Estados Unidos y sus superabogados famosos

  • 17 julio 2013
Mark O'Mara
El abogado Mark O'Mara ha ganado fama con su defensa de Goerge Zimmerman.

Como abogado de George Zimmerman, Mark O'Mara es una figura muy familiar para los televidentes en Estados Unidos. Esta fama da qué pensar sobre estos a abogados famosos y su papel en el aparato legal estadounidense.

Durante dos semanas, la audiencia siguió de cerca el jucio a George Zimmerman, el vigilante voluntario de un vecindario de Florida, acusado de homicio de segundo grado tras disparar mortalmente al adolescente negro de 17 años, Trayvon Martin.

O'Mara afirma que su cliente actuó en defensa propia durante su encuentro con el adolescente que, desarmado, caminada hacia la casa de su padre en esa comunidad cerrada de Sanford, Florida, en febrero de 2012.

Pero el fiscal alegó que Zimmerman en realidad "quería asegurarse de que Trayvon Martin no saliera del vecindario", que disparó a Martin al corazón y le mató.

El jurado sin embargo, justificó el disparo como un acto en defensa propia y, tras el juicio, se absolvió a Zimmerman, catapultando al mismo tiempo la fama de O'Mara.

Comentarios incendiarios

Juicio Zimmerman
El juicio a George Zimmerman fue seguido por gente de todo el mundo.

O'Mara se graduó en la escuela de derecho de la Universidad Estatal de Florida y trabajó como analista legal para la televisión local WKMG Channel 6, donde fue ganando fama.

Esta notoriedad se incrementó todavía más tras el juicio. A muchos les sorprendió que después de que el jurado anunciara su veredicto, O'Mara realizara unas declaraciones incendiarias sobre racismo, diciendo que si Zimmerman hubiera sido negro "nunca hubiera sido acusado de un crimen".

"Pero decidieron que George Zimmerman sería la persona a la que culpar y de algún modo usarlo como un caso de violación de derechos civiles" y dijo que "los hechos de esa noche no fueron originados por un acto racial".

Mucha gente encontró estos comentarios ofensivos.

"Insensible y cruel"

Michael Mansfield
El abogado Michael Mansfield es famoso en Reino Unido.

"La defensa parecía insensible y cruel durante el juicio", opina Jeannine Bell, profesor de derecho de la Universidad de Indiana. "Este comentario, de que si Zimmerman hubiera sido negro, no le habrían acusado, refuerza esta visión".

Otros se muestran más contundentes. "Uno de los comentarios más insultantes y enfurecedores del equipo legal de Zimmerman", expresó el periodista Jim Mitchell en un editorial del diario Dallas Morning News.

O'Mara puede parecer cruel, pero aún así sus comentarios impulsaron su fama. Aunque no está claro por cuánto tiempo durará en el candelero mediático.

Durante el juicio, O'Mara parecía estar siguiendo el camino de otros abogados-celebridades que le precedieron.

De la ley a la fama

Winona Ryder
La actriz Winona Ryder fue representada por el famoso abogado Mark Geragos.

Los abogados Gloria Allred, Johnnie Cochran, Robert Shapiro, se hicieron famosos durante el juicio al exjugador de fútbol americano OJ Simpson en 1994, quien fue acusado del asesinato de su esposa Nicole Brown Simpson y Ronald Goldman.

Con su trabajo en el caso Simpson, estos letrados pavimentaron grandes carreras en derecho y en medios de comunicación, siendo la televisión su gran plataforma.

El destino de un individuo en un juicio estadounidense lo decide el jurado seleccionado. Aún así, los juicios tienen un papel educativo para el público, y por este motivo algunas veces se emiten por televisión. Esto genera celebridades.

En países donde los juicios no se televisan, existen pocos abogados de alto perfil.

Abogados famosos

Robert Saphiro
Robert Saphiro se hizo famoso durante el juicio a OJ Simpson.

Por el contrario, en Estados Unidos el superabogado forma parte del paisaje legal. Representan a famosos y se convierten ellos mismos en celebridades por derecho propio.

Allred a menudo ofrece conferencias de prensa para sus clientes. Entre estos clientes se incluyen algunos como Natalie Khawam, implicada en el escándalo del exdirector de la CIA, David Petraeus, así como la actriz porno Joslyn James, quien tuvo una relación con el golfista Tiger Woods.

Otro abogado de famosos es Mark Geragos, quien representó a la actriz Winona Ryder y a Michael Jackson y quien "ama a los medios", según subrayó un reportero del diario The New York Times.

Por su parte, la abogada Laura Wasser, quien representó a Angelina Jolie, apareció en la revista Elle en una fotografía retocada con photoshop.

Un fenómeno no tan nuevo

Se supone que los abogados deben ser discretos. No sorprende por tanto que mucha gente no esté de acuerdo con el papel que estos abogados tienen en los medios.

"Es una erosión de la identidad del profesional de la ley", afirma Richard Sherwin, autor del libro que trata precisamente este tema: 'When Law Goes Pop'.

"Las entrevistas sobre los procedimientos judiciales solían ser mal vistas", explica, "ahora es una herramienta que usan los abogados en interés de sus clientes".

Puede que se esté dando una erosión de valores, pero no se trata de un fenómeno nuevo. Entre finales del siglo XIX y principios del XX, se sabe de la existencia de Clarence Darrow, un abogado muy famoso en la época.

Darrow usaba el círculo académico, en lugar de Twitter, para expresar sus puntos de vista, pero la intención de autopromoverse es la misma.

Joslyn James, izquierda, en una conferencia de prensa con Gloria Allred.

"Los abogados de famosos tienen una agenda", asegura Laurie Levenson, profesora de la Escuela de Derecho Loyola en los Angeles, California. "Saben exactamente para qué quieren usar a los medios".

"Flor de un día"

Los comentarios cargadamente raciales de O'Mara en la conferencia de prensa tras el juicio, puede que hayan sido una expresión honesta de su punto de vista, pero no "ayudaron" a su cliente, dice Levenson.

"Aparecer en cámara en una conferencia de prensa no es un momento para dar rienda suelta", dice, "no es una sesión de terapia".

Según la profesora O'Mara generó tensión con sus afirmaciones y, añade, hizo que la situación fuera más difícil para su cliente. Levenson considera que sus declaraciones dañaron sus posibilidades de hacer carrera como abogado de famosos.

"Fueron los 15 minutos de fama de O'Mara", finaliza , "es una flor de un día".