BBC navigation

El suéter que tejió tu abuela ahora está de moda

Última actualización: Martes, 25 de diciembre de 2012

Llevar el suéter más feo está de moda esta Navidad

En varios países, la vieja tradición de usar suéteres tejidos a mano con dibujos navideños ha vuelto a ponerse de moda. Como nunca antes, los jóvenes están a la búsqueda de estas prendas en tiendas vintage y por internet.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Nadie podría haber imaginado que esos suéteres de lana, con llamativos dibujos, podrían ser el último grito en moda. Sin embargo, se han convertido en lo más deseado para diseñadores y famosos en estas fechas. ¿Cómo es posible que estas prendas de Navidad se hayan hecho tan populares?

Algunos vienen tejidos con un reno, o con copos de nieve, o con un simpático Papá Noel.

Confeccionados en lana con una gran variedad de colores, pareciera que sólo se visten para agradar a una abuela bien intencionada... pero sin demasiado buen gusto para la moda.

Estas prendas, que hasta hace poco cualquier adulto habría evitado vestir en público, ya no solo no son embarazosas, sino qeu se han convertido en un fetiche para los creadores de tendencias.

Cadenas de ropa de moda como Urban Outfitters o Topshop han llenado sus estanterías con todo tipo de suéteres de lana con adornos navideños.

Y diseñadores de alta costura se han sumado con sus propias propuestas. Ralph Lauren vende un suéter de cuello de tortuga adornado con copos de nieve por US$1.277 y Stella McCartney ha creado el suyo con dos ciervos saltarines por US$1.230.

El suéter de los famosos

Escena de la película "El Diario de Bridget Jones"

Colin Firth se atrevió a llevar este suéter en El Diario de Bridget Jones

Ya es frecuente ver a estrellas como Kanye West, Cheryl Cole, Justin Bieber, Taylor Swift o Matt Damon vestir estas prendas.

Para muchos, los suéteres navideños evocan a la película El diario de Bridget Jones (2001), donde el personaje de Colin Firth asitía con un cómico reno gigante a un encuentro familiar.

En Estados Unidos y Canadá ya se organizaban por aquella época las llamadas "Fiestas de suéteres navideños feos", en las que los invitados vestían la prenda más horrible que encontraran en el armario de sus padres.

Poco a poco, estas fiestas se popularizaron y muchos empezaron a buscar en las tiendas de segunda mano. Tanto que algunos empresarios comenzaron a ver el negocio en ciernes que escondían estas prendas festivas.

"Cuantas más cosas haya en el suéter, cuantos más adornos tenga y más recargado sea, mejor se vende", dice Adam Paulson, que en 2006 abrió su tienda en línea uglychristmassweaterparty.com.

Fenómeno hipster

"El negocio comenzó con jóvenes en edad escolar y ahora se venden para fiestas del trabajo"

Adam Paulson, empresario

El fenómeno se popularizó tanto que las tiendas más comerciales y los diseñadores empezaron a adaptar la idea para todo tipo de públicos.

Especialmente, los llamados hipsters, los jóvenes urbanitas bohemios, siempre pendientes de su cuidado -aunque desenfadado- aspecto.

Los que compran su ropa en tiendas de segunda mano de Nueva York, Williamsburg y el West End de Londres, sus vaqueros ajustados y sus gigantescas lentes con monturas vintage.

Ellos fueron los que comenzaron a recuperar las bicicletas de piñón fijo, las cámaras Polaroid y los cupcakes (o magdalenas), modas que después adoptó el resto. Y ahora llegó el turno del suéter.

"Todo este fenómeno del movimiento hipster ha ayudado mucho", dice Paulson. "El negocio comenzó con jóvenes en edad escolar y ahora se venden para fiestas del trabajo".

¿Ironía o nostalgia?

Suéteres navideños. Archivo

¿Llevaría estos suéteres a sus vacaciones de Navidad?

"No me importa el suéter en sí, sino la ironía" que conllevan, escribe el experto en moda del diario británico The Guardian, Hadley Freeman.

Según el columnista, la predilección por estas prendas es una prueba de que muchos varones británicos "se avergüenzan de las emociones genuinas".

No todos están de acuerdo. Jonathan D Fitzgerald, autor del libro No a la moral de tu madre: cómo la sinceridad está cambiando la cultura popular para mejor, dice que no hay nada irónico en los diseños de los suéteres de lana.

Más bien, asegura, estas prendas navideñas y la preferencia de los hipsters por todo lo retro y vintage tienen raíz en un deseo por lo sincero y cálido.

"La nostalgia es una gran virtud hipster", dice. "No se trata de ser irónico, se trata de ser kitsch".

"Y los únicos que dicen que vestir los suéteres que llevaba tu madre es una ironía son aquellos que tienen miedo a reconocer que les encantan".

Suéteres navideños. Archivo

Cuantos más adornos y dibujos mejor, dicen los fanáticos de estas prendas.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.