BBC navigation

El creciente problema global de la diabetes juvenil

Última actualización: Miércoles, 2 de enero de 2013

El número de casos de diabetes tipo 1 o diabetes juvenil se está incrementando rápidamente, especialmente entre los niños y muchos no son diagnosticados debidamente, señalan expertos.

Prueba de diabetes

Mucha gente no reconoce los síntomas de la diabetes juvenil.

Según un informe de la Federación Internacional de Diabetes, la diabetes tipo 1 es una de las enfermedades endocrinas y metabólicas más comunes en la niñez.

Y el número de niños que desarrollan esta forma de diabetes está aumentando en todo el mundo.

Actualmente unos 371 millones de personas sufren diabetes en el mundo, principalmente diabetes tipo 2 que se sabe es provocada por la obesidad y el estilo de vida.

Aunque se piensa que los genes juegan un papel en el desarrollo de diabetes tipo 1, los expertos no saben con certeza a qué se debe el incremento en los casos de la enfermedad.

Y además, en un número elevado de países cada vez más niños también están siendo diagnosticados con diabetes tipo 2.

Diagnóstico adecuado

La diabetes ocurre cuando el organismo no puede producir o utilizar eficientemente insulina, una hormona que permite que el azúcar de los alimentos sea procesada por las células y convertida en energía para que los tejidos y órganos funcionen apropiadamente.

SÍNTOMAS DE DIABETES TIPO 1

  • Necesidad frecuente de orinar
  • Mucha sed
  • Cansancio excesivo
  • Pérdida de peso

Si no se le trata adecuadamente la enfermedad puede producir complicaciones severas.

Una persona con diabetes tipo 2 puede permanecer sin ser diagnosticada durante mucho tiempo.

Pero en el caso de la diabetes tipo 1 si el paciente no recibe inyecciones de insulina diariamente para controlar sus niveles de glucosa, puede morir.

Aunque la diabetes tipo 1 puede aparecer en cualquier edad, es más común entre los niños y adolescentes menores de 14 años.

Según el informe de la Federación Internacional de Diabetes, en los últimos años ha habido un incremento de 3% anual de diabetes tipo 1 en el mundo, principalmente en menores de 14 años.

El principal aumento ha ocurrido en Europa central y del este y aunque no hay estudios sobre la incidencia en otras partes del mundo, se cree que las tendencias son similares globalmente.

Conociendo los síntomas

Se calcula que unos 78.000 menores de 15 años desarrollan la enfermedad cada año.

"Actualmente, el mal entendimiento de los síntomas de la diabetes tipo 1 es una de las principales razones por las que un número excesivo de niños ya están gravemente enfermos cuando reciben un diagnóstico"

Barbara Young

La enfermedad puede ser un enorme desafío para muchos niños y adolescentes. Además del impacto físico, la diabetes puede dificultar o limitar las relaciones sociales y puede afectar el progreso escolar del niño.

Según los expertos, es vital que la gente esté consciente de los síntomas de la diabetes tipo 1 porque si no se le trata rápidamente puede conducir a complicaciones graves e incluso la muerte.

El informe indica que cerca de 25% de los niños que desarrollan diabetes tipo 1 son diagnosticados cuando ya están seriamente enfermos.

Según Barbara Young, presidenta ejecutiva de Diabetes Uk, "es particularmente importante que los padres conozcan los síntomas de la enfermedad".

"Actualmente, el mal entendimiento de los síntomas de la diabetes tipo 1 es una de las principales razones por las que un número excesivo de niños ya están gravemente enfermos cuando reciben un diagnóstico".

Los principales síntomas, explica la experta, son: la necesidad frecuente de orinar, mucha sed, cansancio extremo y una pérdida inexplicable de peso.

"Los padres y cuidadores también necesitan entender que si un niño tiene alguno de estos síntomas necesitan llevarlo al médico urgentemente para que lo sometan a una prueba de diabetes tipo 1" agrega Barbara Young.

Contexto

En fotos

Destacamos

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.