BBC navigation

El triste y evitable final de un futbolista paraguayo en Indonesia

Última actualización: Jueves, 6 de diciembre de 2012
Diego Mendieta

El club indonesio Persis Solo, le debía varios meses de sueldo al futbolista Mendieta.

La muerte del futbolista paraguayo Diego Antonio Mendieta Romero, de 32 años, en la ciudad de Solo, Indonesia, ha despertado la ira de los fanáticos del fútbol indonesio y de varios jugadores profesionales en el mundo.

En contraste, en su natal Paraguay, aunque los medios han informado sobre la noticia y esta ha causado natural tristeza, no ha tenido la misma repercusión ya que se trataba de un jugador poco conocido en círculos deportivos nacionales.

Mendieta, quien pertenecía al equipo Persi Solo, murió el lunes aparentemente a causa de una fiebre tifoidea, en un hospital de la ciudad de la región de Java Central.

El club le adeudaba más de cinco meses de sueldo, suma cercana a U$15.000, pero el futbolista no tenía dinero para tratarse en Indonesia ni para viajar a su país a recibir la atención adecuada, que según los expertos, se reduce a un tratamiento con medicina antiviral.

La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro), calificó el hecho como una desgracia para el fútbol indonesio y aseguró que llevará el caso a la FIFA para que sea investigado.

Virus tratable

Meses atrás el atacante paraguayo fue diagnosticado con una enfermedad viral llamada cytomegalovirus.

"Yo le enviaba entre U$100 y U$200 para su alquiler y su comida. Lo último que le envié fueron U$500 para pagar su hospital, hace ocho días."

Valeria Álvarez, viuda de Mendieta

Algunos de sus seguidores deportivos le informaron a corresponsal de BBC en Indonesia, Karishma Vaswani, que Mendieta tenía una fuerte carga financiera y que no podía costear su tratamiento.

Varios testimonios indican que Diego Mendieta quería regresar a Paraguay cerca de sus familiares, pero no tenía cómo pagar el viaje.

A pesar de que la fiebre tifoidea es tratable con antibióticos, su tratamiento se dificulta si el sistema inmunológico del paciente se deteriora.

Aunque se ha reportado que el Persis Solo le había pagado a Valeria Álvarez de Mendieta, viuda del futbolista, el dinero que le debía, ella le dijo a BBC Mundo que hasta el miércoles no le habían transferido el dinero.

"A él le debían casi U$15.000 pero me dijeron que me van a dar U$9.000 porque van a descontar unas cuantas cosas", agregó en conversación telefónica desde Ypané, un pueblo cercano a la capital paraguaya Asunción.

El hospital le costaba a Mendieta U$1.000 semanales y para poder pagar parte de su hospitalización, contó con el apoyo de su esposa y una colecta que hicieron tres futbolistas paraguayos que juegan en Indonesia, según dijo la esposa de Mendieta.

Sin embargo, este dinero no fue suficiente y a Mendieta lo transfirieron a otro hospital de mucha menor categoría, donde no recibía medicamentos.

"Yo le enviaba entre U$100 y U$200 para su alquiler y su comida. Lo último que le envié fueron U$500 para pagar su hospital, hace ocho días", dijo entre sollozos la viuda del jugador.

Solo en Solo

Valeriana Álvarez

Mendieta deja una viuda, Valeria Álvarez y dos hijos huérfanos, de uno y tres años.

A pesar de tener varios colegas paraguayos que también juegan en Indonesia, Diego Mendieta era el único en la ciudad de Solo, ubicada a 50 minutos de vuelo de Yakarta.

Varios testimonios dicen que Mendieta no contó con apoyo del gobierno paraguayo en su enfermedad, sobre todo por desinformación, aunque su viuda asegura que él mismo le informó haber recibido la visita de Gustavo Burgos, consejero de la oficina consular en Yakarta, cuando estaba en el hospital y que no le ofreció apoyo económico.

Sin embargo, el consejero Burgos, según informa Radio Monumental de Asunción, habría asegurado que no tenía "registro de la presencia" de Mendieta en Indonesia, pero que se enteró de su hospitalización cuando otro deportista le informó del caso.

BBC Mundo trató de comunicarse con la embajada de Paraguay en Yakarta, pero al momento de publicarse esta nota no había llogrado obtener la versión oficial.

Por su parte, María Ramona Romero, madre de Diego Mendieta, intentó acudir a la Embajada de Argentina en Indonesia, por medio de su cuenta de Facebook, sin obtener respuesta, aprovechando el hecho de que su hijo había nacido en ese país.

"Las distancias son un obstáculo para que los paraguayos se vean en Indonesia, pero aproximadamente ocho jugadores paraguayos que viven en allá viajaron a acompañar el cadáver de Diego y llevarlo a Yakarta", aseguró Ireneo Acosta, periodista deportivo paraguayo y padre del jugador paraguayo en la liga indonesia que lleva su mismo nombre.

Se espera que en las próximas horas se defina quién será el encargado de escoltar la repatriación del cadáver, que hará el recorrido Indonesia-Malasia-Sudáfrica–Argentina–Paraguay, y que debe pasar todo tipo de controles sanitarios por cuenta del tifus.

"Malos manejos"

En su comunicado, la Fifpro exigió a la Federación de Fútbol de Indonesia (PSSI) tomar medidas para acabar con lo que califica de "mal manejo" de los equipos de fútbol en ese país.

En su cuenta Twitter, la PSSI manifestó su tristeza por la muerte de Mendieta y agregó que esta tragedia debe invitar a la reflexión sobre la situación del fútbol local y servir para despertar a las autoridades.

El fútbol es un deporte muy popular en Indonesia, pero la liga se encuentra en crisis desde que, en 2011, algunos equipos formaron una liga disidente que rivaliza con la oficial.

Sin embargo, varios de estos equipos, incluyendo al Persis Solo, han presentado problemas financieros, lo que ha causado atrasos en los sueldos de los jugadores.

Según la APPI son 21 equipos los que padecen una crisis financiera.

Los directivos del Persis Solo no han dado ninguna declaración, mientras que más de 1.000 fans indonesios despidieron el cuerpo el miércoles en su viaje a Yakarta, y muchos han manisfestado su indignación y tristeza por Twitter.

"Si yo fuera a hacer una lista de responsables, señalaría primero al Persis Solo, porque por cuenta de esa deuda Diego tuvo que quedarse más en Indonesia, luego a la PSSI" afirmó Ireneo Acosta.

Diego Mendieta deja dos hijos, de uno y tres años.

"Se hizo realidad su sueño de salir en todos los periódicos, pero desafortunadamente fue sin vida", dijo la esposa al finalizar la entrevista con BBC.

Para seguir informándose siga a BBC Mundo en Twitter: clic @bbcmundo

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.