BBC navigation

El desafío de hacer una película sobre la guerra de Irak

cine_belico

En Hurt Locker el protagonista se dedica a desactivar explosivos.

La guerra de Irak fue larga, sangrienta e impopular. Durante diez años, los directores de cine y televisión han tratado de retratar a los hombres y mujeres en sus campos de batalla. ¿Cómo ha evolucionado el cine bélico de nuestro tiempo?

Un sargento camina por un supermercado en la película de 2009 The Hurt Locker (Zona de miedo) y observa una caja de cereales que tiene enfrente.

En Irak desactivó cientos de bombas, pero ahora está perdido entre las cajas de Cheerios y avena. Toma una caja de cereal, la mete en el carrito y camina por el pasillo, balanceando su brazo adelante y atrás como tratando de liberarse de unas cadenas.

Para muchos, esta escena captura la dificultades que atraviesan los veteranos cuando regresan a su vida normal.

"Se da una desconexión entre la experiencia de la guerra, cuando se sentían útiles, y un mundo lleno de elecciones y banalidades", dice la crítico de cine Alissa Quart.

Pero para otros esta escena tiene menos significado; el coronel Joel Rayburn, quien sirvió como oficial de inteligencia en Irak, dice que no se siente alienado en un supermercado.

"Simplemente voy y compro comida", dice.

Distintas interpretaciones

Estas dos interpretaciones distintas de la película muestran la disparidad entre los que han combatido en Irak y los que no lo han hecho- y demuestra cuán difícil es reflejar una experiencia de postguerra de manera fidedigna y que al mismo tiempo tenga eco entre una audiencia civil.

Siendo un conflicto desordenado, problemático, que duró más años de lo que se esperaba, la guerra en Irak es un ejemplo de tema difícil para los productores de cine y televisión.

En la película ganadora de un Oscar sobre los veteranos de la Segunda Guerra Mundial Best years of our lives (Los mejores años de nuestra vida), los protagonistas están "profundamente afectados por los eventos de la guerra", cuenta Kent Jones, director de programa del festival de cine de Nueva York, pero "se esperaba de ellos que volvieran a la normalidad".

Tras la guerra de Vietnam, dice, las películas como Coming Home (Regreso sin gloria) y The Deer Hunter (El francotirador) retrataron a veteranos como individuos que "sentían que habían sido vendidos por su país".

Evolución

Stop-Loss

En Stop-Loss los protagonistas son recibidos como héroes pero temen volver a combate.

"Con la guerra de Irak, se da una especie de sensibilidad flotante. No sabemos realmente dónde estamos. Las circunstancias que nos llevaron a la guerra eran dudosas, y luego la guerra se extendió más y más", dice Jones.

"En 2006 se llegó a un punto en el que se retrató a los veteranos de guerra como problemáticos, inestables y personas en las que no se puede confiar al ser capaces de actuar con gran violencia".

Durante la guerra de Irak la situación fluctuó, y las películas reflejaban algunos de estos cambios. En una fase temprana, por ejemplo, los veteranos eran retratados positivamente.

En Walking Tall (Con la frente en alto, 2004) un veterano es indudablemente heroico. Es interpretado por el actor de acción Dwayne Johnson. Al final de la película, se ha cerrado un casino, y su dueño corrupto es enviado a prisión y el molino del pueblo se reabre, gracias en parte a su moral, liderazgo y coraje.

En Home of the Brave (Regreso al infierno. 2006), los personajes veteranos se dan a la bebida, pero aún así siguen siendo personas nobles que son capaces de reintegrarse en el país que sirvieron desinteresadamente.

Del héroe al psicópata

Sin embargo, en ese momento la guerra daba un nuevo giro. Estados Unidos luchaba contra una insurgencia salvaje en Irak, y empezaron a aflorar historias de crímenes cometidos por las tropas estadounidenses.

"No hemos visto una película en Irak que sea comparable a lo que Apocalypse Now fue para Vietnam"

Scott Foundas, crítico de cine

Las películas eran "moralmente ambiguas", dice Scott Foundas, crítico de cine para The Village Voice.

En 2007, en la película Valley of Elah (El valle de Ela), un hombre joven desaparece y su padre debe rastrear sus pasos. La película es visualmente muy atractiva, con imágenes del desierto de Nuevo Mexico, y cuenta la historia de lo que algunos estadounidenses hicieron en Irak.

También es desesperanzadora y oscura, y retrata a veteranos como personajes diabólicos, sin cualidades que los rediman.

"Se da más énfasis a la idea de que has convertido a alguien en un asesino, y ahora no pueden parar al asesino", afirma Philip Lopate, editor de la antología American Movie Critics (Críticos de cine estadounidenses).

"Esto significa que toda la experiencia de ser un soldado ha pasado de ser algo heroico a un entrenamiento para la psicosis", dice Lopate. "Muestra una profunda revulsión hacia la guerra, pero también una excitación".

Daños colaterales

cine_belico

En Our name, el personaje se ve acechado por el recuerdo de la muerte de una chica iraquí.

Otras películas se enfocan en el daño que la guerra hizo a los individuos y familias: en Stop-Loss (2008), los personajes se vuelven desquiciados cuando vuelven a casa. Uno de ellos cava un hoyo en el jardín y se mete en él, y toma medidas drásticas cuando se le fuerza a regresar a combate.

En los primeros días de la guerra, algunos patrones se usaron tanto para cine como para televisión, pero a medida que la guerra se acaba, los veteranos de Irak empezaron a aparecer más frecuentemente en televisión.

"Hoy hay muchos más personajes que son veterinarios y dicen 'oh, sí, yo serví en el ejército', dice Kayla Williams, una exsargento y autora de Love My Rifle More Than You (Amo a mi rifle más que a ti).

Un año después para la película The Messenger muchos actores fueron a ver a familias que les dijeron que sus seres queridos murieron.

"Las primeras películas trataban de mostrar el lado oscuro", dice Foundas, "The Messenger muestra más el lado humano".

En la fase final de la guerra, la violencia en Irak decreció y los estadounidenses empezaron a volver a casa. El foco en las películas más actuales ha virado de los horrores de la guerra a la banalidad y problemas de la paz".

Pero es posible que la película que mejor captura las actitudes de lo estadounidenses y la experiencias de los veteranos no haya sido todavía hecha.

"No hemos visto una película en Irak que sea comparable a lo que Apocalypse Now (Apocalipsis Now) fue para Vietnam, donde apuntas directamente a un reino alegórico y muestras lo que significa para nosotros", dice Foundas.

"Falta tiempo, si algún día se hace, para que haya una película de ese tipo sobre Irak".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.