescatarlo.

La identificación definitiva se logró a través de pruebas de ADN, con la colaboración de EE.UU., según indicaron diversos medios.

Las piezas que no encajan

Desde el principio las autoridades mexicanas han insistido en que todas las labores de inteligencia fueron hechas en el país, sin ayuda del exterior.

Así lo aseguró Eduardo Sánchez durante la rueda de prensa y el propio Secretario de Gobierno, Miguel Ángel Osorio Chong, quien dijo que el arresto fue resultado de la colaboración de las diferentes dependencias de seguridad del país.

Sin embargo, el diario The New York Times publicó que la operación se realizó con la ayuda de los estadounidenses que, por ejemplo, le pasó a su contraparte mexicana la información sobre el nacimiento del hijo de Treviño y sus visitas.

Foto Getty Images.
El operativo de captura fue realizado por la Marina.

Un hecho que corrobaría esto es que la Marina hiciera el operativo. En México es un secreto a voces que las agencias de seguridad estadounidenses sólo confían en la Marina y sólo a ella entregan la información más sensitiva, por el temor a filtraciones.

Pero hay otra pieza aún más grande que aún no encaja: el hecho de que fuera capturado con sólo dos acompañantes, viajando en un único vehículo.

De acuerdo con George Grayson, autor de All the executioner's men ("Todos los hombres del verdugo"), sobre los Zetas, y experto en temas mexicanos, Miguel Ángel Treviño era "super precavido".

"Él tiene varios círculos de seguridad. Tiene su propia guardia pretoriana. Z40 tiene guardaespaldas de la misma manera que Osiel Cárdenas quería que los Zetas fueran los suyos", dijo a BBC Mundo hace unos meses, cuando Treviño Morales asumió el mando Zeta.

El New York Times cita un exagente del FBI diciendo que el hecho de que Treviño Morales llevara consigo dos millones de dólares muestra que confiaba en que podía sobornar a cualquiera que tratara de detenerlo.

¿Entrega?

Sin embargo, en México existe otra versión que está cobrando alguna fuerza y que medios de comunicación han reflejado: que la captura fue en realidad una entrega pactada. Por eso no hubo violencia y por eso Treviño no viajaba con una escolta enorme.

Eduardo Buscaglia, investigador de la Universidad de Columbia y conocido experto en temas de seguridad mexicanos, no lo considera descabellado. En entrevista con el programa radial Aristegui Noticias, indicó que "hay algo que no cuadra".

"La manera en que describen la detención, me da la sensación de que acá existió una entrega, salvo que la descripción de la detención no sea veraz". Agregó que no cree que, dada su importancia, Z40 se desplazara de un lugar a otro con sólo dos personas.

Sin embargo, advirtió que "no es un instrumento ilegal la entrega pactada de un capo en la medida que se sujete al proceso penal".

Cualquiera que sea el caso, lo más posible es que pasen años antes de que termine de armarse por completo el rompecabezas de la captura de Z40.

_____________________________________________

Siga al corresponsal de BBC Mundo en México a través de twitter en @JCPerezSalazar