BBC navigation

¿Reavivará EE.UU. su antiguo amor por el cáñamo?

Última actualización: Lunes, 10 de diciembre de 2012
Semillas de cáñamo

El cáñamo, uno de los principales cultivos en la historia de Estados Unidos, fue prohibido hace años por su estrecha relación con la marihuana. Sin embargo, hoy varios estados quieren volver a cultivarlo.

Tras la legalización de la marihuana en Washington y Colorado, ¿podría estar el cambio a la vuelta de la esquina?

Hay una planta que se abre camino en la historia de la nación norteamericana.

Las velas de los barcos de Cristóbal Colón estaban hechas de ella. De ella también se hizo la primera bandera de los EE.UU. y fue utilizada en el papel en que se imprimió la Declaración de la Independencia.

Hoy, sin embargo, el cáñamo industrial está efectivamente prohibido por el gobierno federal, condenado por su asociación con el cannabis, su primo tóxico.

Mientras que el cáñamo no puede ser cultivado en los EE.UU., sí puede ser importado y utilizado para la fabricación de papel, textiles, cuerdas, combustible, alimentos y plásticos.

Sus defensores dicen que es un cultivo altamente versátil, que se ha vuelto popular entre los consumidores de Estados Unidos -un informe del Servicio de Investigación del Congreso estimó que el mercado anual de cáñamo al por menor en EE.UU. podría superar los US$300 millones (£188 millones).

Los parientes cannabis

cáñamo

Las hojas de cáñamo son muy similares a las de marihuana.

El problema del cáñamo es que, como la marihuana, contiene tetrahidrocannabinol (THC), sustancia química psicoactiva, aunque en dosis mucho más pequeñas que su pariente. Ambas, además, forman parte de la denominación cannabis sativa.

Mientras que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, según sus siglas en inglés) adopta una política de tolerancia cero hacia el THC, los defensores del cáñamo aseguran que habría que fumarse un poste de telégrafo de cáñamo para drogarse con ella.

Sin embargo, los defensores de su cultivo legal creen que los vientos de cambio están soplando.

Estados como Oregon, Dakota del Norte, Vermont, Montana y Virginia Occidental han respaldado su cultivo legal.

En el Congreso, una coalición poco habitual de legisladores, que van desde la extrema derecha a los republicanos a los demócratas liberales, están presionando para la reforma.

Y los votos en Colorado y Washington para legalizar, regular y tasar la marihuana podrían abrirle la puerta a la droga de menor potencia, según sus defensores.

El cáñamo y la memoria histórica

La marihuana en las encuestas

El 6 de noviembre los residentes de Colorado y Washington votaron a favor de legalizar la posesión y venta de marihuana para uso recreativo.

Otras medidas para aprobar el uso medicinal de la marihuana fueron votadas en otros tres estados, incluyendo Massachusetts, donde fue aprobada la propuesta.

Sin embargo, el cannabis sigue siendo una droga ilegal bajo la ley federal. Este choque podría enfrentar a la DEA con los Estados en los tribunales.

Después de todo, están en la memoria viva de los norteamericanos los abundantes campos de cáñamo en Kentucky y el medio oeste.

"Si nos remontamos a la década de 1940, los EE.UU. fue un productor de cáñamo muy grande", dice Isaac Campos, experto en narcotráfico de la Universidad de Cincinnati. "Era más rentable que el maíz y la soja".

Ya en 1607, el cultivo se produce en Virginia. Desde 1619, todos los hacendados de la colonia fueron obligados por ley a hacerlo crecer.

Los padres fundadores George Washington y Thomas Jefferson, cultivaban cáñamo en sus tierras. El cordón alrededor de la Constitución de los EE.UU. se hizo, supuestamente, a partir de cáñamo.

Incluso hace relativamente poco tiempo, fue visto como un importante cultivo.

Durante la Segunda Guerra Mundial era tan importante para los militares que los agricultores que lo cultivaban y sus hijos estaban exentos del servicio militar. En 1942 se filmó una película de información pública, “Cáñamo para la Victoria”, que se ha tranformado en una obra de culto entre las últimas generaciones de drogadictos.

En 1941, el más emblemático de los industriales estadounidenses, Henry Ford, produjo un coche cuyo marco plástico se hizo parcialmente de cáñamo y cuyo motor podía ser alimentado por combustible de cáñamo.

"Mucho se ha escrito sobre el tema en la historia", dice Eric Steenstra, presidente de la Asociación de Industrias de Cáñamo. "Pero este era un cultivo de importancia histórica".

Sin embargo, con la llegada del siglo XX el cáñamo comenzó a enfrentó dos obstáculos.

Uno fue la decadencia de la industria del transporte marítimo, lo que significó la caída de la demanda de cuerdas y velas de cáñamo.

La otra fue la culpa, a partir de la asociación con una sustancia que se convirtió en el foco de la angustia moral estadounidense.

"En la década de 1890, en México se creía que la marihuana causaba locura y violencia", dice Campos. "Por la década de 1910 la idea se asentó en EE.UU.

"Había tanto entusiasmo entre quienes querían prohibir la marihuana, que el cáñamo se vio envuelto en eso".

La Ley de Impuesto a la Marihuana prohibió en 1937 todas las variedades de la planta cannabis sativa, aunque se incentivó a los agricultores a cultivar cáñamo en tiempos de guerra. La Ley de Sustancias Controladas de 1970 prohibió explícitamente cualquier cannabinoide.

Hojas al viento de cambio

Plantación de cáñamo

El cáñamo sí se puede plantar en Europa.

Los defensores del cáñamo nunca desaparecieron del todo. El cáñamo casi no requiere de riego y utiliza alrededor de la mitad de la tierra del algodón para producir la misma cantidad de materia textil, por lo que los partidarios de la legalización dicen que es mucho más ecológico. La semilla de cáñamo y su aceite están de moda entre los entusiastas de la comida sana.

La decisión de Canadá en 1998 de legalizar el crecimiento de cáñamo bajo licencia parece haber impulsado a los legisladores del sur de su frontera.

Desde 2005, el libertario republicano de Texas, Ron Paul, ha presentado cuatro proyectos de ley a la Cámara de Representantes destinadas a que la agricultura del cáñamo legal. La más reciente de ellas, la Ley de Cáñamo Industrial Agropecuario de 2011, atrajo a 22 co-patrocinadores.

En agosto de 2012, el senador por Kentucky e hijo de Paul, Rand Paul, co-patrocinó junto con el el demócrata Ron Wyden de Oregon un proyecto de ley en la cámara alta que buscaba eximir al cáñamo de la Ley de Sustancias Controladas.

Unos 17 estados han aprobado leyes relacionadas con el cáñamo y 10 (Colorado, Hawai, Kentucky, Maine, Maryland, Montana, Dakota del Norte, Oregón, Vermont y Virginia Occidental) han aprobado proyectos de ley para eliminar los obstáculos en su producción.

Pero el gran obstáculo siguen siendo las autoridades federales. El cáñamo no puede cultivarse sin permiso de la DEA y la agencia se sigue oponiendo a su cultivo.

"’Cáñamo' es simplemente un término utilizado por algunos para crear la falsa impresión de que no es lo mismo que la marihuana", dice un portavoz de la DEA. "De hecho, bajo la ley federal, todas las plantas del género cannabis son marihuana".

Quienes se oponen a la legalización dicen que sería muy difícil para las autoridades determinar si las variedades ilícitas de cannabis sativa están creciendo ocultas en medio de campos de cultivo de cáñamo industrial.

Sin embargo, de acuerdo con Randy Fortenbery de Washington State University, quien ha estudiado la viabilidad económica de la producción de cáñamo, las iniciativas de los votantes en Washington y Colorado pueden hacer de este un punto discutible.

"Mucha de la resistencia se basaba en no ser capaz de diferenciar entre el cáñamo comercial y los cultivos de marihuana", dice.

"Pero si la marihuana se vuelve más aceptable, entonces este ya no sería un problema”.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.