El renovado retorno del pinball

  • 3 febrero 2013
Máquina de pinball

Hace 20 años era casi imposible escapar de los sonidos y las luces intermitentes de las máquinas de pinball ubicadas en pubs, bares estudiantiles y salas de juego.

La competencia de los videojuegos y las tragamonedas llevó a los flippers al borde de la extinción. Pero ahora existe la posibilidad de que estas gigantes tablas mecánicas experimenten un renacimiento.

Nuevas empresas están surgiendo con el objetivo de reintroducir el placer de impulsar "la pelotita de plata".

¿Qué hay detrás de este aparente retorno? Irónicamente, detrás están los juegos de computadoras, explica Andrew Heighway, director general de Heighway Pinball, una compañía de Reino Unido que tiene previsto lanzar su primer flipper dentro de poco.

"Ha habido un gran auge de los juegos de pinball en teléfonos inteligentes y videoconsolas en los últimos años", explica.

"Es probable que muchos de los niños que lo juegan nunca hayan visto una máquina de pinball real. Toda una generación se las ha perdido, pero gracias a estos juegos de video, hay un montón de jóvenes que entrenados para el juego original".

Ventas y precios

Máquina de pinball
Las máquinas de Heignway Pinball están diseñadas para minimizar averías.

Gary Stern, presidente de Stern Pinball, la única compañía que ha estado fabricando máquinas de pinball a lo largo de la última década sin interrupción, confirma esta tendencia.

"Hemos visto que las ventas han aumentado hasta un 30% en el último año, por lo que podemos decir que el interés ha vuelto", señala.

Los precios de las máquinas usadas también se han disparado.

La noticia no sorprende a Andy Netherwood, un hombre conocido en los grupos de pinball como "La Leyenda" por su capacidad de devolver la vida a casi cualquier máquina averiada. Según él, el número de artefactos en manos privadas también ha estado creciendo últimamente.

"Hace 12 años, cuando empecé, solía realizar uno o dos trabajos de reparación cada semana. "Pero desde hace poco hago reparaciones cuatro días a la semana o más".

A aquellos que compran una nueva máquina se les prometen una serie de innovaciones.

La primera creación de Heighway Pinball cuenta con una pantalla LCD a color integrada en el área de juego. Para su segundo flipper, planean tener una pantalla de video transparente de 117 centímetros, integrada en el tablero de la mesa de cristal.

La pantalla funciona igual que el heads-up display (HUD) utilizado por los pilotos militares (también conocido como "pantalla de visualización frontal") excepto que trabajará hacia abajo: los efectos de explosiones y otros gráficos se superpondrán a la visión de los jugadores del campo de juego.

Heighway, Stern y Jersey Jack Pinball -otra nueva empresa que está a punto de lanzar su primera creación- tienen planes de imitar los juegos de video mediante el añadido de un componente social online en las máquinas.

Socializar

Los jugadores podrán registrarse en un sitio web y luego identificarse con una máquina de pinball, iniciando quizás la sesión con un nombre de usuario y contraseña.

"Uno podrá competir con otras personas a través de internet, registrar sus puntuaciones y compararlas con las de otras personas a nivel local, nacional o internacional", dice Heighway.

"Las máquinas también podrán publicar la puntuación en Facebook, como lo hacen los juegos en línea".

Los jugadores que quieran hacerlo tendrán la opción de pagar por los juegos a través de su cuenta en línea, o enviando un mensaje de texto desde su teléfono, añade Heighway. Eso podría resolver el problema de quedarse sin monedas, aunque no está claro qué pasaría con la tradición de colocar una moneda en la máquina para guardar un lugar en la fila de juego.

Algunas máquinas de pinball tienen reglas muy complejas que rigen la forma de ganar pelotas extras y premios.

Máquina, Mago de Oz
La máquina de Pinball de Jersey Jack muestra clips de la película del Mago de Oz.

Antes se esperaba que los jugadores aprendieran a usarlas observando a otras personas jugar o por ensayo y error. Sin embargo, Stern Pinball ha introducido códigos de respuesta rápida en sus últimas máquinas, que pueden escanearse con un teléfono móvil para obtener videos instructivos.

Jersey Jack Pinball es dirigida por un veterano en la industria de juegos llamado Jack Guarnieri, que quiere ampliar su atractivo y conseguir que su audiencia principal no sólo sea masculina, sino que también incluya a mujeres y niños.

El primer producto de su empresa, que se lanzará a principios de la primavera, se llamará El Mago de Oz.

Incorpora una gigante pantalla LCD a color al final del campo de juego. Aprovecha la potencia de procesamiento integrada en la tabla para mostrar animaciones personalizadas y clips de la película, a medida que el juego avanza.

"Creo que es muy importante mantener la atención de las personas que están viendo el partido, así como entretener a los jugadores... añadir una gran pantalla de video es importante", dijo Guarnieri.

"Hoy en día los jóvenes no responden a las imágenes estáticas, sin importar lo impresionante que sean".

Solución de problemas

Si el pinball va disfrutar de una nueva edad de oro, hay otro problema que los fabricantes deberán resolver: en un pub, una máquina ocupa espacio pero no representa ninguna ganancia para el propietario.

Máquina de pinball
Quetzal permite a los usuarios realizar cambios en el software que gestiona las máquinas.

Además estos son aparatos complejos con cientos de piezas móviles que, cuando están en uso, reciben el golpeteo de las pelotas de acero que rebotan alrededor del campo de juego.

La mayoría de los pinball existentes utilizan microinterruptores mecánicos para realizar un seguimiento del balón. El problema es que estos interruptores terminan aplastados, o golpeados y fuera de posición.

La solución de Heighway Pinball consiste en introducir sensores sólidos debajo del tablero, fuera del camino de las pelotas de acero que vuelan, que se activan cuando una pelota pasa sin que exista ningún contacto físico.

Otro fabricante de pinball basado en España, Quetzal Pinball, ha abierto el programa informático que controla su máquina. Esto significa que además de la adición o modificación de las normas, cualquier persona con habilidades de programación podrá modificar el software para corregir los errores que podrían ocasionar el mal funcionamiento de la máquina.

También hay formas más sencillas de mejorar la fiabilidad: la mayoría de las máquinas de pinball tiene más de 100 bombillas incandescentes que necesitan ser reemplazadas con regularidad, pero las nuevas como El mago de Oz están equipadas con iluminación LED que prometen durar más que la propia máquina.

Independientemente de cualquier innovación, los juegos de pinball nunca serán completamente fiables. En un artilugio de hasta 3.500 partes conectadas por medio de cables, demasiadas cosas pueden salir mal.

La nueva generación de jugadores de flippers educados con juegos de video digitales podría pensar que estas peculiaridades le suman atractivo. Después de todo, como dice el viejo refrán de la industria: "Si no está roto, no es pinball".