BBC navigation

El número que le puede arruinar la vida a los estadounidenses

Última actualización: Miércoles, 13 de febrero de 2013
Casas en venta

Para los créditos hipotecarios, los bancos se guían por la calificación en los reportes de crédito de los consumidores.

Un punto. O dos. Ahí podría estar la diferencia entre ser o no propietario de una vivienda y alcanzar el tan añorado sueño americano.

Para la mayoría de los estadounidenses, pocas cosas son tan importantes como obtener un buen puntaje en la evaluación que empresas especializadas hacen de su historial de crédito.

El famoso numerito. Para muchos, un verdadero karma que, en el caso de un puntaje malo, puede afectar su capacidad de comprar casa, auto, o incluso de obtener un trabajo.

Por eso no extraña la controversia que generó el anuncio de esta semana que millones de estos informes elaborados principalmente por tres empresas especializadas, Equifax, Experian y TranUnion, pueden contener errores que afectan el puntaje crediticio, y por ese canal, la salud económica de grandes segmentos de la población estadounidense.

La evaluación fue preparada por la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés).

"Ahora muchos empleadores revisan el reporte de crédito de los candidatos como parte del proceso de contratación, lo cual dificulta aún más la obtención de un trabajo. A una persona con mal crédito le costará más trabajo conseguir empleo."

Amy Traub - Demo

Tras revisar 2.968 reportes de crédito con 1.001 participantes- el estudio de la FTC halló resultados sorprendentes: el 26% de los participantes tenían, al menos, un error que pudo o no tener un impacto significativo en la calificación crediticia del consumidor.

Según un comunicado de prensa en el sitio web de la FTC, el informe encontró que "cinco por ciento de los consumidores tenía errores en uno de los tres reportes de crédito principales que podrían llevar a que paguen más por productos como préstamos y seguros de autos".

Millones de posibles afectados

La agencia Equifax interpreta de manera ligeramente distinta los resultados del estudio e insiste que la gran mayoría de los informes de crédito son correctos. En una comunicación a BBC Mundo señala que los resultados del informe de la FTC "señalan que el 2.2% de los informes tenían un error que había tenido un impacto en el puntaje del consumidor".

Igual señala TransUnion, que en su reacción oficial a BBC Mundo agrega que "nada es más importante para TransUnion que la seguridad y exactitud de la información de los consumidores, y aunque la tasa de error material es baja, nos esforzamos continuamente por reducirla".

Pero, teniendo en cuenta que en Estados Unidos hay cerca de 200 millones de consumidores con informes de crédito, si la proporción de 2.2% de errores observada en el estudio se mantiene entre el público general, cerca de 4 millones de personas en ese país podrían tener problemas de crédito por cuenta de esas imprecisiones.

Equifax dijo a BBC Mundo que "estudios muestran que cuando hay un error y los consumidores usan el proceso de disputa quedan satisfechos con el resultado el 95 % del tiempo"

Más aún, señalan que "resolvemos 3 de cada 4 disputas antes de 14 días, la mitad del tiempo requerido por la ley".

El número mágico

Dólares

La recesión de 2008-2009 afectó la calificación crediticia de miles de consumidores de EE.UU.

Técnicamente, un reporte de crédito es una descripción objetiva y actualizada de las cuentas de crédito de una persona. Detalla la cantidad de deudas contraídas, el tiempo que las ha tenido, las cantidades atrasadas, el atraso o no de los pagos y la actividad reciente de las cuentas.

Se califica en una escala que va de 350 a 900 puntos.

Por lo general, una puntuación de 620 en adelante se considera de bajo riesgo para obtención de un crédito.

Si la puntuación es menor a 620, lo más probable es que a la persona se le dificulte la obtención de un crédito. Y si sucede, quizás tendrá que pagar una mayor tasa de interés.

De modo que si, por un error en el reporte de crédito, a una persona le quitan un punto y le adjudican 619 en lugar de 620, las consecuencias pueden llegar a ser muy serias.

Daniela Izaguirre, una agente de créditos hipotecas que trabaja en la ciudad de Tampa, Florida, explica a BBC Mundo: "Los bancos generalmente exigen una puntuación mínima de 620 para otorgar un crédito hipotecario. De hecho, una persona que tenga 620 puntos no califica para los mismos programas que otra con una puntuación mayor. El interés y las condiciones de los préstamos varían de acuerdo con esto, entre otros factores".

En caso de dudas

Thomas Hinton, de AAC, dice que en caso de que un consumidor piense que hay errores o inexactitudes en su reporte de crédito, lo primero que tiene que hacer es ponerse en contacto con la agencia de crédito y obtener el número del caso, para poder hacerle seguimiento al reclamo.

"Ya que la responsabilidad de corregir los errores en los reportes de crédito es del consumidor, hay que estar preparado para enviar las cartas de las agencias de crédito, los recibos u otra documentación que necesiten para corregir el error".

"En segundo lugar, cada vez que usted reciba correspondencia en una tienda u otro negocio que pueda ayudar a su puntuación de crédito, asegúrese de enviarla a la oficina de crédito para que puedan remover los aspectos negativos asociados a su puntaje de crédito".

Así, señala Izaguirre, la tasa de interés para una persona con 620 puntos varía entre 4 y 4,5%. Con 640 sería de 3,7%. Con 700, de 3%.

"Incluso, para rentar una casa muchos propietarios y agencias inmobiliarias se aseguran de que la persona tenga un mínimo de 600 puntos", dice Izaguirre.

El numerito también afecta el empleo

Amy Traub, analista senior en Demos, grupo de presión basado en Nueva York que busca promover mayores equidades en la economía, explica a BBC Mundo que un mal reporte de crédito puede afectar a una persona de muchas maneras.

"Puede dificultarle la obtención de un préstamo para la adquisición de un vehículo, la compra una casa o hasta la simple obtención de una tarjeta de crédito".

También puede tener impacto para una persona que está en busca de trabajo.

"Ahora muchos empleadores revisan el reporte de crédito de los candidatos como parte del proceso de contratación, lo cual desafortunadamente dificulta aún más la obtención de un trabajo", dice Traub.

"A una persona con mal crédito o que, por ejemplo, se haya declarado en bancarrota a consecuencia de la crisis, le costará más trabajo conseguir empleo", completa esta analista especializada en deudas del consumidor y la creación y calidad del empleo.

En efecto, según datos publicados por The New York Times en mayo de 2012, un estimado de 60% de los empleadores de EE.UU. revisa los reportes de créditos de los candidatos, lo que supone un importante aumento frente al 20% de mediados de los años 90.

Esto supone una amenaza para personas que se divorciaron, o que se enfermaron. O que debieron declararse en bancarrota o fueron despedidas de sus anteriores empleos, tras la recesión que afectó al país entre 2008 y 2099, y no estuvieron en capacidad de honrar sus compromisos de deuda.

"Espero que las tres compañías que realizan los reportes de crédito se esfuercen en corregir los errores detectados. Y que las diferentes agencias federales insistan en que estas compañías de crédito hagan un mejor trabajo. De esto depende el destino de mucha gente en el país", señala Traub.

"Punitivo e injusto"

Thomas Hinton, presidente y gerente general del Consejo Estadounidense de Consumidores (AAC, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa de los intereses de los consumidores explica a BBC Mundo que cada año reciben miles de quejas y consultas de sus 135.000 miembros en relación con los problemas de puntaje de crédito y sus frustraciones al tratar con las agencias de crédito.

"Francamente, creemos que la industria de las agencias de crédito hace un trabajo mediocre en dar respuesta rápida a las quejas de los consumidores y en la corrección de errores en los reportes de crédito", dice.

"Esto es lo que sucede cuando una industria está sub-regulada y se le permite atender los problemas de los consumidores a su propio ritmo, sin tener que enfrentar plazos o sanciones financieras".

"Cuando estos errores los cometen las agencias de crédito, es a la vez punitivo e injusto para el consumidor. Creo que es una de las razones de nuestra economía sigue marchando con lentitud. Los consumidores están teniendo problemas para obtener préstamos".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.