BBC navigation

El pueblo chino de las prósperas serpientes

Última actualización: Domingo, 10 de febrero de 2013

Zisiqiao, la aldea china de las serpientes

Con tres millones de serpientes, es la principal "aldea de serpientes" del pais. Con el comienzo del Año Nuevo chino, y el arranque del año de la serpiente, algunos criaderos esperan duplicar sus ganancias.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Es una aldea soñolienta con un secreto mortal. Hace un par de décadas, los habitantes de Zisiqiao se ganaban la vida gracias a la pesca y la agricultura.

Pero ahora crían culebras, entre ellas pitones, víboras y cobras. Hay tres millones en total: superan a los lugareños en una proporción de casi 3.000 a uno.

Sólo hace falta entrar a cualquiera de los más de 100 criaderos del pueblo para ver a las serpientes reptando en pequeñas cajas de madera, amontonadas unas sobre otras.

Durante los meses de verano pueden verse los nidos de concreto llenos de las especies más peligrosas del mundo. Una de ellas es particularmente temida por aquí: la llamada "serpiente de los cinco pasos".

Es tan mortífera, dicen, que si te muerde sólo podrás dar cinco pasos como máximo antes de morir.

Aquí crían reptiles por su carne, que se vende a restaurantes, y por partes de su cuerpo muy solicitadas en la medicina tradicional china.

Y con el comienzo del Año Chino de la Serpiente, que arranca este domingo, los habitantes Zisiqiao esperan 12 meses de prosperidad.

"Esperamos doblar las ganancias de nuestra compañía", cuenta a la BBC Yang Hongchang, el granjero de 61 años que introdujo la cría de culebras décadas atrás.

"Que la serpiente nos traiga prosperidad y felicidad".

Serpientes

La cría de serpientes ha impulsado la economía de la localidad china de Zisiqiao.

Alimento y medicina

Yang dice que la primera vez que cazó culebras salvajes fue para curarse de una grave enfermedad que sufrió de joven.

Vislumbrando una oportunidad de negocio, se volcó a la cría de reptiles y rápidamente amasó una pequeña fortuna. Otros campesinos siguieron su ejemplo.

Hay riesgos obvios en esta actividad. Yang cuenta el caso de un hombre que murió a causa de la mordedura de una serpiente venenosa.

Pero con la creciente demanda de culebras, el pueblo que antaño fuera pobre es hoy en día relativamente próspero: las ganancias de muchos de sus residentes superan las decenas de miles de dólares.

Lámpara de culebra

El Año Nuevo Lunar Chino comienza este domingo y según el horóscopo chino, este será el año de la serpiente.

“La domesticación de serpientes requiere experiencia y técnica”, explica Yang, quien afirma que su criadero es hoy una empresa multimillonaria.

Su compañía investiga cómo mejorar la dieta de los reptiles y nuevas técnicas para incubar huevos con el fin de aumentar los índices de supervivencia.

Las culebras son conocidas por sus propiedades curativas en la medicina china. Generalmente se toman en sopas o incluso en vino para reforzar el sistema inmunológico del paciente.

En la granja de culebras de Yang hay una tienda que vende productos como polvo de serpiente.

Aunque gran parte de sus ventas son locales, Yang dice que también exporta sus productos a Japón y Corea del Sur, así como a Alemania y Estados Unidos.

En su criadero conocí a un hombre que viajó miles de kilómetros en busca de tratamiento.

Cuenta que ha estado postrado en cama por tres años. Pero después de tomar medicina de serpiente por varios meses, afirma, ahora puede caminar otra vez.

“Las culebras son mis salvadoras”, dice. “Cuando llegué aquí les tenía miedo, pero ya no”.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.