BBC navigation

¿Quién ganará la batalla del ron en Estados Unidos?

Última actualización: Viernes, 18 de enero de 2013
Bebidas alcohólicas

Para los países caribeños, el ron es mucho más que la bebida alcohólica que resulta de la fermentación de la caña de azúcar. Se trata del producto que ha potenciado el desarrollo de esas naciones durante siglos y que, en la actualidad, protagoniza una ardua discusión.

Desde 1917, todo el ron que se importa a Estados Unidos debe pagar un impuesto. Ese monto, en la actualidad, es de US$13,25 por galón.

El dinero recaudado (US$547 millones en 2009) es conocido como cover-over y se envía a los territorios estadounidenses de Puerto Rico y las Islas Vírgenes para incentivar la economía y, además, subsidiar la industria del ron.

Durante la reciente discusión en Washington para llegar a un acuerdo sobre el precipicio fiscal, el cover-over fue extendido por dos años más.

Sus grandes beneficiarios son dos gigantes multinacionales: Bacardi y Diageo, que produce la marca Captain Morgan. Por esa razón, productores del Caribe y también de Estados Unidos están denunciando una competencia injusta. En su opinión, estas empresas están siendo claramente favorecidas.

Las firmas rechazan estas afirmaciones. En un reciente comunicado público, Diageo sostuvo que "no está inundando a Estados Unidos con su ron" y alegó que su producto "premium" no compite con el ron producido en otras islas caribeñas.

¿Quién pierde?

Caña de azúcar

Los productores del Caribe están siendo afectados en distinta escala, dependiendo de su exposición al mercado estadounidense.

Luis Ayala, experto en ron y asesor de la industria ronera, explicó a BBC Mundo que las más afectadas con la norma tributaria estadounidense son las pequeñas industrias caribeñas que dependen de sus exportaciones a EE.UU., pues representan el 90% de sus ventas totales.

"Y también los consumidores, por supuesto. Si las empresas caribeñas no pueden competir contra los grandes en el mercado estadounidense, sus rones comenzarán a desaparecer y el cliente, que antes gozaba de una enorme variedad proveniente de Barbados, Grenada, Jamaica, Trinidad, etc, ya no tendrá productos para escoger. La diversidad es lo más atractivo de esta industria", asegura.

Con él concuerda, Robert Burr, autor de una guía de ron que lleva su nombre y organizador del Miami Rum Festival (Festival del Ron de Miami). Para él, se trata de un enfrentamiento entre David y Goliat.

La competencia

"El mercado artesanal de ron en Estados Unidos, al igual que el de las cervezas y el bourbon, tiene mucho potencial. Sin embargo, para elaborar un producto de calidad, se necesitan ingredientes de calidad. Si deben vender la botella a US$20 para poder competir, está claro que será muy difícil que obtengan ganancias. Mientras tanto, Bacardi y Diageo -además de tener dinero para el mercadeo y la publicidad- están prácticamente haciendo ron gratis. Ambas se están beneficiando de dinero estadounidense, mientras las compañías nacionales no pueden hacerlo".

Robert Burr, autor de la "Rob's Rum Guide"

"No creo que las protestas de los países caribeños vayan a tener un efecto en el gobierno de EE.UU. A quienes sí puede escuchar el gobierno es a los pequeños productores locales que están tratando de crear un negocio artesanal exitoso, producir buen ron y pagar a sus empleados un salario decente. Ellos están encontrando múltiples dificultades cuando intentan vender su producto a un precio competitivo", dijo Burr a BBC Mundo.

De hecho, los productores estadounidenses ya han reaccionado y expresado su molestia.

El director de comunicaciones de la American Rum Association, Matt Railean, escribió a BBC Mundo que los subsidios restringen el libre mercado.

"Las compañías productoras de ron de los 50 estados de EE.UU. no reciben el mismo trato y eso nos pone en desventaja", señaló.

"Controversia innecesaria"

Los conocedores de la industria, sin embargo, dejan claro que se trata de un asunto complejo, pues las islas necesitan esos subsidios.

"Está claro que la falta de ese dinero se traduciría en desempleo, cierre de negocios y peores condiciones de vida para los habitantes de Puerto Rico y las Islas Vírgenes", apuntó Ayala.

Eso es precisamente lo que defiende Donna M. Christensen, delegada -sin voto- de las Islas Vírgenes en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, quien en 2012 solicitó extender el cover-over (y lo logró).

Botellas de ron

A pesar de la polémica, las exportaciones de ron desde el Caribe hacia Estados Unidos han aumentado en los últimos años.

En conversación con BBC Mundo, Christensen defendió los subsidios diciendo que no son extraordinarios.

"Son los mismos incentivos que reciben otros territorios estadounidenses. Sólo estamos buscando maneras de expandir nuestra economía, sin la ayuda federal que el resto del país obtiene. No tenemos ninguna intención de causarle daño a ninguno de nuestros vecinos del Caribe".

Para ella, se trata de una "controversia innecesaria".

"Hace falta una mirada independiente para evaluar lo que está pasando. No entiendo la polémica, sobre todo porque las exportaciones de ron desde el Caribe hacia Estados Unidos están aumentando", señaló la delegada.

Cifras de la Organización Mundial del Comercio así lo confirman: hablan de un incremento del 12% entre el primer semestre de 2011 y 2012 en las exportaciones de ron realizadas por la Comunidad del Caribe (CARICOM) hacia EE.UU.

Comunicado de Diageo

"El único cambio significativo reciente que ha registrado nuestra producción de ron es el traslado de nuestra destilería de Puerto Rico a las Islas Vírgenes en 2011 (...) Diageo no está inundando a EE.UU. con ron, su producto premium no compite con el ron producido y vendido por los miembros de la WIRSPA (...) Diageo considera que la disputa actual no tiene fundamento y por ello busca entender lo que plantea la WIRSPA".

Pero, "aunque el volumen de las exportaciones haya aumentado, se está perdiendo mucho dinero", dice Frank Ward, presidente de la West Indies Rum and Spirits producers Association (WIRSPA).

Según él, con el fin de seguir compitiendo y conservar sus clientes, las empresas caribeñas están vendiendo a precios que están por debajo de sus costos de producción. "Y eso no puede mantenerse en el tiempo", dijo a BBC Mundo.

Ward deja claro que no tienen ningún problema con el cover-over, sino con la manera en que es usado. En su opinión "los enormes subsidios violan las obligaciones de Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio".

Y por ello, la WIRSPA -al igual que la American Rum Association- se están preparando para formular una queja oficial y esperar posibles soluciones.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.