La violencia mexicana salpica a Facebook

  • 2 mayo 2013
Facebook
La difusión de imágenes violentas en Facebook generó quejas entre los usuarios.

La difusión en Facebook de unos videos de decapitaciones supuestamente llevadas a cabo por miembros de los carteles mexicanos, ha vuelto a convertir a la red social Facebook en centro de una polémica.

Las imágenes de video procedían de la página de internet "mundonarco", dedicada a la difusión de informaciones y noticias sobre el narcotráfico mexicano en la red.

Los usuarios tienen derecho a "mostrar el mundo en el que vivimos", fue la reacción inicial de la red social, quien se negó a retirar los contenidos desencadenando quejas todavía más airadas de usuarios, plataformas en defensa de los derechos del niño e incluso miembros del equipo de seguridad de la propia compañía consultados por la BBC.

Poco después, Facebook daba un giro de 180º y anunciaba la eliminación de los videos. Pero el hecho es un ejemplo más de la facilidad con la que estos contenidos circulan en la red.

Violencia en la red

Si uno introduce en páginas como YouTube la palabra "decapitación", enseguida tiene acceso a una serie de videos difundidos por "mundonarco", una página de internet dedicada a difundir informaciones y material audiovisual sobre los carteles de la droga mexicanos.

Lea también: "La joven detrás del blog del narco"

En YouTube estos videos están incompletos, no muestran violencia explícita, pero al final te ofrecen la posibilidad de acceder directamente a la página y video original y verlos sin ningún tipo de censura.

No sólo hacen referencia a México, sino a decapitaciones en Arabia Saudita, en Túnez e incluso durante partidos de fútbol jugados en Brasil. Todo esto en muchos casos sin ningún tipo de aviso o advertencia del contenido violento.

FAcebook
Facebook cuenta ya con más de 1.000 millones de usuarios.

Sin embargo, psicólogos como Arthur Cassidy, quien administra la organización sin ánimo de lucro Yellow Ribbon, orientada a la prevención del suicidio, basa esta teoría en la "naturaleza social de Facebook".

"Sabemos por las evidencias que (ver) semejante material puede influir en la autoestima de un modo muy negativo", explicó a la BBC.

"Puede causar regresiones espontáneas, pesadillas y problemas de sueño. Si esto es prolongado puede transferirse en muchos otros efectos negativos en un niño y también en adultos, como desórdenes de ansiedad y ataques de pánico".

"El otro problema es que alguna gente, en su inocencia, quiera compartir esto con sus amigos para decir cuán horrendo es, y estamos preocupados de cuán profundo e incontrolable es el efecto que esto puede tener en toda la comunidad".

¿Donde está el límite del interés público? Se pregunta por su parte Stephen Balkam, jefe ejecutivo del Instituto para la Seguridad de la Familia en Internet (Fosi).

"¿Es de interés público saber qué es lo que pasa entre los lores de la droga en México?"

"Teniendo en cuenta que no sólo adolescentes acceden a esto, sino que reportes de consumo estiman que siete millones y medio de menores de 13 años en Estados Unidos están en Facebook, tienes que considerar: ¿se transmitiría esto durante el día en informativos de televisión?".

"No creo que se haría, incluso con una advertencia diciendo que esto es algo que quieres evitar. Eso cruza una línea".

Violencia a tres clics

Stephen Balkam
Stephen Balkam considera que Facebook "cruzó la raya".

A principios de este año, un informe de la firma de seguridad en internet Kapersky Lab señaló que los niños están a menos de tres clics de contenidos inapropiados o contenido para adultos en páginas como YouTube.

"Videos musicales con contenido violento, pistolas, desnudos, trozos de programas emitidos en horario de adultos y accidentes de autos son ejemplos de contenidos inapropiados".

De acuerdo a Kapersky lab los niños manejan cada vez mejor la internet y exploran sus contenidos y páginas para compartir videos como YouTube son tan intuitivas que hacen que su contenido sea fácilmente accesible.

Por este motivo, expertos en seguridad en internet orientada a menores de edad recomiendan una buena supervisión de los contenidos que los niños usan y si existe alguna preocupación, revisar el historial de búsqueda del explorador de internet para asegurarse de que no se visitan contenidos inapropiados.

También se anima a los padres a invitar al niño a hablar abiertamente de lo que hacen en internet y con quién se relacionan, así como establecer medidas de seguridad para bloquear.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través @un_mundo_feliz