BBC navigation

Brasil: menos armas pero más letales que en EE.UU.

Última actualización: Martes, 18 de diciembre de 2012
Protesta

Protesta contra la violencia en Brasilia.

A pesar de que en Brasil hay muchas menos armas de fuego en circulación entre la población que en Estados Unidos, en 2010 murieron en el país sudamericano 36.000 personas víctimas de disparos.

Esa cifra es 3,7 veces superior a la de Estados Unidos, donde ese mismo año las muertes ascendieron a 9.960. Así, Brasil es el país del mundo con más cantidad de muertes por armas de fuego.

Las cifras fueron recogidas por un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés). Los datos brasileños fueron suministrados por el Ministerio de Salud de Brasil.

En Estados Unidos, el debate sobre el porte de armas resurgió después de la masacre en una escuela en el estado de Connecticut que provocó la muerte de 20 niños y 6 adultos.

clic Lea también: Las lecciones de los países que han impuesto controles

El acceso a las armas de fuego en ese país es mucho más fácil y es posible comprar armas en varios estados sin registro ni permiso de las autoridades. El derecho a la posesión está determinado por la propia Constitución.

En Brasil, la posesión de armas de fuego se permite solo después de un registro y análisis de los antecedentes de la persona, pero en líneas generales portar armas está prohibido, salvo en casos excepcionales.

Sobre la base de las estimaciones recogidas en 2007, el informe de la UNODC dice que en Estados Unidos había 270 millones de armas en manos de la población, en comparación con 15 millones en Brasil.

No está claro, sin embargo, si los números tienen en cuenta solo las armas registradas o si también incluyen las ilegales. Lo que está claro es que los estadounidenses están mucho más armados que los brasileños.

Pero mientras que en EE.UU. la tasa de muertes por armas de fuego en 2010 fue de 3,2 por cada 100.000 habitantes, el mismo año los brasileños contaron 19,3 muertes por cada 100.000 habitantes.

En proporción por cantidad de habitantes en América del Sur, Brasil ocupa el segundo lugar después de Venezuela, con 39 muertes por cada 100.000 habitantes (los últimos datos son de 2009) y Colombia, con 27,1 muertes por cada 100.000 habitantes (2010).

Si tenemos en cuenta Centroamérica y el Caribe, el primer lugar lo ocupa Honduras, seguido por El Salvador, Jamaica y Guatemala (ver gráfico).

México, que vive una espiral de violencia, vio saltar la tasa de mortalidad por armas de 2,9 por 100.000 en 2003 a 10 en 2010.

Impunidad

Los expertos consultados por la BBC ven diferencias en los grados de violencia y en cómo el tema es tratado por estadounidenses y brasileños.

Obama

La matanza de Connecticut reavivó el debate sobre la tenencia de armas.

Para el sociólogo Guaracy Mingardi, exsecretario de seguridad del municipio de Guarulhos (Sao Paulo) y actual presidente de la Comisión Nacional de la Verdad , "Brasil y EE.UU. tienen diferentes culturas de la violencia".

"El tema principal es la justicia. En Estados Unidos la posibilidad de que un homicida vaya preso es mucho mayor que en Brasil", dice. Según él, la impunidad abre paso a la violencia.

La naturaleza de los crímenes es también diferente. "En Brasil, la violencia interpersonal, como una pelea en un bar, entre vecinos o parejas representa más de la mitad de las muertes", dice.

Para José dos Reis Santos Filho, sociólogo y profesor de la Universidad Unesp de Araraquara, existe una cultura de la violencia en el país.

"En Brasil todavía hay una tendencia a resolver las cosas de inmediato y la gente rápidamente se va a las manos", dice.

"En Estados Unidos, el ataque a la integridad física es un tema delicado", comenta, y agrega que allí es más fácil obtener indemnizaciones ante los tribunales en caso de agresión.

Desarme

Santos señala que la ley contra armas de fuego en Brasil es mucho más dura que en EE.UU., donde es fácil acceder a las armas.

"Pero que haya una legislación progresista no significa que los ciudadano hayan avanzado en esta área", dice.

En 2003 entró en vigor el Estatuto de Desarme. Desde entonces, el gobierno comenzó a promover campañas de entrega de armas. Según el ministerio de Justicia, más de 612.000 armas fueron entregadas desde entonces.

Mingardi es optimista. Dice que desde entonces "Brasil está en una etapa de evolución".

Llama la atención, sin embargo, la gran cantidad de armas de contrabando.

"Con el Estatuto hay un control de las armas. Pero el punto es que hay una gran cantidad de armas ilegales que circulan en el país", agrega.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.