BBC navigation

Las opciones de EE.UU. para recuperar a Snowden

Embajada de Ecuador en Moscú

Snowden pidió asilo político a Ecuador al llegar a Moscú.

Ahora que Hong Kong permitió la salida de Edward Snowden -a pesar de las advertencias de Estados Unidos de que cumpliera con el tratado de extradición suscrito con el territorio- y solicitara asilo político en Ecuador -pedido que el país sudamericano está evaluando-, las opciones de Washington para capturar y enjuiciar al exanalista de inteligencia parecen haberse reducido.

Más allá de los acuerdos internacionales, el problema de Washington es que muchos no interpretan las acciones de Snowden como espionaje o traición.

El exanalista de inteligencia filtró información sobre el programa de vigilancia telefónica y de internet que Washington mantenía en secreto.

El gobierno de Barack Obama podrá utilizar medios diplomáticos o intentar presionar a los países que protejan a Snowden con sanciones en el ámbito internacional y económico, pero no es la primera vez que un fugitivo de la justicia estadounidense que se perfila como un perseguido político termina viviendo sus días en un país latinoamericano sin que Washington le pueda, o quiera, echar mano.

Expertos consultados por BBC Mundo coincidieron en que eso es lo que sucederá, aunque la vida de Snowden será muy diferente a lo que está acostumbrado.

Otros, sin embargo, advirtieron que el exanalista de inteligencia no tendrá un momento de sosiego con la presión que aplicará EE.UU. para regresarlo al país.

Indignación en EE.UU.

Diane Feinstein

La senadora Diane Feinstein fue una de muchos que denunciaron la falta de cooperación de China y Rusia.

La salida de Snowden de Hong Kong sucedió un día después de que Washington requiriera formalmente su extradición de acuerdo con el tratado que existe entre ambos países y le advirtiera a la región administrativa especial de China contra demoras en el proceso de retornarlo a EE.UU. para enfrentar un juicio.

Aunque las autoridades en Hong Kong reconocieron haber recibido el pedido de extradición, señalaron que no contaban con toda la documentación necesaria para que el proceso se llevara a cabo según las leyes locales. Así que Edward Snowden abandonó el territorio legalmente y por su propia voluntad.

Varios políticos y legisladores estadounidenses han aparecido en los programas de análisis políticos de los domingos manifestado su indignación por la falta de cumplimiento con el tratado de extradición y culparon a China de haber presionado a Hong Kong para formular el impedimento técnico del proceso.

La senadora demócrata Diane Feinstein, del Comité de Inteligencia del Senado, salió en Face the Nation, de CBS, expresando su desilusión con el gobierno de Pekín de no aprovechar este momento para mejorar las relaciones con EE.UU. y dijo estar convencida de que China tuvo una mano directa en el asunto.

"Los chinos no querían tener una mano en el arresto de Snowden porque parte de la información que reveló desmostó que EE.UU. estaba interviniendo también las comunicaciones de China"

Lawrence Korb, Centre for American Progress

Por su parte, no ha habido mucha reacción del gobierno de EE.UU. salvo la declaración del Departamento de Justicia diciendo que continuaría discutiendo el caso con Hong Kong y buscaría la cooperación, por medios legales, de otros países adonde Snowden intentara viajar.

El problema para Washington es que Snowden aterrizó en Moscú y pidió asilo político en Ecuador.

Según Lawrence Korb, analista en temas de seguridad del Centre for American Progress (CAP) en Washington, Rusia no solo no tiene un tratado de extradición con Estados Unidos si no que además ha tratado de desentenderse de Snowden de la misma manera que lo hizo China.

"Los chinos no querían tener una mano en el arresto de Snowden porque parte de la información que reveló demostró que EE.UU. estaba interviniendo también las comunicaciones de China", le aseguró Korb a BBC Mundo.

"Los rusos también se aprovecharán del hecho de que esta intervención de datos y comunicaciones antagoniza a muchos países europeos y ellos querrán capitalizar con eso dada su relación con Europa".

Las autoridades en Moscú se curaron en salud declarando que Snowden se encuentra "en tránsito" y, por ende, no ha entrado al país. No obstante, el también senador demócrata Charles Schumer acusó al gobierno de Vladimir Putin de ayudar y asistir al enemigo. "Se supone que los aliados deben tratarse respetuosamente y Putin parece siempre estar dispuesto a meter un dedo en el ojo de Estados Unidos", manifestó en el programa State of the Union de CNN.

Al Ecuador de Correa

Asilados políticos de EE.UU. en Cuba

  • Assata Shakur Integrante de las Panteras negras. Requerida por el FBI por terrorismo interno. Vive en Cuba desde 1984
  • Guillermo Morales Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña (FALN). Condenado a 89 años de cárcel por porte ilegal de armas.Vive en Cuba desde 1988.
  • Philip Agee exagente de la CIA. Escribió un libro revelando los operativos de la agencia. Acusado de recibir dinero del servicio de inteligencia cubano. Se refugió en La Habana donde murió en 2008.

En lo que parece será un paralelo con el caso de Julian Assange -el soplón de WikiLeaks requerido por EE.UU. y refugiado en la embajada de Ecuador en Londres- Edward Snowden confía en que el gobierno de Rafael Correa le conceda asilo.

Dados los antecedentes de Correa con Estados Unidos, este estatus podría restarle a Washington opciones para forzar el regreso de Snowden, le comentó a BBC Mundo Michael Schifter, director del centro de análisis regional Diálogo Interamericano.

"Esta es una movida clásica de Correa. Se envuelve en un asunto global y le da la perspectiva moral de proteger la libertad de expresión. Así llama la atención e intenta convertirse, si no en un líder regional, en el líder retórico de la izquierda antiestadounindense", expresó el analista.

La ironía, recalcó Schifter, es que Quito estaría protegiendo a Snowden de la persecución de Estados Unidos contra los soplones mientras entra en vigencia una Ley de Comunicaciones que se acaba de aprobar en Ecuador que limita la libertad de prensa y la libre expresión en el país.

Pero los analistas consultados por la BBC coincidieron en que Ecuador lo protegerá y Correa le "sacará el jugo" a la situación por el tiempo que pueda. Mientras el mandatario siga en el poder, el exanalista de inteligencia no tendrá que preocuparse de ser extraditado. La interrogante será lo que venga después.

"Snowden tendrá que estar preparado para un largo y arduo camino de presión política e intentos por parte de Estados Unidos para regresarlo y enjuiciarlo", opinó Eric Hershberg, profesor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Americana en Washington.

"Correa está fuertemente empotrado en Ecuador pero eso no será para siempre", le dijo a BBC Mundo.

Simpatía pública

Todo apunta a que Snowden acabará siendo un individuo perseguido para siempre.

También tendrá que estar guardando su espalda constantemente en caso de que se intente su aprehensión y extracción por otros medios. Aunque, según los analistas consultados, un secuestro sería devastador para la imagen de Estados Unidos en el mundo; no obstante -añaden- esa táctica no se puede descartar del todo pues, al fin y al cabo, Snowden es un fugitivo de la justicia.

"Lo que debe hacer ahora la administración de Obama es enfocarse en el debate sobre la libertad individual y dejar que Snowden viva en paz donde sea"

Lawrence Korb, Centre for American Progress

Sin embargo, los observadores dicen que si algo juega a favor de Snowden es que un gran segmento de la opinión nacional e internacional considera que lo que ha hecho es un servicio público, al revelar los alcances del espionaje del gobierno estadounidense a sus propios ciudadanos.

"Expuso ante nuestros ciudadanos y ante nuestros aliados y adversarios cuestionables prácticas de espionaje. En los ojos del mundo, incluyendo algunos de los aliados más cercanos de EE.UU., se agradece lo que hizo", dijo Lawrence Korb, del Centre for American Progress.

Korb cree que, inclusive, será difícil lograr una condena de espionaje contra Snowden en EE.UU. porque sería muy difícil probar que comprometió la seguridad del país y asistió al enemigo.

"El verdadero daño lo hizo internamente y contra la reputación del gobierno", recalcó Korb.

"Lo que debe hacer ahora la administración de Obama es enfocarse en el debate sobre la libertad individual y dejar que Snowden viva en paz donde sea".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.