Oscar Pistorius, auge y caída de un atleta excepcional

  • 15 febrero 2013
Oskar Pistorius
Pistorius en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Sudáfrica está consternada por la noticia de que Oscar Pistorius, uno de los grandes atletas de la historia reciente del país, fue arrestado y es acusado este viernes por el homicidio de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, quien murió de varios balazos en extrañas circunstancias en la casa que compartían ambos.

Lea también: Pistorius llega a la corte en Petoria

Pistorius no es un deportista cualquiera. Ha sido la inspiración dentro de su país y a nivel mundial. Representa la lucha del hombre que pese a haber quedado incapacitado de niño, consiguió casi todos los títulos y récords en el marco del deporte paralímpico como fuera de él.

BBC Mundo presenta el recuento de la trayectoria deportiva del atleta sudafricano.

Oscar Pistorius saltó a la fama a los 17 años al ganar la medalla de oro en los 200 metros planos en las Olimpiadas Paralímpicas de Atenas en 2004, momento desde el cual se convirtió en una de las figuras más conocidas del deporte.

El atleta sudafricano nació sin peroné en ninguna de las piernas, lo que derivó en la amputación de sus miembros inferiores de la rodilla para abajo a los 11 meses de nacido.

Lea también: La fama como maldición

Cuando tenía 15 años, su madre murió a causa de una reacción alérgica a un tratamiento para la malaria. Ella era la gran inspiradora de su vida.

La carrera de Pistorius empezó en el campo de Rugby, pero pronto una lesión lo llevó a las pistas de atletismo. En cuestión de pocos meses hizo su debut paralímpico, corriendo sobre prótesis de hojas de metal.

El joven de pelo rizado generó un gran revuelo cuando empezó a vencer a experimentados atletas individuales también amputados, ganando medallas de oro en las categorías de 200 metros planos y el bronce en los 100 metros planos en los Juegos Paralímpicos de Atenas.

Demostró ser un hombre que merecía ser reconocido en el deporte de discapacitados al ganar tres medallas más en el siguiente Campeonato Internacional Paralímpico (IPC) en Assen, Holanda, en 2006. Donde además rompió el récord mundial de los 200 metros planos.

Pistorius expresó su intención de correr en los Juegos Olímpicos y en 2007 compitió contra corredores no discapacitados. Su participación no fue bien recibida, muchos pensaban que sus prótesis le daban una ventaja sobre los corredores no amputados.

La Asociación Internacional de Federaciones Atléticas, IAAF, hizo una investigación y finalmente lo sacó de las competencias no paralímpicas en 2008.

Tras extensas pruebas científicas, la expulsión fue revocada en mayo 2008. Sin embargo, la suspensión fue revocada muy tarde para que Pistorius lograra participar en los Juegos Olímpicos de Pekín.

El sudafricano no se dio por vencido y participó en los paralímpicos del mismo año, ganando medallas de oro y rompiendo nuevos récords mundiales en los 100, 200 y 400 metros planos.

En 2009, el corredor sufrió heridas en su rostro en una lancha de alta velocidad en Sudáfrica y perdió su lugar en el campeonato mundial en Berlín.

En 2011, en el IPC de Nueva Zelanda, Pistorius fue derrotado por primera vez desde 2004 por el estadounidense Jerome Singleton en la prueba de los 100 metros planos en una final no apta para cardiacos.

Sin embargo, más tarde en ese mismo año, Pistorius estaba en tan buena forma que rompió su propio récord de 45,07 segundos en Italia, clasificando a IPC en Daegu, Corea del Sur.

Oskar Pistorius
Pistorius después de ganar la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos en 2012.

Alcanzó la semifinal de los 400 metros planos y además participó en la carrera de relevos de la misma distancia.

En 2012 logró hacer parte del equipo olímpico sudafricano para Londres 2012, convirtiéndose el primer amputado en competir en los 400 metros planos en unos juegos no paralímpicos.

El atleta recorrió todo el camino hasta llegar a las semifinales y aunque perdió la oportunidad de anotar una nueva marca personal, barrió con los tiempos del campeón mundial Kirani James.

En esa misma competencia participó en los relevos de 400 metros planos y tuvo el honor de llevar la bandera de Sudáfrica en la ceremonia de clausura.

Oscar Pistorius fue uno de los rostros emblemáticos de los Juegos Paralímpicos de Londres y apareció en una serie de campañas de publicidad antes del evento.

Sus acuerdos de patrocinio, incluyendo uno con la marca de ropa deportiva Nike, se estiman en US$2 millones.

Ganó dos medallas de oro y una de plata en los Juegos, en los que también se vio envuelto en una de las principales controversias de Londres 2012, al criticar sin disculparse, al brasileño Alan Oliveira que lo venció en los 200 metros planos, asegurando que la longitud de sus prótesis no era la adecuada.