Mauritia, el continente prehistórico escondido bajo el agua

  • 26 febrero 2013
Rodinia
El supercontinente Rodinia se fracturó hace unos 750 millones de años. Al separarse mucho después India y Madagascar se habría desprendido el microcontinente Mauritia.

Fragmentos de un antiguo continente se encuentran enterrados bajo masas de lava en el fondo del Océano Índico, según un nuevo estudio.

Un equipo internacional de científicos encontró restos de una masa terrestre que se habría desprendido hace cerca de 60 millones de años, cuando India y Madagascar se separaron.

La franja de tierra, que ha sido bautizada Mauritia, se encuentra escondida bajo las islas Reunión y Mauricio.

El lecho del Océano Índico podría ocultar otros fragmentos desprendidos cuando los supercontinentes se fracturaron formando los continentes actuales. Los investigadores creen que las Islas Seychelles podrían ser un ejemplo visible de fragmento continental.

Supercontinente

Hasta hace aproximandamente 750 millones de años, la masa terrestre de nuestro planeta estaba concentrada en un único gran continente llamado Rodinia.

Si bien India y Madagascar se encuentran actualmente separados por miles de kilómetros de océano, en el pasado se hallaban uno al lado del otro.

Los científicos creen ahora haber encontrado pruebas de la existencia de una delgada franja de tierra, un microcontinente, que estuvo ubicado precisamente entre India y Madagascar.

Los investigadores llegaron a esa conclusión luego de examinar granos de arena de lava de las playas de Mauricio.

Circonio

Tierra
Cuando los continente migraron a sus posiciones actuales, los fragmentos de Mauritia se perdieron en el océano.

Si bien los granos provienen de una erupción volcánica que tuvo lugar hace cerca de nueve millones de años, contienen minerales mucho más antiguos: cristales de silicato de circonio resistentes a la erosión, con una antigüedad de entre 600 y 1.970 millones de años.

"Pudimos extraer cristales de circonio de la arena y este mineral es típico de la corteza continental. Son muy antiguos", dijo a la BBC el profesor Trond Torsvik, de la Universidad de Oslo, Noruega, uno de los investigadores.

Los científicos, de Noruega, Reino Unido, Sudáfrica y Alemania, concluyeron que los cristales de circonio eran restos de material que subió desde las profundidades de la Tierra hasta la superficie de la isla durante una erupción volcánica.

La ruptura de los continentes suele asociarse a erupciones. Burbujas gigantes de roca caliente se elevan desde capas más profundas, ablandando las placas tectónicas que se acaban fracturando.

Torsvik cree que pueden hallarse fragmentos de Mauritia a unos diez kilómetros de profundidad bajo la isla Mauricio y bajo un segmento del Océano Índico.

El microcontinente habría existido durante millones de años, desde la Era Precámbrica, cuando la Tierra no albergaba vida, hasta la era de los dinosaurios.

Pero cuando India comenzó a separarse de Madagascar derivando a su posición actual, el microcontinente se habría fragmentado y habría desaparecido debajo del mar.

Fragmentos

Otros fragmentos continentales podrían existir en el Océano Índico, según los investigadores.

"Actualmente las Islas Seychelles son una masa de granito o corteza continental prácticamente en el medio del Índico", explicó Torsvik.

"Pero en el pasado estas islas estuvieron al norte de Madagascar. Lo que estamos diciendo es que hay muchos de estos fragmentos continentales esparcidos en el océano".

El científico agregó que se requieren más investigaciones para determinar qué restos permanecen del microcontinente Mauritia. "Necesitamos datos sísmicos. También podríamos hacer perforaciones a grandes profundidades, pero eso costaría mucho dinero".

El estudio fue publicado en la revista Nature Geoscience.