El elefante africano del bosque, en grave peligro

  • 6 marzo 2013
El número de elefantes del bosque se ha visto reducido drásticamente en los últimos diez años.

La población de elefantes africanos del bosque en África Central disminuyó un 62% en los últimos diez años, según un reciente estudio.

Un informe elaborado por expertos de la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre de Estados Unidos (WCS, por sus siglas en inglés), confirmó los temores de que esta especie está en vías de extinción, algo que podría ocurrir en la próxima década.

La organización que gestiona proyectos de conservación naciones e internacionales advierte que "es imperativo actuar de forma efectiva, rápida y en múltiples niveles" para salvar a los elefantes y además se mostró preocupada de que se los mate por su marfil.

Los resultados del estudio, elaborado por la WCS junto con otras instituciones, fueron publicados en la revista científica PLoS One.

Más de 60 autores participaron en el trabajo, liderados por las doctoras Fiona Maisels y Samantha Strindberg.

"Aunque nos esperábamos estos resultados, comprobamos horrorizados cómo el declive del número de animales durante sólo una década fue del 62%", le dijo la doctora Maisels a la BBC.

Las conclusiones también muestran que en áreas donde antes había muchos elefantes viven ahora pocos ejemplares.

Datos

Los científicos estudiaron bosques en Camerún, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Gabón y la República del Congo.

La doctora Maisels afirmó que los equipos responsables de la investigación cubrieron 12.875 kilómetros para compilar la mayor cantidad de datos sobre los elefantes del bosque de África, una información nunca antes recopilada a semejante escala.

Elefante de bosque africano
Los ecologistas advierten que los animales son cazados por su marfil.

"Se pueden obtener datos de la cantidad de elefantes al relevar sus desechos orgánicos. Medimos datos de 11.000 montones de excrementos", dijo Maisels.

La experta añadió que además se recogieron importantes elementos dejados por los seres humanos, como trampas y casquillos de balas, durante el relevamiento que duró entre 2002 y 2011.

Los resultados confirmaron las sospechas de los científicos.

"Los elefantes de bosque se encontraban cada vez menos en las áreas con alta densidad humana, altos niveles de infraestructura, de caza y baja calidad del gobierno (indicada por los niveles de corrupción y de ausencia de fuerzas de la ley)", comentó Maisels.

"También nos impresionó ver que grandes extensiones de bosque africano medianamente intacto que ha perdido a la mayoría de sus elefantes".

En perspectiva

Los conservacionistas advirtieron que casi un tercio del terreno donde vivían los elefantes del bosque hace diez años es ahora un lugar peligroso para esta especie, ya que los cazadores furtivos pueden acceder a estas áreas usando carreteras construidas para la explotación forestal.

El informe ha sido publicado en momentos en que se lleva a cabo la Convención en Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora en Peligro de 2013, que tiene lugar en Bangkok hasta el 14 de marzo.

La doctora Maisels explicó que la investigación de la Convención que monitorea la caza ilegal de elefantes ha mostrado que el incremento en los niveles de caza furtiva en África se relaciona fuertemente con la tendencia del consumo de marfil en el Lejano Oriente.

Según la agencia de noticias EFE, Elisabeth Bennet, de la WCS, propuso la prohibición de la venta de marfil frente una situación "ambigua" en el continente, ya que en algunos países es legal.

"Aunque fuera una prohibición temporal, esto serviría para frenar una caza ilegal que todo el mundo reconoce que está fuera de control", completó Bennet.

Acción inmediata

Marfil
Los expertos aseguran que el incremento en el tráfico de marfil está relacionado con un alza de la demanda en Asia.

El primer ministro tailandés, Yingluck Shinawatra, ya ha aceptado en la Convención de este año modificar las leyes de su país para prohibir el comercio legal de marfil.

Los ecologistas han llamado a la acción inmediata para proteger las poblaciones de elefantes que aún quedan en el bosque africano.

"La Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre le aconseja a la Convención que revise las necesidades y las lagunas en la ley –en todos los puntos de la cadena de comercialización, desde el terreno al mercado- que han conducido al fallo en el actual sistema de regulación del tráfico de marfil", dijo Maisels.

"Reducir la corrupción crónica y mejorar las leyes, que facilitan la caza furtiva y el tráfico, es crucial. Es también vital mejorar el control de las importaciones y las ventas de productos provenientes de la vida silvestre en los destinos de dichos productos, principalmente Asia", continuó.

"Las naciones receptoras y la comunidad internacional deben invertir fuertemente en educación pública y participación para informar a los consumidores sobre las ramificaciones del tráfico de marfil".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.