Los "terroristas" que ampara EE.UU.

  • 13 junio 2013
Luis Posada Carriles, Ilyas Akhmadov, un muyahidín de MEK
Estados Unidos le ha dado refugio o apoyo a varios individuos requeridos por terrorismo en otros países.

En mayo pasado, el departamento de Estado de Estados Unidos publicó una evaluación anual de la actividad terrorista y extremista en el mundo y la amenaza que representa para ese país y sus aliados.

El documento incluye una lista de países que Washington califica de patrocinadores de terrorismo, ya sea porque los considera participantes de actividad extremista por comisión u omisión, o porque permiten la residencia en su territorio de individuos u organizaciones catalogados como tales.

Cuba, Irán, Siria y Sudán aparecieron en la lista y algunos de ellos no solo rechazaron la inclusión, sino que denunciaron a Estados Unidos por supuestamente amparar y/o prestar asistencia a grupos que ellos mismos buscan en relación a actividad terrorista.

Esto se enmarca en el clásico debate de quién es un "terrorista" y quién es un "luchador de la libertad". Vea a continuación quienes podrían ser definidos de una manera u otra y que, mientras tienen la anuencia de EE.UU., son buscados por otros países.

LUIS POSADA CARRILES - militante anticastrista

Luis Posada Carriles
Luis Posada Carriles vive libre en Miami.

Luis Posada Carriles es un militante del exilio cubano, nacionalizado en Venezuela, que trabajó para el Servicio Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA) y participó en varias actividades contra el gobierno de Cuba como en la fallida invasión de Bahía Cochinos, otros operativos para volar la infraestructura turística de la isla y varios intentos para asesinar a Fidel Castro.

Tanto Cuba como Venezuela lo requieren por ser el supuesto autor intelectual del atentado con bomba en pleno vuelo de una nave de Cubana de Aviación, en 1976, que partía de Barbados y en el que murieron los 73 pasajeros a bordo, incluyendo el equipo juvenil de esgrima cubano. La Habana llamó el siniestro el primer ataque terrorista contra la aviación civil en el Hemisferio Occidental.

Documentos desclasificados por el FBI y la CIA muestran que agentes de Estados Unidos recibieron información según la cual Posada Carriles estuvo involucrado en esos ataques.

También fue acusado de organizar una serie de ataques contra hoteles en Cuba, en 1997, en los que murió un turista italiano. Posada Carriles reconoció en una entrevista con el diario estadounidense The New York Times haber planeado esos atentados, pero después se retractó. Un salvadoreño que paga condena en La Habana por los ataques sostiene que fue contratado por Posada para colocar los explosivos.

En 2000, el militante del exilio volvió a surgir en Panamá, involucrado en un intento para asesinar a Fidel Castro durante una cumbre regional. Fue arrestado pero exonerado posteriormente por la entonces presidenta Mireya Moscoso.

Más tarde, en 2005, fue detenido en Estados Unidos por entrar ilegalmente en el país. Tras una serie de juicios por violaciones migratorias y por sus presuntos vínculos con los atentados de 1997 en Cuba, eventualmente fue dejado en libertad.

Estados Unidos rechazó su extradición a Cuba o a Venezuela con el argumento de que allí ciertamente sería torturado. Posada Carriles vive ahora en libertad en Miami.

ILYAS AKHMADOV - líder separatista checheno

Ilyas Akhmadov
Akhmadov es acusado en Moscú de organizar campamentos de entrenamiento terrorista.

Ilyas Akhmadov, alguna vez alto líder del movimiento separatista checheno, es uno de los hombres más buscados por Rusia, acusado de organizar campamentos de entrenamiento terrorista y para la insurrección armada.

Fue acusado por Moscú de organizar y liderar a 2.000 insurgentes armados en una violenta incursión en la vecina Daguestán, en 1999.

También fue subalterno del islamista radical Shamil Basayev, quien encabezó el ataque más notorio de los rebeldes separatistas contra Moscú, cuando tomaron más de mil rehenes en un hospital en Budyonnovsk, en 1995.

Cien de los rehenes resultaron muertos cuando las fuerzas rusas intentaron un rescate. Rusia sostiene que la mayoría de los muertos fueron ejecutados por los rebeldes, pero estos dicen que murieron en el cruce de fuego. Según su propio testimonio, Akhmadov se distanció de Basayev después de que el rebelde se convirtió en un islamista fundamentalista.

En 1999, fue designado ministro de Relaciones Exteriores del gobierno separatista de Chechenia pero poco después tuvieron que dispersarse y ocultarse en las sombras. Akhmadov abandonó Chechenia, empezó una campaña con gobiernos occidentales, organizaciones no gubernamentales y la ONU para pedir la observación de los derechos humanos en el conflicto en Chechenia.

Visitó Estados Unidos en dos ocasiones, se reunió con funcionarios del gobierno de EE.UU. y solicitó asilo político. Rusia se opuso férreamente asegurando que tenían pruebas de su actividad terrorista y pidió su extradición.

El pedido de asilo fue inicialmente rechazado por el Departamento de Seguridad Interna, pero después de recibir apoyo de importantes figuras políticas estadounidenses -como la exsecretaria de Estado Madeleine Albright y el senador republicano John McCain- se le otorgó la residencia.

Ilyas Akhmadov, que insiste en que las acusaciones del Kremlin son falsas, primero se radicó en Boston y ahora vive en la capital Washington DC.

MEK - muyahidines del pueblo iraní

Maryam Rajavi del MEK con Rudolph Giuliani
El MEK logró el apoyo de importantes líderes en EE.UU. para que fuera sacado de la lista terrorista.

Muyahidín-e-Kalq (MEK), es un grupo disidente que exhorta al derrocamiento del gobierno de Irán y del liderazgo clerical musulmán chiita.

Las actividades del MEK se remontan a la violenta revolución islámica de 1979 en la que se derrocó el Shah, pero también fueron culpados de la muerte de seis ciudadanos estadounidenses en esa época.

La organización, cuyo nombre se traduce como "guerreros sagrados del pueblo", se alió con las fuerzas del entonces mandatario sunita iraquí, Saddam Hussein, en la cruenta guerra entre Irak e Irán que duró desde 1980 hasta 1988.

Es la principal de cinco organizaciones políticas cobijadas por la coalición Consejo Nacional de Resistencia de Irán (NCRI, por sus siglas en inglés), fundada en París en 1981 por exiliados iraníes con el propósito de crear oposición interna y externa al gobierno de Teherán.

No obstante, la opinión sobre el NCRI siempre titubeó entre ser una organización disidente dedicada al la lucha por la democracia en Irán o un grupo activo en terrorismo.

En 1997, el Departamento de Estado denominó el NCRI como organización terrorista y, unos años más tarde, el FBI opinó oficialmente que la coalición era un frente del MEK.

Sin embargo, tras una agresiva campaña de lobby con apoyo de importantes personalidades en Washington -incluidos exdirectores de la CIA, el otrora secretario de Seguridad Interna Tom Ridge y hasta el destacado periodista Carl Bernstein-, el NCRI fue tachado de la lista terrorista la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton, en 2012.

El resultado es que el NCRI acaba de abrir sus oficinas en la calle K de Washington, conocida por albergar algunas de las instituciones de mayor influencia en la capital, a pocos pasos de la Casa Blanca.

La decisión no solo enardeció al gobierno de Teherán, que acusó a EE.UU. de ser el verdadero promotor de terrorismo internacional, sino provocó las recriminaciones del rival Consejo Nacional Iraní Estadounidense, que afirmó que la medida "abre las puertas de la financiación del Congreso para que el MEK realice actividad terrorista en Irán".

AL NUSRA - Frente por la Defensa del Pueblo de Siria

Al Nusra
Al-Nusra forma parte de los grupos rebeldes de oposición en Siria, pero está afiliado a al-Qaeda.

El Frente al-Nusra es un grupo que ingresó en la guerra civil en oposición del gobierno de Bashar al Assad, en 2012, como un asociado de al-Qaeda en Siria.

Se le considera una de las fuerzas rebeldes más efectivas en el conflicto que, un conglomerado aunque tiene ideologías dispares, persigue la meta común de derrocar a al Assad.

Al-Nusra son expertos en los ataques suicidas y buscan eventualmente crear un estado panislámico donde impere la estricta ley sharia.

Tanto Naciones Unidas como Estados Unidos han denominado al grupo como una organización terrorista.

Sin embargo, gobiernos europeos han decidido activamente adoptar medidas de apoyo financiero a las fuerzas de oposición sirias. Y aunque Estados Unidos no está contemplando una intervención en ese país, sí le ha permitido a sus ciudadanos, compañías y bancos enviar fondos a los rebeldes.

El presidente sirio acusó a EE.UU. de estar apoyando a un aliado de al-Qaeda, la misma fuerza que ha estado combatiendo desde los ataques de 11S.

Algunos analistas consideran la postura de Washington en violación no solo de las leyes internacionales sino nacionales por apoyar un grupo que ha declarado terrorista.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.