Campaña sucia contra periodistas iraníes de BBC

  • 25 enero 2013
Usuario de internet en Irán
Periodistas iraníes afirman que el gobierno ejerce un férreo control sobre medios de comunicación nacionales.

Las amenazas a familiares, perfiles falsos de Facebook, campañas de intimidación y descrédito en medios oficiales de periodistas iraníes exiliados se han intensificado en las últimas semanas, denuncian periodistas del servicio persa de la BBC.

Miembros de este departamento reportaron amenazas de muerte contra familiares en Irán si no abandonaban la empresa y la difusión de informaciones falsas sobre supuestas prácticas sexuales, corrupción o tráfico de drogas.

No es la primera vez que las autoridades del país inician este tipo de tácticas, dicen los periodistas, pero sus afectados afirman que su intensidad ha aumentado notablemente en los últimos tiempos.

Escalada de amenazas

"Hace más de un año que empezaron las intimidaciones contra personal del servicio persa", explicó a BBC Mundo Sina Motalebi, editor de la página de internet de la BBC en persa.

"Hay un nuevo giro en la campaña, que es una ola de alegaciones sobre relaciones sexuales, espionaje y cosas similares. Es una nueva y sofisticada forma de hacerlo creando falsos blogs y perfiles de Facebook".

Según detalla Motalebi, la práctica consiste en crear falsos perfiles de periodistas de la BBC persa, principalmente del personal de televisión. En estos perfiles se cuelgan comentarios que en seguida son replicados en blogs.

Finalmente, estas informaciones se usan para elaborar artículos y reportes que son difundidos ampliamente por los medios iraníes.

Como parte de esta campaña incluso se habilitó una página falsa de la BBC bajo el nombre persianbbc.ir, cuando la dirección auténtica es bbcpersian.com, desde donde se publican noticias completamente distintas a las de la página genuína.

Dirigidas a mujeres

Página falsa de BBC
Una página falsa de la BBC Persa difunde informaciones completamente distintas a la original.

Motalebi opina que esta escalada de ataque se debe principalmente a la cobertura persa de la BBC de las pasadas elecciones en Irán en 2009, que estuvieron marcadas por fuertes protestas.

"También llevamos a cabo un debate activo entre iraníes e israelíes, que fue en ocasiones acalorado, pero que incluyó a todos los lados de la historia y genera conversaciones entre gente que tiene prohibido hablar entre ellos, y eso lo cuenta sólo la BBC".

La campaña de intimidación, señaló, se ha dirigido principalmente a las periodistas mujeres que trabajan en televisión. "Muchas lloran antes y después de los programas", apuntó.

"Escaló el año pasado, desde entonces no han parado las amenazas a familias, antes pasaba pero ocasionalmente".

Según explicó, parte de esta campaña incluye también llamadas falsas a programas en vivo, donde entrevistados por vía telefónica de repente empiezan a hablar de supuestos escándalos sexuales en la directiva de la BBC persa.

"Dicen barbaridades y eso termina en blogs y luego en medios. Tienen un mecanismo muy sofisticado. Ahora tenemos un sistema para evitar eso y comprobar la veracidad de los contactos".

Ante esta situación, Motalebi dijo que la BBC persa está estudiando iniciar acciones legales.

"Hemos denunciado el tema públicamente, hemos contactado a las autoridades y estamos proporcionando apoyo a nuestro personal y canalizando al público a perfiles auténticos en redes sociales".

"Pero lo que nos importa ante toda esta presión es permanecer imparciales y mantener el equilibrio informativo en nuestras coberturas. Ese es el motivo por el que empezaron los ataques.

BBC prohibida en Irán

Protestas en Irán
El acoso a periodistas iraníes exiliados aumentó desde las protestas de 2009 durante las eleciones presidenciales en Irán.

La BBC tiene prohibido reportar en Irán, así que el servicio persa no tienen ningún periodista reportando desde allí, por ello los reportes de la BBC persa dependen de las informaciones que envían ciudadanos y voluntarios desde el país.

"Dependemos del material que nos envían directamente o que es compartido en redes sociales, material que verifica nuestro equipo periodístico".

Tarea, dice que no es fácil, ya que "nos inundan con información falsa".

Los periodistas iraníes de la BBC no son los únicos afectados por esta campaña, casos similares han sido reportados por periodistas en otros grandes medios de comunicación, así como por reporteros freelance.