El senador que cambió de opinión respecto al matrimonio gay por su hijo

  • 16 marzo 2013
El senador Rob Portman posa con su familia en una imagen de archivo

Un influyente senador estadounidense anunció el viernes que cesaba su oposición al matrimonio gay, en una decisión que causó gran sorpresa por apartarse de las posturas tradicionalmente conservadoras que su partido, el republicano, esgrime frente a ese polémico tema.

El senador republicano de Ohio Rob Portman aseguró que había empezado a cambiar de opinión en 2011 después de que su hijo Will le confesara que era gay.

Según Portman, su visión original sobre las uniones entre personas del mismo sexo surgieron por su fe cristiana metodista.

En 1996, como miembro de la Casa de Representantes, votó a favor de la Ley de Defensa del Matrimonio, que lo definía como una unión entre hombre y mujer.

En 1999 también votó contra la posibilidad de que las parejas homosexuales de Washington DC adoptasen niños.

El matrimonio homosexual es un tema que cada vez provoca más divisiones en el seno del Partido Republicano. De hecho, algunos de sus miembros consideran que su posición al respecto les restó votos en las elecciones presidenciales de noviembre pasado.

"Orgulloso de mi padre"

Portman
Portman confiesa que ha luchado por conciliar su fe cristiana con la felicidad de su hijo.

El senador Portman, cuyo nombre sonó como posible compañero de fórmula del excandidato republicano a la presidencia en 2012 Mitt Romney, anunció su cambio de opinión en diversas entrevistas con diarios de su estado, Ohio.

"He llegado a la conclusión de que si dos personas están dispuestas a hacer un compromiso de por vida para amar y cuidar el uno del otro en las buenas y en las malas, el gobierno no les debe negar la oportunidad de casarse", escribió Portman en el diario Columbus Dispatch.

"No es así como me he sentido siempre. Como congresista y más recientemente como senador, me oponía al matrimonio para parejas del mismo sexo, pero sucedió algo que me hizo pensar en mi posición de una manera mucho más profunda", agrega.

El senador de Ohio confiesa que él y su esposa, que tienen otros dos hijos, se sorprendieron cuando Will les anunció que era homosexual pero asegura que también le apoyaron en todo momento.

Para Portman, la confesión fue un acto "valiente" y si bien afirma que eso no cambió su manera de ver a su hijo como "la misma persona que siempre había sido", ahora tenía una "imagen más completa" de él.

Además, explica que para resolver las dudas que le planteaba su fe cristiana conversó sobre el tema con el pastor de su iglesia de Cincinnati.

División republicana

También habló de ello con el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, quien se opone al matrimonio gay y con el exvicepresidente estadounidense Dick Cheney, quien tiene una hija lesbiana y apoya el matrimonio homosexual.

Según le dijo Portman a la prensa local, el año pasado también informó a Romney de la sexualidad de Will.

El que fuera candidato republicano a la presidencia hizo unas declaraciones en mayo pasado en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo una semana después de que el presidente Obama, en plena campaña por su reelección, anunciase su apoyo a ese tipo de uniones.

El senador dice haber luchado para conciliar su fé cristiana con su deseo de ver que su hijo tenga las mismas oportunidades en sus relaciones que sus hermanos.

"Finalmente tomé en cuenta que la importancia en la Biblia del amor y la compasión y mi creencia de que todos somos hijos de Dios", escribió el senador.

Portman afirmó que le gustaría que el Congreso revocase la Ley de Defensa del Matrimonio que prohíbe el reconocimiento por el gobierno federal de las leyes del matrimonio homosexual de los estados.

Pero argumenta que los estados no deben verse forzados a reconocer esas uniones.

Nueve estados de EE.UU. y el Distrito de Columbia reconocen plenamente el matrimonio homosexual, entre ellos algunos que lo aprobaron en votaciones populares en 2012.

El anuncio de Portman se produce una semana antes de que la Corte Suprema de EE.UU. escuche los argumentos en dos casos relacionados con el matrimonio homosexual.