Arrestos fronterizos por droga: más estadounidenses que mexicanos

  • 27 marzo 2013
Patrulla en la frontera entre Estados Unidos y México
En los últimos años se han intensificado los patrullajes fronterizos.

Cuando se habla de traficantes de drogas en la frontera de México y Estados Unidos muchos piensan que quienes transportan los narcóticos son mexicanos.

Una nueva investigación en Estados Unidos encontró que la realidad es muy diferente: cuatro de cada cinco arrestos por delitos de drogas que lleva a cabo la Border Patrol (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos) involucra algún ciudadano estadounidense, en su mayoría estadounidenses blancos de mediana edad.

Esta es la conclusión de una investigación realizada por el Center for Investigative Reporting (CIR) (Centro de Periodismo Investigativo) basado en Berkeley, California.

El estudio se basó en datos de la Patrulla Fronteriza sobre los arrestos por drogas llevados a cabo entre 2005 y 2011.

En total se obtuvieron datos de más de 81.000 decomisos de narcóticos en la frontera de México y Estados Unidos.

En éstos se encontró información sobre los responsables del tráfico en casi la mitad de los decomisos. El resto de las cargas de drogas habían sido abandonadas y nadie había sido detenido.

El CIR descubrió que en los más de 40.000 decomisos restantes había un ciudadano estadounidense involucrado en 80% de los casos.

"Encontramos que la Border Patrol atrapa a más ciudadanos estadounidenses con drogas que a transportadores mexicanos" dice Andrew Becker, principal autor de la investigación.

"Comenzamos la investigación en 2011 y después de varias solicitudes la agencia nos entregó la información bajo la ley federal de Libertad de Información" explica el periodista a BBC Mundo.

"Encontramos que los datos de los registros son muy diferentes a la percepción que se obtiene de la Border Patrol."

"Es decir, al contrario de lo que se piensa comúnmente, que los transportadores de drogas son en su mayoría mexicanos, vimos que cuatro de cada cinco arrestos que lleva a cabo la agencia fronteriza sobre lo que llaman 'incidentes con drogas', involucran a un ciudadano estadounidense".

Atípicos

Patrulla Fronteriza
El estudio señala que la mayoría de los detenidos en la frontera por drogas son estadounidenses.

Andrew Becker entrevistó a algunos de los arrestados, ahora en prisión, los cuales tienen un perfil muy distinto de lo que se podría considerar un "típico traficante".

"El típico perfil del narcotraficante no es alguien como Todd Britton-Harr de 36 años, graduado de la U.S. Naval Academy (Academia Naval de Estados Unidos), quien fue atrapado en el puesto de control de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas en diciembre de 2010 transportando un tráiler con 450 kilos de marihuana" explica Becker.

"Tampoco viene a la mente alguien como Laura Lynn. Los agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a la mujer de 52 años en un punto de control a 24 kilómetros al sur de la ciudad de Alpine, en el occidente de Texas, en febrero de 2011, con 73 kilos de marihuana escondidos debajo de cobijas en canastas de ropa".

"Y creo que esto tiene sentido estratégicamente para la organización criminal: reclutar a alguien que pueda moverse con libertad en el país", agrega.

Becker, quien es corresponsal de asuntos fronterizos y de seguridad nacional en el CIR, afirma que "no hay duda de que las organizaciones criminales basadas en México dominan el tráfico de drogas hacia Estados Unidos".

"Pero el mensaje público que la Patrulla Fronteriza ha proclamado durante la última década, principalmente con comunicados de prensa sobre sus decomisos, ha puesto de manifiesto que los principales responsables de transportar drogas son "mulas" (transportadores) mexicanas".

Sin embargo la realidad es otra, dice el periodista a BBC Mundo: las organizaciones criminales reclutan a ciudadanos estadounidenses porque éstos despiertan menos sospechas de las autoridades, agrega.

Becker menciona el caso de Britton-Harr, quien antes de ser detenido logró transportar cinco cargas en cinco ocasiones separadas desde México a Detroit, cada una de entre 450 y 700 kilos de marihuana con un valor -cada una- de unos US$100.000.

También menciona el caso de un ingeniero mecánico detenido en Sierra Blanca en Texas, quien le dijo que había transportado con éxito 17 cargas de marihuana antes de haber sido detenido cuando un perro entrenado para detectar drogas lo descubriera con más de 36 kilos de la droga escondidos en su auto en 2011.

Y ¿por qué lo hacen?

"Supongo que por las mismas razones que lo haría un mexicano. Lo que me contaron a quienes entrevisté fue que tenían deudas, se involucraron en negocios dudosos o con gente 'turbia', los habían amenazado", explica a BBC Mundo Andrew Becker.

"Otros tenían sus propias adicciones a drogas o no tenían trabajo y estaban pasando por momentos muy difíciles, según dijeron" agrega.

"Sorprendente"

El periodista afirma que "fue una enorme sorpresa" encontrar esta información en los registros de la Patrulla Fronteriza.

"Por eso sentimos que era una noticia digna de investigar más a fondo".

Becker cree que esta estrategia muestra que las organizaciones criminales están cambiando sus tácticas.

Ahora, dice, debido al reforzamiento de la seguridad en la línea fronteriza, han reducido el tamaño de sus cargas pero han aumentado la frecuencia del tráfico. Y para ello, están utilizando más "mulas", incluidos más estadounidenses.

Según el CIR, durante la administración de Barack Obama, la agencia fronteriza ha incautado más drogas que nunca, principalmente marihuana, pero también cocaína, heroína y metanfetaminas.

Los registros oficiales muestran que de 2005 a 2011 han sido detenidos tres veces más ciudadanos estadounidenses por drogas en la frontera. Y desde el 2011 la Patrulla Fronteriza estadounidense ha duplicado su tamaño.

Ahora cuenta con 21.000 agentes y pasó a ser parte de la U.S Customs and Broder Protection (CBP) (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos), la mayor agencia de orden público de ese país.