El deportista que se enamoró de una mujer que no existía

  • 18 enero 2013
Manti Te'o
El jugador de fútbol americano asegura que fue víctima de una broma extraña.

Manti Te'o, jugador de Notre Dame -equipo de la universidad del mismo nombre, en Indiana, Estados Unidos- conmovió al mundo estudiantil y deportivo en septiembre de 2012 cuando se reveló que su abuela y su novia, enferma de leucemia, habían muerto el mismo día.

En ese momento, Te’o, de 21 años, recibió el apoyo de distintos grupos de seguidores e incluso se organizó una recolección de dinero divulgada en las redes sociales para apoyar la lucha contra la leucemia.

Hasta ahí la historia de este joven jugador es inspiradora y positiva, sobre todo porque después de estas muertes, mostró su mejor esfuerzo y resultados en la cancha, que lograron llevar al Notre Dame a la final del campeonato nacional.

Sin embargo, el jugador sorprendió al mundo deportivo este miércoles, al admitir en una declaración que su novia, Lennay Kekua, nunca existió. Por su parte, el equipo anunció que el jugador fue engañado con un romance en línea y por teléfono.

El engaño fue revelado horas después de que la página web deportiva Deadspin.com, publicara una investigación en la que se afirmaba que no había registro alguno de la existencia de Kekua.

Supuestamente Kekua estudiaba en la Universidad de Stanford, California, tenía 22 años y, tras superar un accidente automovilístico grave, había sido diagnosticada con leucemia, enfermedad de la que había muerto varios meses después.

Un broma muy extraña

Manti Te'o
Manti Te'o juega con el número 5, como apoyador o 'linebacker'.

Deadspin.com reportó no haber encontrado el certificado de defunción de Kekua, ningún registro suyo en la universidad y que las fotos de Kekua publicadas en algunos medios nacionales de EE.UU. eran las que otra mujer tenía en su perfil de Facebook.

En la declaración, Te'o dijo que fue víctima de una "broma enferma".

"Es terriblemente embarazoso hablar de esto, pero durante un lapso desarrollé una relación afectiva con una mujer que conocí en línea", aseguró en el comunicado.

"Mantuvimos una relación afectiva en la que nos comunicamos con frecuencia por internet y por teléfono, y yo desarrollé un gran afecto por ella".

"Darme cuenta de que fui víctima de lo que parece ser un una broma de mal gusto y una mentira ha sido doloroso y humillante".

La llamada que enervó a Te'o

Manti Te'o
Te'o dio una declaración en la que admitió que su novia no había muerto.

Aparentemente Notre Dame supo de la broma el 26 de diciembre pero mantuvo el asunto privado esperando el final del campeonato nacional, el pasado 7 de enero, en el que el equipo fue derrotado por sus pares de la Universidad de Alabama.

En conferencia de prensa el miércoles, Jack Swarbrick, director deportivo de Notre Dame, dijo que Te'o les informó a sus entrenadores en diciembre que había recibido una llamada del teléfono de Kekua a principio del mes.

"Cuando contestó, la voz era la de la misma persona con la que había hablado siempre, quien le dijo que no estaba muerta", dijo Swarbrick.

Dijo que Te'o estaba muy enervado con la llamada y agregó que su duelo fue real tanto como su afecto por esta persona.

Notre Dame es una familia

Aunque las inconsistencias en la historia han despertado toda suerte de suspicacias, no solamnete el equipo apoya a Te'o.

BBC Mundo habló con Daniela Núñez, estudiante de la Universidad de Notre Dame, quien aseguró que la tendencia entre los estudiantes es apoyar al jugador.

"Notre Dame es una familia, durante la temporada de fútbol, los estudiantes apoyamos a todo el equipo, pero a Manti siempre lo ponemos en un pedestal. Manti es asombroso, no sólo por su talento sino además como persona. Queremos creer que fue víctima de un engaño".

"El comentario más frecuente por estos días en la universidad es que los medios deben respetar su espacio, así hayan dudas de si fue o no un engaño", agregó la estudiante.