Estudio asegura que los hombres "causaron" la menopausia

  • 14 junio 2013
Dos generaciones de mujeres
Los expertos identificaron una preferencia milenaria de los hombres por las mujeres más jóvenes.

Sofocos, sudores, cambios de humor... en términos evolutivos, podría culparse a los hombres de haber causado la menopausia y sus efectos secundarios, según los resultados de un estudio científico.

Un equipo de genetistas evolutivos de la Universidad canadiense de McMaster dice que la tendencia de los hombres a escoger parejas más jóvenes hizo que la fertilidad se conviertiera en algo inútil para las mujeres de mayor edad, dando lugar eventualmente a la menopausia.

Los resultados de su estudio se publicaron en la revista especializada PLOS Computational Biology.

Pero un experto británico asegura que la correlación se dio "al revés": que los hombres escogen parejas más jóvenes porque las mujeres mayores son menos fértiles.

¿"Apareamiento preferencial"...

Hace tiempo que los científicos se preguntan por qué los humanos son prácticamente la única especie en la que la fertilidad de las hembras no dura toda la vida.

Teorías anteriores habían propuesto la hipótesis del "efecto abuela". En ellas se sugiere que las mujeres pierden su fertilidad cuando llegan a una edad en la que podrían no llegar a ver crecer a un hijo, pero en cambio sí podrían cuidar de los hijos de mujeres más jóvenes.

En esas hipótesis se ve la menopausia como el fenómeno que evita que las mujeres mayores sigan reproduciéndose.

Pero este nuevo estudio canadiense invierte el razonamiento, al sugerir que fue la falta de reproducción la que generó la menopausia.

Mediante el uso de modelos informáticos, el equipo de McMaster concluyó que la respuesta evolutiva al interrogante sobre la menopausia está en el "el apareamiento preferencial": los hombres de todas las edades escogen como pareja a mujeres más jóvenes.

Eso significó, según los científicos, que no había "propósito alguno" para que las mujeres de más edad continuaran siendo fértiles.

El profesor Rama Singh, el genetista evolutivo que lideró la investigación, dijo que al elegir compañeras más jóvenes los hombres están "afianzando" las circunstancias contra la fertilidad continuada.

"Hay evidencia en la historia humana de que siempre hubo una preferencia por las mujeres más jóvenes", le dijo Singh a la BBC.

El experto enfatizó que para el estudio examinaron el desarrollo humano desde miles de años atrás, no simplemente patrones de comportamiento social actual.

En Reino Unido la edad media actual en la que las mujeres entran en la menopausia es de 52 años, a pesar de que como media viven 30 años más.

Según Singh, esta longevidad prolongada, unida a la maternidad tardía, podría potencialmente alterar el momento de la menopausia, tras un período temporal significativo.

"El sistema social está cambiando. Hay mujeres que están iniciando una familia más tarde, por motivos educativos o profesionales", dijo.

Y sugirió que esta tendencia podría retrasar la menopausia en estas mujeres, cuyos genes se transferirían a sus hijas, "con la posibilidad de que la edad de la menopausia se retrase".

... o "respuesta evolutiva"?

Sin embargo el doctor Maxwell Burton-Chellew, biólogo evolutivo en el departamento de zoología de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, desafía la teoría propuesta por el estudio canadiense.

"Es probablemente al contrario: la preferencia del hombre por parejas más jóvenes es probable que se deba a que las mujeres mayores son menos fértiles", le dijo a la BBC.

"Creo que tiene más sentido interpretar la preferencia del hombre por parejas más jóvenes como una respuesta evolutiva a la menopausia, y asumir que los machos ancestrales habrían hecho una elección inteligente al aparearse con cualquier hembra que pudiese producir hijos".

"Hablando en términos evolutivos, las mujeres mayores enfrentaron una "elección" interesante: tener un hijo que tal vez no alcance la madurez antes de tu propia muerte o dejar de reproducirte y centrarte en cambio en ayudar a que tus parientes más jóvenes se reproduzcan".

Síganos en Twitter @bbc_ciencia