BBC navigation

¿Fue bueno para Italia el gobierno de la tecnocracia?

Última actualización: Sábado, 22 de diciembre de 2012
Mario Monti

Mario Monti llegó al poder sin ser elegido.

Mario Monti deja su cargo como primer ministro, diciendo que ha perdido el apoyo que necesita para gobernar.

Reemplazó a Silvio Berlusconi hace poco más de un año, cuando el costo del endeudamiento de Italia se acercaba a niveles insostenibles y los líderes de la eurozona estaban desesperados por encontrar un liderazgo creíble en ese país.

Sus logros más importantes ocurrieron en los primeros días de su gobierno, de acuerdo con Tito Boeri, profesor de economía en la Universidad Bocconi de Milán.

"La ley de estabilidad presupuestaria incluyó una reforma de las pensiones y de los impuestos a la propiedad raíz, que eran muy importantes para tranquilizar a los mercados", dice.

"Se demostró que el gobierno tenía autoridad y estaba preparado para entrar en acción."

La edad de jubilación se elevó a 66 años para hombres y 62 para las mujeres.

Las reformas también acabaron con normas que habían permitido que muchos trabajadores públicos se jubilaran a la edad de 58 años.

Cómo evitar el precipicio

Pero el mayor logro de Monti no tuvo que ver con los detalles de la reforma de pensiones, sino con el restablecimiento de la credibilidad en el sistema político italiano, según Fabio Basagni, presidente de Actinvest, un asesor financiero corporativo especializado en Italia.

"Su mayor tarea consistía en mantener a Italia lejos del precipicio", dice.

Mario Monti

Los costos del crédito para Italia se redujeron durante el gobierno de Monti.

El problema central de Italia a finales de 2011 era que el rendimiento de sus bonos a 10 años era de más del 7%, un nivel insostenible en el largo plazo.

Monti no fue elegido, pero formó un gobierno apoyado por una frágil mayoría en el parlamento. Después de su llegada al poder, los rendimientos de los bonos italianos cayeron a niveles más asequibles.

El plan original había sido que permaneciera en el poder hasta el final de la legislatura en abril de 2013, pero cuando el partido de Berlusconi, Pueblo de la Libertad, retiró el apoyo al gobierno, Monti dijo que iba a dimitir después de que el presupuesto fuese aprobado, lo que significaba que las elecciones se llevarían a cabo en febrero.

"Es importante recordar que el principal partido de la coalición era el de Berlusconi, así que había algunas cosas que simplemente no se podían hacer", dice Basagni.

"Le fue bastante bien - podría haberlo hecho mejor si hubiera recibido el apoyo de una mayoría más amplia."

Pasó revista

El siguiente paso de Monti fue la realización de una revisión de los gastos, lo que "podría haber sido más eficaz", según el profesor Boeri.

Algunos de los elementos más ambiciosos del plan de revisión de gastos no ocurrirán debido a la elección anticipada, de acuerdo con Robert O'Daly, analista de Italia en Economist Intelligence Unit.

"Había una propuesta para reducir el número de provincias pequeñas para ahorrar dinero, que ha sido bloqueada en el Parlamento y, probablemente, no ocurrirá al menos antes de un año", dice.

"Mi queja principal es que él no se valió de los altos niveles de apoyo público que tenía cuando entró para apoyar con más fuerza las reformas estructurales".

El veredicto definitivo sobre si Monti fue un buen primer ministro no se podrá establecer por un tiempo, ya que depende de su legado.

"¿Se mantendrá la Agenda Monti de disciplina fiscal y reformas estructurales?”, se pregunta O'Daly.

clic Lea: los mercados castigan a Italia

Otra parte de su legado puede estar en la manera como los italianos tratan sus impuestos, según Basagni.

"Mi queja principal es que él no se valió de los altos niveles de apoyo público que tenía cuando entró para apoyar con más fuerza las reformas estructurales"

Robert O´Daly, Economist Intelligence Unit

"La gente protesta por el pago de impuestos, pero son menos indiferentes al respecto", dice.

Monti podría tener la oportunidad de continuar ayudando a moldear el futuro de Italia si, como predicen algunos informes, decide presentarse a las elecciones del próximo año.

Pero no hay duda de que Monti hizo lo que se requería en noviembre de 2011, que era proporcionar un nuevo gobierno para inspirar la confianza internacional y mantener bajos los costos de endeudamiento, sin necesidad de elecciones.

"Tener elecciones el año pasado habría sido muy perjudicial - habrían sido unos tres o cuatro meses desastrosos", dice Basagni.

"Monti ofreció una solución puente, lo cual fue muy útil. Casi indispensable", concluye.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.