¿Peligra la buena racha del aceite de oliva español?

  • 10 febrero 2013
Olivas

España es por lejos el mayor productor del mundo de aceite de oliva: el año pasado su producción representó 50% del total global.

Sin embargo, los agricultores del sur del país creen que sus cosechas disminuirán este año hasta en un 80%. Algunos piensan que un aumento del precio de este producto cada vez más solicitado es inevitable.

Donde sea que uno vaya en Jaén, en la comunidad de Andalucía, hay campos de olivos que se extienden hasta donde alcanza la vista.

De esta provincia sale alrededor de la mitad de la producción total española.

Mientras la cosecha de aceitunas se acerca a su final, los cultivadores de Jaén prevén una caída importante.

"La lluvia brilló por su ausencia", dice Diego Galindo, vicepresidente de la Cooperativa San Julián, quien describe la cosecha de este año como "realmente mala".

"Nivel peligroso"

Trabajadores recolectando aceitunas
Los trabajadores utilizan máquinas para sacudir las ramas y recoger las aceitunas.

Expertos en la industria como Juan Vilar, que ha escrito 14 libros sobre el aceite de oliva e imparte un curso sobre este producto en la Universidad de Jaén, cree que la caída de la producción puede sentirse en el resto del mundo.

"Este año España tendrá aceite suficiente para cubrir sólo el consumo interno", afirma.

Vilar argumenta que, como España produce normalmente entre el 40 y el 60% del aceite de oliva mundial, es posible que este año no se pueda satisfacer la demanda internacional.

"Si este año no tenemos aceite suficiente para cubrir el consumo total internacional, entonces el precio aumentará hasta un nivel peligroso", dice.

Para Vilar, "peligroso" quiere decir que implica el riesgo de que los consumidores se vean tentados a elegir alternativas más baratas.

Sin embargo, un experto de Deoleo, una de las mayores compañías de aceite de oliva del mundo, considera que la caída de la producción española no será tan marcada.

José María Collantes, director de la empresa en España e Italia, estima que la cosecha española será de alrededor de 50% de la del año pasado, que fue una cosecha abundante.

"Hemos tenido cosechas récords en los tres últimos años", dice Collantes, y explica que el excedente de los recientes años reducirá el impacto de esta mala cosecha.

"Como en cualquier otro mercado, si hay escasez de suministros el precio sube. No obstante, ya hubo un incremento del precio a finales de agosto de 2012, y no se prevé otro aumento para lo que queda de esta cosecha".

Oro andaluz

María Rodríguez
María Rodríguez trabaja en la cosecha de aceituna desde los 13 años.

Lo que sí está aumentando es la demanda internacional del aceite de oliva, especialmente desde economías en rápida expansión como Brasil, India y China.

Además de su sabor, parte de su atractivo son los supuestos beneficios para la salud, que han sido objeto de numerosos estudios realizados en universidades españolas.

Juan Vilar está convencido de que hay una correlación directa entre la alta esperanza de vida en países como España, Grecia e Italia, y la gran cantidad de aceite de oliva que allí se consume.

Según él, hay sólida evidencia de que la gente que toma una cantidad saludable de aceite de oliva en su dieta es menos propensa a sufrir ataques cardíacos o algunas formas de cáncer.

Pero, para obtener mejores beneficios para la salud, los entendidos dicen que el aceite tiene que ser extra virgen, que proviene de las aceitunas de mejor calidad y representa aproximadamente 20% de la producción anual española.

En los campos de Jaén, María Rodríguez, de 70 años, coincide con las bondades del aceite autóctono.

Ella, que ha trabajado en las cosechas de aceitunas desde que tenía 12 años, dice que "cura enfermedades y ayuda a la piel, te deja un cutis buenísimo".

"Para nosotros aquí en Andalucía, es nuestro oro".