Yarmouk, la capital de la diáspora palestina en Siria

  • 20 diciembre 2012
Palestinos que abandonaron el campamento de Yarmouk por el conflicto sirio
Decenas de refugiados palestinos ha sido asesinados en Yarmouk en los últimos meses.

Yarmouk es considerado por muchos la capital de facto de la diáspora de refugiados palestinos.

Cuando las autoridades sirias decidieron crear en 1957 un campamento no oficial para aquellos palestinos que tuvieron que abandonar sus hogares durante la guerra árabe-israelí de 1948, acondicionaron un terreno que se encuentra situado ocho kilómetros al sur del centro de Damasco.

Con los años, este campamento se ha convertido en uno de los mayores de Medio Oriente.

Debido a la expansión demográfica y geográfica de la capital siria, Yarmouk es hoy en día uno de los distritos más poblados e importantes de Damasco.

Lea: el conflicto sirio en profundidad

Más de 140.000 refugiados registrados son residentes de este área densamente poblada, que cuenta con sus propias mezquitas, escuelas y edificios públicos.

Es administrado por el Ministerio Asuntos Sociales y Trabajo sirio, pero la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) proporciona servicios de salud y educación.

La tasa de alfabetización entre los palestinos de Yarmouk se encuentra entre las más altas, no sólo de Siria, sino de todo el Mundo Árabe.

Muchos son profesionales y las condiciones de vida son bastante mejores que las de otros campos de refugiados en Siria.

Poder político

Gran parte del éxito de Yarmouk se debe a la ley aprobada en Siria en 1956, que garantizó a los refugiados palestinos prácticamente los mismos derechos de los que disfrutan los propios sirios, particularmente en las áreas de empleo, comercio y servicio militar.

También aumentó significativamente su libertad de movimiento, algo de lo que los refugiados en países vecinos no disfrutan.

Tras el golpe militar de 1963 con el que el partido Baath subió al poder en Siria, los palestinos de Yarmouk crearon varias organizaciones para "oponerse" a la ocupación israelí de su tierra. Miles de jóvenes se unieron a nuevos grupos como Fatah o el Frente Popular para la Liberación Palestina (FPLP).

Cientos de estos jóvenes murieron en batallas contra el ejército israelí, muchos durante la invasión de Líbano de 1982.

Los combatientes palestinos lograron llegar a la línea de batalla gracias a la protección del ejército sirio, cuyas tropas estuvieron desplegadas en Líbano entre 1976 y 2005.

En 1983, los residente de Yarmouk atravesaron dificultades cuando el fallecido presidente sirio Hafez al Asad declaró a Yasser Arafat -líder de Fatah y la Organización de Liberación Palestina (OLP), persona non grata y le negó la entrada en el país.

Palestinos que salieron del campamento de Yarmouk por el conflicto sirio
Más de 148.000 palestinos están registrados en Yarmouk. Muchos han debido de abandonar sus hogares por el conflicto sirio.

Arafat acusó en ese momento a Al Asad de promover la división dentro de Fatah.

Además de expulsar a la dirigencia de la OLP, el gobierno sirio consideró Yarmouk como un fortín de la oposición y arrestó a miles de los seguidores de Arafat.

Tras esos acontecimientos, los residentes del campamento empezaron a concentrarse en actividades comerciales, más que en las políticas y militares.

Eso hizo que Yarmouk se convirtiera en un importante centro comercial de Damasco, en el que en la actualidad viven y trabajan miles de sirios.

Aprovechando las tensas relaciones entre la OLP y el gobierno sirio, los movimientos islamistas palestinos Hamas y Yihad Islámica intentaron llenar el vacío de poder político en Yarmouk.

Líderes de ambos grupos se trasladaron allí y reclutaron a muchos jóvenes para su causa. El líder de Hamas, Khaled Meshaal, vivió allí hasta que se negó a apoyar la manera en la que Bashar al Asad estaba manejando las protestas contra su régimen.

Una vez la oficina política de Hamas se trasladó a Egipto y Qatar a principios de 2012, Hamas dio su apoyo sin fisuras a la oposición siria.

En medio del conflicto

Palestinos que abandonaron el campamento de Yarmouk por el conflicto sirio
Los refugiados palestinos de Yarmouk se encuentran de nuevo en un viaje a lo desconocido.

La marcha de Hamas dejó a los residentes de Yarmouk sin ninguna representación política.

Una rama del Frente Popular para la Liberación Palestina -el mando general que apoya al presidente Al Asad- desplegó combatientes alrededor del campamento, con el pretexto de que querían evitar la infiltración de miembros del rebelde Ejército Libre de Siria.

Eso no evitó que el campamento se viera involucrado en el conflicto.

Decenas de refugiados palestinos ha sido asesinados en Yarmouk en los últimos 21 meses, según fuentes palestinas, que también han documentado la muerte de 700 palestinos dentro del territorio sirio.

El pasado 16 de diciembre, aviones del gobierno sirio bombardearon Yarmouk por primera vez, cuando el Ejército Libre de Siria intentó tomar control del campamento. Algunas personas habrían muerto cuando un proyectil impactó en una mezquita en la que se habían refugiado.

El gobierno sirio, por su parte, culpó al grupo yihadista Frente al Nusra.

En este contexto, los refugiados palestinos se encuentran de nuevo en un viaje a lo desconocido, obligados a dejar sus casas como sucedió con sus antepasados hace seis décadas.

Mientras los rebeldes buscar tomar control del campamento, los tanques del gobierno de Al Asad están determinados a retomar ese territorio.

Contenido relacionado