Ganan US$250.000 con helicóptero de tracción a sangre

  • 13 julio 2013

Hace 33 años la Sociedad de Helicópteros de Estados Unidos (AHS por sus siglas en inglés) ofreció un premio de US$250.000 a quien pudiera desarrollar un helicóptero capaz de volar impulsado exclusivamente por tracción a sangre, por un ser humano.

Y finalmente, alguien lo ganó. Fue un equipo de ingenieros de la Universidad de Toronto, Canadá, que consiguieron que su prototipo Atlas, se mantuviera en el aire por 64 segundos, a unos 3,3 metros de altura, dentro de una espacio de 10 metros por 10 metros, todos requisitos de la AHS.

Les llevó 18 meses completar la aeronave, que tiene cuatro hélices. Aunque es más grande que un Boing 747 pesa tan solo 50 kilogramos.

El vuelo tuvo lugar el 13 de junio de 2013, pero a la AHS le tomó un mes confirmar el premio.

Bicicleta veloz

Bicicleta del helicóptero Atlas
Todo a fuerza de pedal.

El galardón "Igor I. Sikorsky para un Helicóptero Propulsado por un Humano" fue establecido en 1980, en honor a Igor Sikorsky, uno de los fundadores de la AHS.

En un principio consistía en US$25.000, pero con el tiempo -y la falta de ganadores- la cifra se multiplicó por 10.

De acuerdo con uno de los creadores del prototipo, Cameron Robertson, el plan del equipo es ahora utilizar lo que aprendieron con Atlas para crear bicicletas que puedan alcanzar una velocidad de 120km/h.

Y espera que su proyecto de helicóptero sirva para inspirar a futuras generaciones de ingenieros e inventores.

El equipo también intentará que la Federación Aeronáutica Internacional le reconozca el logro.

Contenido relacionado